www.diariocritico.com

El viento condicionó las labores de la terna, pero Chacón y Cortés debieron estar mejor

Juan Leal muletea de rodillas al toro que después le hirió
Ampliar
Juan Leal muletea de rodillas al toro que después le hirió (Foto: Plaza1)

San Isidro: grave percance y oreja para Juan Leal en noble corrida de Pedraza desaprovechada

El francés, cuyo valor impresionó al público al volver herido a la cara del toro, sufre una cornada de 25 centímetros en región perianal

domingo 26 de mayo de 2019, 23:19h
Un valeroso Juan Leal cambió una grave cornada ante su primer enemigo por una oreja del mismo que recibió antes de entrar a la enfermería. El percance resblandeció al cotarro, sobre todo porque el francés, visiblemente herido y con parte de la taleguilla ensangrentada, volvió a la cara del animal, y pasó a los dominios del doctor García Padrós con el trofeo en la mano. Un fortísimo viento dificultó a los coletudos y es un atenuante a su flojo papel frente a una corrida brava en el caballo y nobilísima a la que se le caían las orejas, lo que no lograron ni Octavio Chacón ni Javier Cortés. En el festejo de rejoneo del domingo, con sólo media entrada y toros reglamentariamente afeitados de Los Espartales, cortaron una oreja Martín Burgos, Joa Moura Junior y Joao Telles, Pérez Langa dio vuelta al ruedo y fueron ovacionados Roberto Armendáriz y Rui Fernandes.

Todos los bicornes de Pedraza de Yeltes acudieron con alegría a los pencos y allí metieron los riñones y romanearon, algunos como el sexto galopando desde el mismísimo platillo para tomar la segunda vara. En tal sentido, el encierro ha sido el más completo en esta ya tercera parte transcurrida del abono. A tal catadura unieron un comportamiento de enorme bondad, llegando a los respectivos últimos tercios muy toreables. Pero ninguno de la terna lo aprovechó para hacer el toreo.

Es verdad que a lo largo de todo el festjo, con algunos altibajos, sopló un fortísimo viento que impedía el normal manejo de las telas, lo que es muy posible que influyera en la mentalidad de los coletudos. Sobre todo Chacón, en una de sus tardes más espesas, y Cortés, que tampoco le fue a la zaga en tal desafuero. Al menos Juan Leal vino a jugársela de verdad a cara o cruz -¿salió cara con la oreja y cruz con el percance?, sí, pero el francés se ha ganado la repetición. No por su calidad capotera ni muleteril, que deja mucho que desear.

Mas sí por el derroche de testosterona, por las ganas de triunfar al precio que fuera. Y así, ante el único burel que mató, se clavó de hinojos en el platillo al inicio de la faena y allí le dio cuatro redondos y dos de pecho jugándose el cuello. Ya de pie, poco decían sus muletazos ante un animal tan colaborador, pero en un descuido al volverse de espaldas al toro, éste le prendió y, lo que es peor, le cazó en el aire.

Se vio pronto que la cornada era fuerte, pero el francés tuvo los redaños de desoír los consejos de cuadrillas como de sus compañeros de terna y volver para algún otro pase sin musa y dos circulares por la espalda casi de plaza de talanqueras, y matarlo decorosamente. Cornada aparte, no era faena de premio, pero el cotarro estaba rendido al valor de Leal y flameó pañuelos suficientes.

Se insiste en el problema del viento, sí, pero… Pero tampoco cumplieron lo que se podía esperar de ellos Octavio Chacón, un jabato con las corridas duras y que parece que estas noblonas y toreables en plan artístico le van a contraestilo; ni Javier Cortés, que en sus últimos siete paseíllos esta campaña y la anterior en la Monumental sólo ha cortado una oreja.

El gaditano, vulgar y monótono con la flámula, tampoco brilló con el capote, y sí lo hizo el madrileño en un quite por primorosas chicuelinas rematadas con una bella media en el primero de la ventosa tarde. En la que es menester destacar la extraordinaria actuación con los rehiletes de la cuadrilla de Leal, que les obligó a saludar tras lucirse Agustín de Espartinas, Marc Leal y Manuel de los Reyes.

FICHA

Toros de PEDRAZA DE YELTES, desiguales de presentación con 2º, 5º y 6º muy justos; bravos, nobles y blandos. OCTAVIO CHACÓN. silencio; silencio; silencio tras aviso. JAVIER CORTÉS. silencio tras aviso; silencio tras aviso. JUAN LEAL: oreja en el único que mató. Plaza de Las Ventas, 25 de mayo. 12ª de Feria. Tres cuartos de entrada. Enfermería: Juan Leal fue atendido de herida por asta de toro en región perianal con una trayectoria hacia arriba de 25 cm que contusiona sacro-coxis, con posible fractura del mismo y con orificio de salida en región glútea superior izquierda. Exploración recto anal sin evidencia de lesión. Fue intervenido bajo anestesia general. Pronóstico grave.

CRÓNICA DEL FESTEJO ANTERIOR

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.