www.diariocritico.com

The Leftovers

'The Leftovers' se ha despedido por todo lo grande, con un capítulo final que, desde ya, la mete de lleno en el canon de imprescindibles de esta edad de oro de la televisión. El adiós ha venido con una actuación descomunal por parte de Carrie Coon y una loa al amor, como única solución al dolor de la pérdida.

((ATENCIÓN SPOILERS))

Quedan solo dos capítulos para que termine 'The Leftovers' y, si todo sigue a este nivel, pase a engrosar las filas de las series grandes, las que dejan poso. Puede que sus niveles de audiencia la marginen como a una serie de culto pero, si existe algún tipo de justicia divina, la debería pasar como 'The Wire' y encontrar, nunca mejor dicho, una segunda vida después de que los que la hemos visto hagamos correr la palabra de que no puedes considerarte un verdadero 'seriéfilo' sin haber visto antes esta maravilla creada por Damon Lindeloff.

((ATENCIÓN SPOILERS))

Esta temporada Damon Lindeloff está dando muchas pistas sobre el contenido del capítulo con la música elegida para los títulos de crédito, en este episodio lo hace con 'This Love Is Over' de Ray LaMontagne, muy apropiado para un capítulo que se centra no tanto en el fin del amor entre Kevin y Nora, como en el fin de su relación, la balsa sobre la que estos náufragos han intentado capear el tsunami que supuso 'la desaparición súbita'.

((ATENCIÓN SPOILERS))

Si la semana pasada 'The Leftovers' nos resituaba a los personajes en el inicio de la temporada, con 'No seas ridículo' se lanza a tumba abierta por su nuevo camino, entregando la mejor hora televisiva de lo que llevamos de año, con un capítulo centrado totalmente en uno de sus personajes más interesantes, Nora Durst (señores de los Emmy y demás premios, tomen nota, ya es hora de premiar a la enorme Carrie Coon).
  • 1

"¿Por qué sigue latiendo mi corazón? ¿Por qué mis ojos siguen llorando? ¿Acaso no saben que es el fin del mundo? Finalizó en el momento en el que nos dijimos adiós". No es de extrañar que en este maravilloso penúltimo episodio se escuchara la versión de 'The end of the world' de Patty Duke, después de todo faltaba una razón por la que Kevin decidiera morir, una vez más, y, cómo no podía ser de otro modo, no era para salvar al mundo, era por amor.

((ATENCIÓN SPILERS))

La tercera temporada de 'The Leftovers' está consiguiendo lo que parecía imposible, mantener el nivel de su increíble segunda temporada. En su quinto capítulo ha tenido un protagonista absoluto en Matt Jamison, el reverendo que actúa como opuesto de su hermana Nora. Si esta es una escéptica que quiere creer a toda costa, Matt es un creyente cuya fe pende de un hilo. Y en este episodio se ha visto puesta a prueba.

((ATENCIÓN SPOILERS))

Si hay una frase que define a la perfección esta nueva edad de oro de la televisión es la acuñada por el gran David Simon ('The Wire', 'Trème'), "que se joda el espectador medio". Y en el último episodio de 'The Leftovers' Damon Lindeloff la ha vueltó a poner en marcha una vez más, dedicando un capítulo entero a un personaje que hasta ese momento no había pasado de algo menos que secundario, en el que la acción se traslada a más de 15.000 kilómetros del lugar donde están los protagonistas y en el que estos no aparecen ni un solo segundo en pantalla.

((ATENCIÓN SPOILERS))

Bendito mes de abril para los seriéfilos más empedernidos, menos de una semana después de la vuelta de 'Better call Saul' llega el comienzo del fin para 'The Leftovers', la serie más extraña y fascinante de los últimos tiempos, una que comenzó de manera interesante en su primera temporada para dar paso a una segunda temporada totalmente magistral. El inicio de la tercera temporada ha sido vibrante y, a pesar de ser un capítulo que sirve para volver a situarnos a todos los personajes y poco más, demuestra que el nivel sigue estando muy por encima de sus índices de audiencia.

(((ATENCIÓN ESTA CRÍTICA CONTIENE SPOILERS)))