www.diariocritico.com

feria otoño

El abono de seis festejos se celebra entre este y el próximo fin de semana

También actúa Perera, que salió a hombros en el ciclo isidril, y se atreve a repetir ahora

No se esconden, como los mandamases del escalafón -menos Perera- y teóricas figuras. Todo lo contrario. De cara al año que viene podrían vivir de sus respectivos triunfos en el pasado abono isidril. Pero ellos vuelven a dar la cara en Madrid y sufrir el examen de su sacrosanta y exigente afición. Paco Ureña, que cortó tres orejas y fue declarado triunfador oficial, y Antonio Ferrera, que echó idénticos trofeos e su esportón y llevó a cabo la más inspirada faena de su ya larga trayectoria, harán el paseíllo en la Feria de Otoño. El ciclo, en el que destaca también la despedida de El Cid, se celebra durante el actual y el próximo fin de semana.

Impresiones de un periodista y crítico taurino catalán en las Ventas.

Uno recuerda por estas fechas cuando la temporada ya había terminado en la Monumental, el aliciente de acudir a Madrid para presenciar la Feria de Otoño. Ahora se acrecienta, a falta de de festejos taurinos en Barcelona ya no prohibidos, pero con el tancredismo de la "querida" familia Balañá. Y verlo por televisión...tampoco consuela. En un Octubre caluroso pero no agobiante vamos con ilusión a la plaza, escuchando ese runrún de acontecimiento cuando se acerca la hora de que suenen clarines y timbales: 6 de la tarde.

> Gran faena de Ureña malograda con la espada en un encierro de mucho interés

Oreja fácil para Marín, y mal Uceda

La verdad eterna del toreo: un hombre valiente sometiendo y creando arte y emoción frente a un animal fiero que vende cara su vida. O sea, lo que festoneó Diego Urdiales, en el cierre de la Feria de Otoño, ante 'Sevillanito', de la divisa de Adolfo Martín, al que cortó una oreja de peso. Los 'adolfos' constituyeron un encierro encastado e interesante en general, con matices, y Serafín Marín logró un trofeo, de menor enjundia, ante el último.

10 toros 10 saltaron a la arena y fracaso de los Cuvillo

Torrente está de moda cinematográfica. Pero, ¡ay!, en la cada día más casposa España, también. Y los toros, siempre tan matrimoniados con la realidad, no podían escapar a este individuo inventado por Santiago Segura, pero a la par tan actual. O sea, un festejo surrealista con 10 toros, 10 y culpabilidad en empresa, ganadero, veterinarios, presidente y coletudos. O sea, 'cognazo' de dos horas y media de corrida 'pa' 'na'. Ni para reírse ni 'na'.

Fandiño y Castaño se estrellaron ante un mal encierro de Adolfo

Toros de ADOLFO MARTÍN, bien presentados en general, excepto 2º, mansotes y descastados excepto el codicioso 1º y el nobilísimo 4º. ANTONIO FERRERA: palmas; oreja tras aviso. JAVIER CASTAÑO: silencio; pitos tras aviso. IVÁN FANDIÑO: silencio; silencio. Plaza de Las Ventas. 4ª y última de la Feria de Otoño. Lleno. 

El coletudo vasco hace este viernes su primer paseíllo

Donde el resto de las figuras, figuritas o figurones se 'tapan' -esconderse, en el argot taurómaco-, hay uno que da la cara y en dos ocasiones. Es el matador que intenta la pureza dentro de los ruedos y la dignidad, torería y cariño por su profesión fuera. Además de someterse al examen de la cátedra venteña, en una de las dos tardes contratadas lidiará bicornes de los duros, de los encastados, de los que no gustan a los mandamases del escalafón, el de Adolfo Martín. Pongamos que se habla/escribe de Iván Fandiño. Y olé.

-Resumen de un ciclo tan vulgar como se esperaba

Por Ángel Arranz

Llamar Feria Taurina de Otoño a tres corridas de toros, una novillada con picadores y una sin ellos, todo en cuatro días, es una falta de respeto a los aficionados y a la simbología y prestigio de la primera plaza del mundo. Eso es como llamar crecimiento al endeudamiento; es como dar confianza al engaño y la incertidumbre; es como llamar "mediáticos o líderes" a dichos, hechos o personajillos frívolos, mediocres o maniáticos.

Mala tarde de David Mora y mal lote para Aguilar

Toros de VALDEFRESNO y 3º de FRAILE MAZAS, con trapío, cornalones, mansotes, manejables, nobles y flojos; 5º inválido. SERGIO AGUILAR: ovación; silencio. IVÁN FANDIÑO: oreja protestada tras aviso; vuelta al ruedo tras aviso. DAVID MORA: pitos; silencio tras aviso. Plaza de Las Ventas, 6 de octubre. 3ª de la Feria de Otoño. Casi lleno. 

Novilleros punteros y despedida de Fundi

Fandiño-Mora. Mora-Fandiño. Tanto monta, monta tanto. Porque son los dos únicos matadores de los altos puestos del escalafón que se atreven a dar la cara ante la afición más exigente del planeta táurico. Pongamos que se habla/escribe de la de Las Ventas, donde se abre una Feria de Otoño a la que, como es habitual año tras año, el resto de figuras o figuritas o fugurones se niegan a actuar. También es noticia el último paseíllo de El Fundi, que se retira de una profesión en la que ha bregado siempre con la máxima dignidad ante las divisas más duras.

Hasta las ínfulas patrióticas del coreado grito "¡Viva España!", que atronaron durante la primera parte de la corrida desde un graderío, con multitud de enseñas rojigualdas por doquier, henchido de españolismo en muchos de sus ocupantes, se fueron diluyendo después por la desilusión de un encierro de Adolfo Martín soso y descastado hasta la desesperación y que volvió a defraudar. Como se diluyó el triunfo que buscaban Juan Bautista (en la foto) y Paco Ureña pese a sus intentos en una corrida patriótica hasta en los colores de las banderillas.

Será el próximo día 13 de mayo en torno a una mesa redonda que contará con la participación de Fernando Jáuregui, Víctor de la Serna, José Luis Cuerda, el bodeguero Patricio Cruz y Lorena Ruiz Ponce, responsable territorial Agro La Mancha de Banco Santander

Buen encierro del Puerto y sólo dos buenas faenas del coletudo

Tarde espesa para los rojiblancos y muy en especial para uno de sus mayores hinchas, el torero Miguel Abellán. Si el equipo era vapuleado en Valencia, el coletudo no pasaba del empate, ni estrenaba su casillero de goles -orejas- en su gesta en solitario en Las Ventas, donde no estuvo mal, mas tampoco alcanzó el sueño de la Puerta Grande. Perdió algún trofeo por la espada, pero en conjunto queda poco que recordar más allá de su entrega y oficio. No perdió como el Atleti, pero...

Novilleros punteros y cierre con los 'adolfos'

Miguel Abellán pretende cerrar su 'annus mirabilis', el de su reaparición en los ruedos, con la guinda al pastel de una buena temporada. Y nada mejor que la gesta de enfrentarse a seis toros en la cátedra venteña, donde ya tuvo una actuación heroica -grave percance y oreja- en el pasado San Isidro. Se convierte así en el protagonista indiscutible de la Feria de Otoño, a la que siguen rehuyendo las figuras, con excepción de Fandiño.

Faenón del de Salteras y ortodoxia del vasco

Tres toros de CORTÉS -1º, 5º y 6º- y resto de VICTORIANO DEL RÍO, desiguales de presencia aunque con trapío, casi todos cornalones; justos de fuerza, con los dos primeros casi inválidos; mansotes y nobles, con 4º, boyante. EL CID: silencio, vuelta tras aviso. IVÁN FANDIÑO: oreja tras aviso; silencio. SEBASTIÁN RITTER, que tomó la alternativa: saludos; silencio. Plaza de Las Ventas, 4 de octubre. 2ª de la Feria de Otoño. Más de tres cuartos de entrada. 

En una de ellas, además, frente a los 'adolfos' 

Ejemplar Iván Fandiño. A diferencia del resto de coletudos que encabezan el escalafón, considerados generalmente como figuras y reacios a pasar el examen de la cátedra madrileña, el de Orduña será el máximo protagonista de la Feria de Otoño con sus dos paseíllos. Con el valor añadido de que en una de sus dos tardes se enfrentará a bicornes de Adolfo Martín -divisa triunfadora en San Isidro-, uno de los hierros de los que también huyen el resto de los considerados figuras. Todo un gesto por parte de Fandiño, que también se preocupa de acercar la Fiesta a los jóvenes, regalándoles entradas.

Robleño, Castaño y Aguilar se quitaron la corrida con profesionalidad

Toros de PALHA, desiguales de presentación, con 3º y 5º escurridos; escasos de casta y peligrosos, excepto 1º y 2º, y justos de fuerza. FERNANDO ROBLEÑO: silencio; palmas. JAVIER CASTAÑO: ovación; silencio. ALBERTO AGUILAR. silencio; silencio. Plaza de Las Ventas, 7 de octubre, 4ª y última de la Feria de Otoño. Casi lleno. Saludó clamorosamente tras parear al quinto el banderillero David Adalid

Tampoco la terna de coletudos punteros destacaron

Por Emilio Martínez

Dos novillos de ALCURRUCÉN y 2º, 3º, 4º y 6º de EL CORTIJILLO, desiguales de presentación, descastados, flojos  y nobles excepto el último, que desarrolló genio. GÓMEZ DEL PILAR: silencio, silencio. LUIS GERPE: silencio; silencio tras aviso. GONZALO CABALLERO: silencio; silencio. Plaza de Las Ventas, 4 de octubre. 1ª de la Feria de Otoño. Dos tercios de entrada.

FERIA DE OTOÑO

Una entonada y muy torera faena de El Cid, que recordó sus mejores tiempos con su toreo al natural, fue lo único destacable del segundo festejo de Otoño, en el que fracasó totalmente la ganaderia de Puerto y parcialmente lo hicieron Castella y Perera.