www.diariocritico.com
Estado de alarma en el PSOE tras otra encuesta aún peor que las anteriores
(Foto: EP)

Estado de alarma en el PSOE tras otra encuesta aún peor que las anteriores

> No sólo perdería en votos sino también en escaños (80-77), según la encuesta de El Mundo > PP y Ciudadanos se quedan a nueve diputados de la mayoría absoluta

domingo 05 de junio de 2016, 02:22h

La tormenta amenazaba sobre Madrid, pero la auténtica descarga de rayos y truenos se produjo en la calle de Ferraz, para ser exactos en la sede del PSOE que ve cómo su optimista encuesta es prácticamente la única que no augura el temido ‘sorpasso’. Según el sondeo de Sigma Dos que publica El Mundo en su edición dominical, Unidos Podemos no sólo supera en votos a la hasta ahora fuerza hegemónica de la izquierda, sino que también lo hace en escaños (80-77) a menos de una semana de que comience la campaña electoral. Peor, imposible.

;

El PP, por su parte, parece haber encontrado su techo en 130 escaños, una ligera subida que para Mariano Rajoy puede ser más que una victoria. Con todo, el dato más sorprendente es el de Ciudadanos, que apenas sube una décima sobre el 20D, pero pierde tres diputados y de 40 pasaría a 37. Otro desastre para Albert Rivera, aunque en su caso la mayoría de las encuestas de otros medios sí contemplan que gane algún asiento en el Congreso. Paradojas de la ley electoral.

Y de la política porque está claro que la estrategia de Rivera no ha dado los resultados esperados a un político que vive subido a una montaña rusa, con subidas espectaculares y caídas en picado. Este domingo tiene otra oportunidad con la segunda parte de su particular debate con Pablo Iglesias en ‘Salvados’ que podría cambiar las previsiones de Sigma Dos.

Para las aspiraciones de Pedro Sánchez es el peor escenario posible. El líder del PSOE tuvo que digerir la noticia mientras escuchaba en directo en La Sexta a Pablo Iglesias asegurar que le tenderá la mano digan lo que digan las urnas, pero dejando claro que a la hora de gobernar manda el que haya obtenido más votos, algo que tiene bastante fácil por lo visto. Si además supera en diputados al PSOE, el 26J puede ser histórico.




Los datos


Estos son los datos de la encuesta de Sigma Dos publicada por El Mundo:

El PP sube 2,3 puntos, de 28,7% a 31%; gana 7 escaños y pasa de 123 a 130.

El PSOE pierde 1,7 puntos y del 22% baja al 20,3%; se dejaría nada menos que 13 escaños y los 90 actuales se quedaría en 77.

Unidos Podemos obtendría el 23,7%, apenas unas décimas por debajo de lo conseguido por separado el 20D [20,7% + 3,7%], pero conseguiría 80 escaños frente a los 71 de entonces. Nueve diputados que valen su peso en votos.

Ciudadanos sube una décima, del 13,9 al 14%, que se traduce en tres escaños menos. Es probablemente la víctima de la batalla de los ‘restos’ en un buen puñado de provincias donde unas decenas de votos decidirán -eso dicen los expertos- el último escaño.

El resto, otro clavo en el destino político de Pedro Sánchez, queda exactamente igual, es decir, con los independentistas catalanes sujetando la sartén de cualquier pacto de izquierdas: ERC mantiene sus 9 escaños, Democracia i Llibertad sus 8. El PNV los mismos seis del 20D también absolutamente necesarios. De los tres restantes, dos serán casi con toda seguridad para Bildu.




La ecuación del pacto


Con estos números, el encaje de los pactos sigue siendo el mismo. Pero sólo matemáticamente porque, por el lado de la gran coalición, el PSOE lo tiene ciertamente difícil para apoyar por activa o por pasiva un Gobierno del PP. Incluso sin Rajoy.

Sin embargo, es la única cuenta que suma lo suficiente: 207, muy por encima de la mayoría absoluta. La alternativa, PP y Ciudadanos, se queda corta (167, nueve por debajo de la mayoría absoluta) y exigiría la abstención del PSOE para superar la segunda votación de investidura. La gran pregunta es si el partido de Pedro Sánchez -y él mismo- sería capaz de asumirlo.

PSOE y C’s siguen en las mismas o peor. La vía del 130 se ha quedado en la del 114, exigua para gobernar y necesariamente condicionada por Podemos de una u otra forma. Se supone que el PP tampoco entraría en este juego sin formar parte del pacto. Y si ambos partidos sufren el castigo de los electores está claro que su pacto está muerto y enterrado.

Queda, pues, el combo PSOE-Unidos Podemos, atascado en un empate técnico que los jugadores, por supuesto, se niegan a admitir. El que gane, será presidente, es la apuesta de Pablo Iglesias. Y según él, gana el que tenga un solo voto más que el otro. O sea, él. Es lo que dicen de momento todas las encuestas menos una, la de Ferraz.




Las vías se estrechan


El ‘sorpasso’, además, no facilita el Gobierno ‘del cambio’. Incluso lo complica aún más al perder tres diputados en conjunto: la vía del 161 se queda en 157. Es decir, que no hay que descartar siquiera que algún diputado de Democracia i Llibertad tenga que votar afirmativamente junto a los 6 del PNV.

La alternativa a un apoyo que en teoría el PSOE rechaza de plano -ahora ya no tanto- es la abstención de Ciudadanos. Rivera ha dicho que, si depende de él, habrá Gobierno y no se repetirán las elecciones, por lo que no hay que descartar esta posibilidad.

Todas ellas ya estaban disponibles antes de disolver de nuevo las Cortes. Salvo que ahora, si el PSOE no consigue dar un vuelco a la tendencia que señalan las encuestas -excepto la suya-, la pregunta es qué hacer con Pedro Sánchez, cuya situación será insostenible.

La lógica dice que una derrota de este calibre exige una dimisión rotunda, lo que no es tan fácil con un gobierno pendiente de un pacto que sin el PSOE es imposible. El reloj, mientras tanto, volverá a correr y el Rey a convocar a los líderes de los partidos, uno de los cuales estará al borde de la implosión.

Todo es posible. Incluso que un triunfante Pablo Iglesias aproveche para dar uno de sus golpes de teatro y ceda, en un alarde de generosidad, la presidencia a Pedro Sánchez. Porque no lo olvidemos, él quiere ser vicepresidente.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.