www.diariocritico.com
Sugar Baby: la controvertida figura de la joven que se relaciona con un hombre maduro por contrato
(Foto: La que se avecina)

Sugar Baby: la controvertida figura de la joven que se relaciona con un hombre maduro por contrato

lunes 23 de octubre de 2017, 12:12h

Lo primero que uno puede pensar a la hora de hablar de la figura de una 'Sugar Baby' es pensar en una chica de compañía e incluso en una joven que se prostituye por dinero. Pero no es así. Precisamente esta controvertida y compleja figura aparece para diferenciarse de las otras dos mencionadas, y también pueden ser representadas por hombres, claro está, aunque sea más minoritario.

Básicamente, una Sugar Baby es una joven que firma un contrato mercantil con un hombre de edad madura o de importante estabilidad profesional para recibir de él una 'tutoría' y un apoyo dinerario para pagar sus estudios o su carrera profesional. También puede ser un acuerdo únicamente vinculado a la compañía, sin tener que recibir dinero para estos objetivos, sino simplemente recibir conocimientos sobre la vida personal y profesional al lado de un hombre maduro al que llama 'Sugar Daddy', una figura paternal. Se suele resumir como una vinculación en la que se persigue "relaciones mutuamente beneficiosas".

La condición de la Sugar Baby es que debe ser una mujer soltera, ya sea madre de hijos o no. A cambio de la compañía que brinda a este 'daddy', recibe ayuda para su manutención o bien puede traducirse en asesoramiento para su vida diaria y cómo afrontar sus problemas.

¿Mantienen relaciones sexuales?

Lógicamente, aparece el siempre delicado tema de los vínculos sexuales y relaciones personales que mantengan ambos integrantes de esta pareja. Es el primer error, ya que no hay términos como "cliente", "chica de compañía", o similares. La joven que actúa como Sugar Baby no está obligada a mantener ninguna relación que no desee de manera voluntaria y ajena a presiones u obligaciones contractuales. Tampoco está contemplado como un extra al concreto, o que estas relaciones fueran pagadas aparte.

La mayoría de las Sugar Babies son estudiantes universitarias que quieren financiación para su carreras al tiempo que buscan asesoramiento profesional y contactos para futuros negocios o puestos de trabajo. A cambio, los hombres que las contratan aceptan cubrir los gastos que ellas consideren necesarios, tampoco siendo obligatorios.

Cuando alguna de las dos partes no se considera satisfecha en esta relación contactual que debería beneficiar a ambos, rompe el contrato mediante previo aviso, respetando las condiciones firmadas en el acuerdo.

¿Qué obtiene el hombre?

La pregunta puede parecer obvia ante todas estas condiciones previas: ¿qué obtiene el hombre que actúa como 'padre' o tutor? ¿Si no quiere sexo de manera directa, por qué se decanta por esta relación? Realmente lo que quiere este hombre es dejarse ver y acompañar por una joven atractiva, ya sea porque él no es tan joven o porque prefiere este tipo de relaciones a una tradicional relación afectiva de pareja.

No quiere compromisos, pero sabe que la sociedad le obliga a dar la imagen de tener una pareja o al menos estar acompañado por una mujer, y si es joven, esa imagen es más positiva para él, debido al sexismo imperante. Por supuesto, en algunos casos se dan situaciones de nulo interés sexual, ya que puede ocurrir que uno o los dos miembros de esta relación contractual sea homosexual.

Agencias que unen

Eso sí, como sucede para encontrar chicas de compañía o prostitutas, existen agencias para facilitar esa búsqueda a los hombres y jóvenes que quieran buscar a su respectiva pareja 'sugar'. Estas agencias, como por ejemplo 'Seeking Arrangement', facilitan el proceso a 3 pasos: registrarse como usuario, añadir una fotografía y llegar a un acuerdo final. Este tipo de webs definen así la relación para las Sugar Babies: "Un acuerdo en dónde las personas son directas entre sí y no pierden el tiempo. Permite que definan inmediatamente lo que necesitan y esperan de una relación. Nuestros perfiles permiten que los miembros declaren sus expectativas libremente". Consideran que ambos miembros de esta pareja son "emprendedores y disfrutan de una compañía atractiva a su lado".

Costes y tarifas

No hay tarifas asociadas a estos servicios prestados por la joven Sugar Baby. Pero se da por hecho que el hombre, al ser una figura paternal de éxito profesional o empresarial, contribuirá a la economía de la joven con diversas aportaciones indefinidas.

Se entiende también que ambas partes no abusarán de la otra en estos términos económicos, por lo que la joven debería justificar los pagos o contribuciones que haga su Sugar Daddy. Asimismo, el 'tutor' no abusará de los servicios de la joven obligándola a que la acompañe de manera continua.

En la television

La existencia de las Sugar Babies ha sido muy minoritario pero se ha hecho muy popular a partir de que en un capítulo de la conocida serie de éxito 'La que se avecina', emitada por Telecinco y que ya transcurre por su décima temporada, incluyera una trama con una Sugar Baby en su capítulo 3 de la mencionada sesión.

En ese capítulo, el personaje de Amador Rivas, interpretado por Pablo Chiapella, contrata a una Sugar Baby universitaria para dar celos a su ex novia, aunque también demanda de ella servicios sexuales, los cuales no obtiene en ningún caso.

La joven, encarnada por Sara Sálamo, además, abandona esta relación cuando descubre que no es ningún empresario sino que obtiene el dinero como 'pensión' que le ofrece mensualmente su esposa a cambio de no reclamarle el divorcio contencioso.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.