www.diariocritico.com

¿Qué personajes históricos serían nuestros actuales líderes políticos?

Rajoy sería el Duque de Wellington

El Duque de Wellington (Arthur Wellesley, 1769-1852) fue el más grande general británico de la Historia y llegó a ser el primer ministro. Famoso por su gran victoria de Waterloo, que enterró política y militarmente a Napoleón, era acusado por sus detractores de conservador, no arriesgar nunca y defensivo en exceso.

Él no lo negaba, simplemente les recordaba que quien se pudría en Santa Helena y llamaron 'mejor general del mundo' no era él, sino su enemigo francés.

Wellington prefería la defensa y la fortificación al ataque. Dejaba que los franceses se cociesen en su salsa y persiguiesen la gloria con ataques frontales que él rechazaba vulgar y victoriosamente causando enormes bajas sin sufrirlas apenas en sus tropas. Siempre tenía preparada una ruta de retirada antes de la batalla ante una eventual derrota, para minimizarla si se producía.

Ignoraba las críticas y las prisas de los demás, se movía como un caracol y sólo avanzaba si era seguro al cien por cien. Odiaba a los oficiales osados y prefería a los adictos a él aunque fuesen mediocres. Lo importante es que le garantizaran tranquilidad y no le desobedeciesen nunca: las ideas ya las ponía él. El Duque de Wellington murió a los 83 años, rico, famoso, invicto, con cientos de condecoraciones en su aburrida y sólidamente administrada mansión.

¿Les recuerda en algo su historia a la de cierto presidente del Gobierno y líder de un partido asediado por las críticas, las investigaciones de corrupción y muchos detractores pero que, sin embargo, continúa en su cargo, inasequible al desaliento?


Pedro Sánchez sería el Rey Pirro

Pirro (318-272 aC), que fue rey de Epiro, rey de Macedonia y rey de Sicilia, es conocido en la Historia por la famosa expresión a la que dio lugar con su nombre, la de la 'victoria pírrica'. Pirro fue un inteligente estratega griego y rey bondadoso, el cual vencía siempre a romanos, cartagineses, bárbaros, pero que nunca sabía aprovechar el triunfo. Un macedonio dijo de él que era el mejor general y el peor político que había conocido.

Después de cada victoria se enredaba siempre en los detalles, se enemistaba con sus aliados, sobrevaloraba sus fuerzas y fracasaba siempre en el último momento por su empecinamiento. Además, tenía fama de gafe y se enfrascaba en todas las guerras absurdas que veía en su horizonte en lugar de centrarse en lo importante.

Al final, su despedida fue de lo más absurda. Pirro murió descalabrado por un tiesto que le tiró una anciana en Argos después de una discusión absurda. Su reino se fue al olvido tras su deceso.

¿Les recuerda algo a cierto líder socialista, que se vio presidente y con los apoyos suficientes pero por alguna razón consiguió complicarse la vida hasta perder dos veces la investidura y verse abocado a unas nuevas elecciones que de nuevo perdería y probablemente con peores resultados en las urnas? Algunos ya dan por amortizada la vida política del secretario general de ese partido...


Pablo Iglesias sería Lenin

La Historia es bastante cruel a veces y a Vladímir Ilich Uliánov (1870- 1924) se le recuerda de manera gris como el líder comunista soviético que fue, pero fue un político y revolucionario que contribuyó a cambiar la Historia de Occidente.
Lenin no dudó en pactar con los imperialistas alemanes para traicionar a Rusia a cambio de hacerse con el poder absoluto de una nación ya sin zares.

Una vez consumada la Revolución, fue eliminando a todas las demás facciones y partidos que habían sido aliados de los bolcheviques, y aceptó liberalizar la economía (la NEP) cuando el comunismo resultó ser un desastre en los resultados. Lógicamente, de cara a la propaganda, pilar de su régimen y su arma preferida, mostraba a la URSS como la campeona de la igualdad y un paraíso social.

Lenin se fue deshaciendo de sus viejos amigos cuando le convenía. Se libró de un atentado que sin embargo le dejó en silla de ruedas para el resto de su vida, que fue ya muy poca, y muy oscura. Su diversión era urdir complots y trampas políticas y dar conferencias ante miles de obreros, lo cual le hizo famoso desde la nada a temprana edad.

Muchos ven en Lenin el reflejo de cierto político actual de nuestro país que supo desde joven emplear todas las herramientas de comunicación a su alcance, sobre todo la televisión, para llegar a las masas y erigirse, desde el más absoluto anonimato, en un líder de opinión y reflejo de un posible cambio social que estaría por llegar si los resultados acompañan a su también joven partido. Sin embargo, también se le conoce por sus continuas discrepancias con los suyos y la despedida de los antiguos socios que se salen de su línea oficial...


Rivera sería Pompeyo

Cneo Pompeyo Magno (106-48 aC), también conocido como Pompeyo o Pompeyo el Grande fue un político y general romano que llegó a comandar ejércitos con apenas 18 años. Le llamaban 'El muchacho' y los romanos le consideraban la única esperanza en aquella época en que la corrupta República se hundía.

Pero cuando Pompeyo tuvo que administrar fue un desastre, y cayó en los vicios que criticó de joven a los demás políticos de la anterior generación. Además, Pompeyo se equivocó a la hora de elegir a sus aliados y se enfrentó a Julio César, quien le aplastó rápidamente en el campo de batalla hasta devorarle también en los libros de Historia.

Pompeyo acabó exiliado en Egipto y asesinado por antiguos amigos a medida que envejecía.

¿A qué joven político que aspira a liderar el centro-derecha español le recuerda el muchacho Pompeyo? Muchos ven similitudes entre un brillante político y militar que, tras denuncian los hechos de los demás, no pudo suponer el cambio cuando tuvo la oportunidad de elegir a sus socios para hacer política.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • ¿Qué personajes históricos serían nuestros actuales líderes políticos?: Pompeyo, Lenin...

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    48165 | Jesus - 02/04/2018 @ 20:54:49 (GMT+1)
    Buenas, el retrato que muestran como Pirro de Epiro no es él sino que es Filipo de Macedonia (en realidad es una reconstrucción moderna de cómo podría ser su aspecto), el padre de Alejandro Magno.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.