www.diariocritico.com
Homenaje a los Álvarez Quintero
Ampliar
Homenaje a los Álvarez Quintero

Crítica de la obra de teatro 'Homenaje a los Álvarez Quintero': la España de charla y abanico

jueves 01 de septiembre de 2022, 14:17h

Serafín y Joaquín Álvarez Quintero, hermanos, dramaturgos y sevillanos, marcaron durante muchos años el canon del teatro costumbrista andaluz a través de numerosísimas obras (más de 200 entre sainetes, zarzuelas, comedias y dramas), que en general eran estupendamente acogidas por el público teatral de finales del XIX y principios del XX. Hoy, sin embargo, y salvo raras excepciones como este ‘Homenaje a los Álvarez Quintero’ que acoge el Teatro Quique San Francisco en Madrid hasta el próximo 11 de septiembre, es muy difícil ver programada alguna de sus obras en el teatro madrileño. No sé si sucederá otro tanto en el andaluz -probablemente también-, pero esto no deja de ser más que un síntoma más de que muchas veces es más importante caer en gracia que ser gracioso…

Este acertado homenaje escénico en recuerdo al 150 aniversario del nacimiento de Serafín Álvarez Quintero, está estupendamente dirigido por Alfonso Sánchez, que ha reunido en una sola representación de casi dos horas de duración varios sainetes de los hermanos Álvarez Quintero: El cerrojazo, Fea y con gracia, Filosofía Alcohólica, Sangre gorda y Ganas de reñir. Todos ellos los interpretan con gracia y desparpajo -el mismo que se atribuye generalmente al pueblo andaluz-, Alberto López, Carmen Canivell, Antonia Gómez Grande y el mismo Alfonso Sánchez.

La chispa, el encanto, la sorpresa, el humor agudo e inteligente atraviesan cada uno de los cinco sainetes, ligados entre sí por algunas coplas y cuplés de principios del siglo XX que los actores aprovechan para cambiar en un santiamén el atrezo y mobiliario en escena, con jocosos e intencionados comentarios que tienen al público absolutamente embebido.

Las risas no cesan a lo largo de toda la representación entre un público familiar y variopinto -abuelos, padres y niños lo pasan igual de bien-. Aún así, al final, escuché a un pequeño grupo de espectadores calificar de “rancias” las situaciones que presentan los hermanos dramaturgos andaluces. Supongo que se referirían a que los personajes no ligan -como podría suceder en nuestros días-, en pubs, saunas o clubs de intercambio de parejas, caminos todos que conducen a adoptar la posición horizontal en cuestión de minutos con personas de uno u otro sexo. Pero es que eso era absolutamente impensable en nuestro país en siglos pasados. Lo normal era que la charla, la paciencia, la estrategia, la seducción paulatina y la inteligencia habían de juntarse para que una pareja acabase formalizando una relación estable.

Por eso, los sainetes de la época abundaban en situaciones la mar de cotidianas en las que cualquier espectador podría verse reconocido en ellas. Es el caso de una joven que trata de conseguir adueñarse del corazón de su amado (El cerrojazo); la de otra joven con la belleza justa, pero sobrada de gracia y de recursos que intenta seducir a un apuesto y asiduo amigo de la familia (Fea y con gracia); un monólogo de un hombre algo pasado ya de copas, que reflexiona sobre la vida, la muerte, lo divino y lo humano, con la misma gracia que profundidad (Filosofía Alcohólica); los enredos de pareja (Sangre gorda), o la atención que hay que poner cuando a una mujer le pide el cuerpo que hay que tensar la cuerda con su novio o marido (Ganas de reñir).

Los cuatro actores se meten con acierto y convicción en el alma de sus personajes y despliegan todo tipo de recursos actorales para trasladar el age y la gracia andaluces a un público que asiste con envidia sana a toda una filosofía de vida que, sin duda, ha pasado ya a mejor vida pero que no por eso conviene desconocer y, menos aún, desdeñar. Nadie dice que el honor, la nobleza, la honestidad o la lealtad que muestran los personajes de Lope o Calderón, pongamos por caso, sean asuntos rancios. Son solo fotografías de una época y de unos valores imperantes.

El montaje que propone Alfonso Sánchez es fresco, divertido, amable y sorprendente. Y, por si todo eso fuera poco, a él puede acudirse en familia.

'Homenaje a los Álvarez Quintero'

Dramaturgia: Serafín y Joaquín Álvarez Quintero

Dirección: Alfonso Sánchez

Reparto: Alfonso Sánchez, Alberto López, Carmen Canivell y Antonia Gómez Grande

Escenografía: Pepe Távora

Diseño de vestuario: Pilar Rubio Designer

Jefa de vestuario: Consuelo Justo Bahamonde

Dirección de producción: María Cancio

Producción: Mundoficción

Distribución: Seda

Teatro Quique San Francisco, Madrid

Hasta el 11 de septiembre de 2022 (en el patio, al aire libre, y a las 22 h.)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios