www.diariocritico.com
'The Leftovers' 3x01: el reencuentro con la serie más extraña y fascinante de los últimos tiempos
Ampliar

'The Leftovers' 3x01: el reencuentro con la serie más extraña y fascinante de los últimos tiempos

martes 18 de abril de 2017, 12:13h

Bendito mes de abril para los seriéfilos más empedernidos, menos de una semana después de la vuelta de 'Better call Saul' llega el comienzo del fin para 'The Leftovers', la serie más extraña y fascinante de los últimos tiempos, una que comenzó de manera interesante en su primera temporada para dar paso a una segunda temporada totalmente magistral. El inicio de la tercera temporada ha sido vibrante y, a pesar de ser un capítulo que sirve para volver a situarnos a todos los personajes y poco más, demuestra que el nivel sigue estando muy por encima de sus índices de audiencia.

(((ATENCIÓN ESTA CRÍTICA CONTIENE SPOILERS)))

'The Leftovers' es una serie que se pregunta cómo el ser humano lidia con el día a día sabiendo que va a morir (o desaparecer) en cualquier momento. Damon Lindeloff quiere que nos preguntemos cómo hacemos para levantarnos y seguir con nuestra vida cotidiana sin saber qué va a ser de nosotros. ¿Quiénes somos? ¿de dónde venimos? ¿a dónde vamos? El hecho de que al principio de la serie desaparezcan 140 millones de personas un 14 de octubre de 2011, solo hace que esas preguntas estén más presentes. Hay quien se vuelca en la religión, la espiritualidad, el misticismo, la ira o quien, sencillamente, trata de sobrevivir como buenamente puede. Lo bueno que ha conseguido Lindeloff es que nos hagamos esas preguntas y, como seres humanos que somos, queramos las respuestas pero estas, desde luego, no creo que vayan a ser definitivas. Desde la primera temporada quedó bien claro que 'The Leftovers' no nos iba a dar una explicación clara a lo que pasó ese día, ahora que el final está cerca sigo pensando lo mismo, Lindeloff está más preocupado de sus personajes que de revelarnos el sentido de la vida. Hay misterios que es mejor no resolver.

Pero volviendo al capítulo en sí, si la segunda temporada comenzaba con un prólogo que nos transportaba a la prehistoria, la tercera nos lleva a un pueblecito australiano en el siglo XIX donde una secta se prepara para el día del rapto o el arrebatamiento (una creencia de parte del cristianismo que creen que Jesucristo volverá a Tierra y llevará a los buenos cristianos al Cielo). Una familia sube hasta el techo de su casa y espera la llamada pero no ocurre nada, tras varios cambios de fecha sin resultado alguno, muchos comienzan a abandonar el culto, entre ellos el padre y el hijo de la familia, dejando a la madre sola, a la que ya solo le queda su fe a que agarrarse. Tras una maravillosa elipsis pasamos a la cara de Evie Murphy en el momento en el que se quedaba la segunda temporada. Es el segundo prólogo, vemos a una Evie que también ha abandonado a su familia para seguir a Meg y a los 'Culpables Remanentes'. Cuando sale fuera del centro de acogida ve un dron a lo lejos que dispara un misil...

Han pasado tres años desde aquel momento, Kevin es el jefe de policía de Jarden, el pueblo al que se conocía como 'Milagro' en la segunda temporada, su hijastro Tommy trabaja con él, en el lugar en el que estaba el centro de acogida hay un gran cráter, Nora ha vuelto a su antiguo trabajo, John y Laurie son ahora pareja y ayudan a gente de manera fraudulenta haciéndose pasar por personas con poderes, Mary y su hija están bien y Matt tiene más seguidores que nunca en su parroquia, Jill está en la universidad, Michael ayuda a Matt en la parroquia y no se sabe nada de Erika y Lily. La vida continúa tras los extraños sucesos de la segunda temporada, Kevin ha vuelto al punto en el que comenzó pero al menos su mujer no está en una secta. Para una familia tan extraña como la suya, no es un mal lugar, incluso se puede bromear con los amigos en el porche. Pero cuando has resucitado, al menos, dos veces la sensación de normalidad no puede durar mucho. Primero su mundo se tambalea cuando recibe la visita de un antiguo conocido de Mapleton. Se trata de Dean que piensa que los perros a los que disparaban juntos en la primera temporada están tomando forma humana, tras ser rechazado como un loco, su única conclusión lógica es que el propio Kevin es un perro con forma humana. La segunda es que sus amigos, en vez de tomarle por un can con forma humana, piensan que es una especie de nuevo Mesías y están escribiendo un Evangelio sobre él. Es un hecho totalmente irreal, pero el hecho de que todo lo que dicen haya ocurrido y su nueva barba hace que no parezca tan extraño. En una serie tan existencial es de agradecer el buen sentido del humor que respira. No es de extrañar que Kevin haya tomado como hábito un ritual de autoasfixamiento, similar a la manía que tenía Nora en la primera temporada de ser disparada mientras llevaba un chaleco antibalas.

No quiero terminar sin resaltar el maravilloso uso de la música de la que vuelve a hacer gala la serie con la inclusión de la inquietante canción 'I Wish We’d All Been Ready' de Good News Circle, una versión de Larry Norman, el bizarro padre del rock cristiano. La canción original fue escrita en 1969 pero parece escrita a propósito para ser utilizada en esta serie, varias voces cantan de manera armoniosa un mensaje aterrador: "dos hombres andando por una colina, uno desaparece y el otro se queda solo, desearía que todos hubiéramos estado preparados, no hay tiempo para cambiar tu mente, el Hijo ha venido y os han dejado atrás".



Puede que 'The Leftovers' no nos vaya a dar la Respuesta pero el viaje promete hacer que vayamos a disfrutar mientras seguimos preguntándonos por muchas otras cosas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.