www.diariocritico.com

Informe denuncia la 'cultura del dopaje' en el béisbol

El ex senador demócrata George Mitchell dio a conocer este jueves el informe sobre el dopaje en las Grandes Ligas y denunció la existencia de una "cultura" del consumo de substancias prohibidas entre los 30 equipos que configuran la competición del béisbol, el deporte pasatiempo en Estados Unidos.

El informe es la culminación de una investigación de 20 meses de Mitchell, contratado por el comisionado de las mayores Bud Selig para examinar la que ya es conocida como la "Era de los esteroides".

"Todos sabían del consumo y nadie quería hacer nada por dar solución, al estar más interesados en la obtención de buenos resultados económicos", destacó Mitchell en rueda de prensa.

"La responsabilidad es de todos y ha llegado la hora de cambiar por completo esa realidad, con una política seria de dopaje y con controles fiables e independientes", destacó Mitchell. "La era de los esteroides en el béisbol profesional debe llegar a su final".

Mitchell también da a conocer en su informe los nombres de jugadores estelares como los lanzadores Roger Clemens, Andy Pettitte y el dominicano Miguel Tejada entre los peloteros que han podido consumir substancias prohibidas para mejorar su rendimiento.

Barry Bonds, quien ya enfrenta acusaciones de perjurio por supuestamente mentirle a las autoridades federales sobre el uso de esteroides, también aparece en el informe.

Mitchell también establece varias recomendaciones importantes, para el control del consumo de esteroides y otras substancias prohibidas, pero de inmediato no se sabe si el informe producirá multas o suspensiones.

Los resultados de Mitchell están limitados a una falta absoluta de colaboración por parte de los jugadores, el sindicato, los dueños, los entrenadores, médicos y preparadores.

Ninguno de ellos ha querido ser partícipe de hacer un análisis serio de algo que todo el mundo sabía y que no era otra cosa que la manera "rampante" como durante la década de los 80 y 90 se utilizaron las substancias prohibidas y los esteroides.

Nadie cuestiona la integridad de Mitchell, pero si se han levantado voces críticas de que su trabajo no tendrá toda la validez que se necesitaba para desterrar de una vez por todas el dopaje del deporte del béisbol.

Mitchell también tuvo que hacer la concesión de examinar el informe con las Grandes Ligas antes de darlo a conocer para asegurarse de que su contenido no incluye ningún aspecto confidencial de sus organizaciones o de los jugadores.

Los dirigentes de las Grandes Ligas habían asegurado a los dueños de los equipos que iban a poder tener acceso al contenido para cerciorarse de que el informe no incluya información confidencial que podría violar el acuerdo del convenio laboral que rige el deporte pasatiempo nacional.

Además, la política antidrogas de las ligas mayores, que se incluye en el actual contrato laboral vigente desde septiembre de 2002, prohíbe a la oficina del comisionado, equipos y asesores que difundan los resultados de análisis, tratamientos y otra informaciones, salvo circunstancias muy especiales.

Mitchell es consciente de esa realidad y freno legal, ya que forma parte de la directiva de los Medias Rojas de Boston, actuales campeones de la Serie Mundial, y participó en uno de las comisiones de estudios financieros de las ligas mayores.

Sin embargo, Selig le asignó la investigación del dopaje en marzo de 2006, al considerar que era el profesional ideal para hacer ese tipo de trabajo.

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios