www.diariocritico.com

narcos

La segunda parte de esta tercera temporada de 'Narcos' ha sido bastante mejor que la primera, dando al derrumbe final del Cartel de Cali un tono de cine negro, muy en el estilo de Raymond Chandler, con una visión muy pesimista de todo el asunto que se resume en la frase que se le escucha decir al jefe de la CIA en Colombia contestando al agente Peña, "¿la guerra contra la droga? Vamos hombre, la perdimos hace tiempo". Tanto Peña, como los creadores, lo tienen claro, a pesar de todos los arrestos, siempre hay alguien esperando, mientras haya un mercado, habrá alguien dispuesto a hacer negocio.

Netflix ha enseñado el tráiler de su tercera temporada, la primera sin la presencia del carismático Pablo Escobar. Por lo que se puede ver, tras la muerte de éste el cartel de Cali se hace con el control del negocio y se convierte en el nuevo enemigo público número 1.

Aunque ha sido gracias a 'Narcos', la popular serie de Netflix, la moda por los grandes narcotraficantes de la historia y, en concreto, el interés por Pablo Escobar Gaviria no es nuevo. Sin embargo, el empuje mediático de todo lo que se hace desde Estados Unidos ha bastado para que medio planeta esté enganchado a la trama de esta serie en la que el patrón de la cocaína más conocido del mundo, el colombiano Escobar, es el malo malísimo más despiadado.

¿Quién dijo que el verano no era un buen tiempo para ver series? Agosto y septiembre llegan cargados de nuevos estrenos y regresos muy esperados para los serieadictos, de una serie con toque Pixar y canciones de los Beatles a la visión de Baz Luhrman (director de 'Moulin Rouge') de los inicios del hip hop, además de los regresos de Sheldon Cooper y Pablo Escobar.

Las dos primeras temporadas de 'Narcos' tuvieron un claro protagonista y no, no era el agente Steve Murphy, era Pablo Escobar, el patrón del mal, un personaje de esos cuya historia parece ficción pero no lo es. Un personaje colosal que estuvo muy bien interpretado por el brasileño Wagner Moura, a pesar de los problemas con el acento, que parecía ser el principio y fin de la serie.