www.diariocritico.com
Los bulos y verdades de las vacunas contra la Covid-19
Ampliar
(Foto: Chema Barroso (MDO))

Los bulos y verdades de las vacunas contra la Covid-19

Existe un gran desconocimiento acerca de las secuelas resultantes por el contagio de la Covid-19. Uno de los síntomas más comunes, según explica el director médico de la biotecnológica Igen Biolab Group, Luis Usán, es la aparición de problemas digestivos: falta de apetito, gusto y olfato, diarrea, náuseas, vómitos o incluso sangrado gastrointestinal en los casos más graves.

De hecho, el director médico explica que en el 20% de los pacientes, “la infección se manifiesta únicamente con síntomas gastrointestinales y suele coincidir con los casos más leves de la infección”.

El vocal de la Asociación Española de Vacunología (AEV), Jaime Jesús Pérez Martín, aclara el funcionamiento de las vacunas contra la Covid-19 para arrojar luz a este desconocimiento tan generalizado: “De forma muy básica, en general lo que se hace con las vacunas es inocular al organismo una parte del virus (aunque, dependiendo de la vacuna, a veces se inocula el virus completo) y siempre con una característica común: se inactiva el virus para que nunca pueda causar la enfermedad”.

Y añade: “Lo que se hace es exponer al organismo para que el sistema inmune pueda generar anticuerpos y nos proteja en caso de entrar en contacto con el virus”, concluye Pérez Martín.

¿Cuál es la realidad de los efectos adversos de las vacunas?

Bulo 1. ¿Es posible dar positivo en Covid-19 debido a la inoculación del virus a través de la vacunación?

El doctor Pérez Martín asegura que a través de las pruebas realizadas con hisopo nasal (prueba de antígenos y PCR), el resultado no puede ser positivo únicamente por la vacunación, sino que, en este caso, una prueba positiva reflejaría que la persona ha estado expuesta al virus y este ha penetrado en su organismo a través de la boca o la nariz.

En cambio, si lo que mides es la serología, la prueba detectará que el virus está en tu organismo y, esta vez, el resultado sí será positivo a causa de la vacunación.

Bulo 2. ¿Las vacunas contra el coronavirus tienen metales pesados?

Durante estos meses, se ha corrido la voz de que, al ser vacunados, algunos objetos como imanes o cubiertos se pegan a nuestro brazo sin ninguna sujeción a causa de los metales pesados que contienen las vacunas. “La única explicación para esta situación guarda relación con las diferentes características de la piel de cada persona, que nada tienen que ver con la vacuna, porque no tiene metales pesados”, señala Pérez Martín.

Y añade: “Debemos saber que cada vez los procesos de elaboración de una vacuna son mas rigurosos, tanto a la hora de establecer los parámetros de calidad como en el caso de los controles que deben pasar antes de liberar cualquier lote de vacunas”, concluye el doctor.

Bulo 3: ¿Es cierto que cuántos más efectos secundarios sufras, más protegido estará tu organismo frente al virus? Entonces, ¿las personas que no manifiestan efectos secundarios están menos protegidas a la exposición del coronavirus?

Los efectos adversos a la vacuna son una señal de que el cuerpo está respondiendo y creando anticuerpos frente a la amenaza inoculada. Sin embargo, el vocal asegura que estos síntomas no son lo esperable o deseable cuando se crea la vacuna, por lo que no van ligados al nivel de protección o a una cifra mayor de anticuerpos.

Bulo 4. ¿Es posible que las vacunas contra la Covid-19 reduzcan el tamaño del pene o el apetito sexual de los hombres?

El Jefe de Servicio de Urología de Ruber Juan Bravo 39 y coordinador de la Unidad del Varón, el Dr. Francois Peinado Ibarra, asegura que es "imposible" que las vacunas puedan reducir la longitud del pene y que esto puede deberse a otras razones como edad, aumento de peso, cirugía por cáncer de próstata o enfermedades específicas, entre otras posibles causas.

En el caso del apetito sexual, el doctor Peinado asegura que esto puede deberser a los síntomas que producen las vacunas, como la fiebre, y al malestar general que provocan, pero es pasajero.

Bulo 5. ¿Los senos de las mujeres crecen a causa de la vacunación?

Se trata de una verdad a medias. La doctora y neumóloga Olga Mediano explica que la inflamación de los ganglios de la axila "hace que no drene bien y provoque un aumento de pecho". Por su parte, la Asociación Española de Vacunología (AEV) asegura que se trata de un efecto secundario que se resuelve de forma natural en un periodo corto de tiempo, por lo que no es algo permanente. Además, en este caso, únicamente se hincha el seno de la axila afectada.

Bulo 6. ¿La vacuna protege frente al contagio?

Las sociedades científicas explican que, a pesar de que sí está demostrado que las vacunas reducen la probabilidad de contagio frente al virus SARS-CoV-2, no se puede decir que eviten la transmisión. Por tanto, una persona vacunada puede ser portadora sintomática o asintomática. De esta manera, la vacuna actúa sobre la respuesta inmunológica del organismo frente al virus, pero no evita el contagio.

Las verdades de los efectos secundarios

Al contrario de lo que mucha gente cree, el doctor Pérez Martín asegura que no es normal la manifestación de efectos adversos tras la inoculación de la vacuna: “Hay muchas personas vacunadas que no experimentan efectos secundarios”, apunta.

El médico apunta que los efectos adversos post-vacuna más habituales son la sensación de cansancio, hinchazón y enrojecimiento en el lugar del pinchazo (dolor que puede durar varios días en la zona) y febrícula de corta duración (se puede tratar con un analgésico básico).

En esta misma línea, el vocal admite que existen otros efectos secundarios excepcionales que, aunque son mucho menos frecuentes, también pueden manifestarse tras la inoculación: miocarditis en personas jóvenes, afecciones dermatológicas, lesiones cutáneas o ganglios en la zona de la axila.

Actualmente no existe un perfil conocido que explique por qué una persona responde mejor que otra a la vacuna contra la Covid-19. Sin embargo, en el caso del sistema digestivo, a pesar de que todavía no está clara la influencia que pueden tener estas vacunas en la microbiota intestinal, el doctor Usán explica que se sabe que esta juega un papel determinante en las infecciones virales.

El facultativo asegura que, debido a la experiencia que tiene la comunidad médica frente a las vacunaciones contra otros virus, como puede ser el de la gripe, se sabe que “en los pacientes que tienen una microbiota más frágil, la respuesta frente a la vacuna puede ser más pobre”.

Por Cristina Valdivielso (Madridiario)

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios