www.diariocritico.com
La dama boba
Ampliar
La dama boba (Foto: marcosGpunto)

'La dama boba', cuando quiere

Del dramaturgo Alfredo Sanzol, autor de la versión y director del montaje de ‘La dama boba’, la comedia romántica de enredo de Lope de Vega, debe decirse sin dobleces aquello que puede leerse en El Quijote para ponderar el valor y la osadía: “si el valor reside en el término medio entre la cobardía y la temeridad”, sin duda que el dramaturgo navarro es hombre valiente. Su versión está llena de luz, de color, de alegría, de misterio, de musicalidad, de desenfado y de acción. En otras palabras, de todas las circunstancias que buscamos todos, mayores y jóvenes, para hacer de la vida un camino cierto hacia la felicidad.

Y es que casi dos horas de diversión alberga esta función que interpreta la Joven Compañía Nacional de Teatro Clásico (JCNTC) que puede verse en la Sala Tirso de Molina del Teatro de La Comedia hasta el próximo 30 de diciembre. La fábula que en ella se cuenta tiene lugar en el Madrid burgués del siglo XVII, y remite a dos jóvenes hermanas, Nise (soberbia Georgina de Yebra) y Finea (encarnada por una magnífica Paula Iwasaki, en verdadero estado de gracia), en edad de merecer e hijas de un rico hacendado. La primera, Nise, es culta e inteligente y tiene siempre a su alrededor una corte de mozalbetes para intentar conquistarla. Finea, sin embargo, no parece tener muchas luces, y de ahí el adjetivo de boba. Claro, que casi nada es lo que parece y muy pronto la segunda hermana va a dar muestras de que sabe manejar a su conveniencia la apariencia de inculta y de despistada, o de aguda y sutil cuando las circunstancias -sobre todo las de amor- así lo demanden (“…Di, Finea / ¿No eres simple?”, le pregunta Otavio a Finea, y esta le responde: “Cuando quiero”). Entretanto, Otavio, el padre de las dos hermanas (Daniel Alonso de Santos), anda siempre cuidando de ellas y tratando de resolver los quebraderos de cabeza que le procuran, como hace cualquier joven, y de cualquier época, con sus mayores.

En la comedia figuran aún nueve personajes más, todos ellos interpretados por espléndidos actores de la Joven: Laurencio (Pablo Béjar); Liseo (Jimmy Castro); Feniso y Leandro (José Fernández); Celia (Cristina Arias); Pedro, Rufino, Maestro de danza (divertido Kev de la Rosa); Clara (graciosísima Silvana Navas); Duardo (Miguel Ángel Amor); Turín (David Soto Giganto) y Miseno (Marçal Bayona).

El talento literario de Lope y la belleza de sus versos no quedan, ni mucho menos, empañados aquí por algunos tintes de actualidad que Sanzol incluye en la versión (por ejemplo, se hace alusión en forma satírica en algún verso a las famosas Cincuenta sombras de Grey), sin duda con el objeto de acercar más el texto del Siglo de Oro a la juventud de nuestros días, a quienes no les pasará inadvertida la cita. Tampoco la inclusión de algunas hermosísimas coplas -la composición musical es de Fernando Velázquez-, cantadas a coro por todos los actores, y acompañadas por música de cuerda (guitarra y laúd), un clarinete y hasta un piano, que tocan los mismos actores, es también un guiño que el director del montaje hace a los jóvenes para decirles sin palabras que nuestro teatro clásico puede ser también muy divertido.

La matizada luz de Pedro Yagüe, que ilumina el ruedo en el que Alejandro Andújar, creador de la escenografía y el vestuario, ha ideado que se desarrolle toda la historia de ‘La dama boba’, ha obligado a Sanzol a desplegar toda su imaginación para que los doce actores se muevan permanentemente por todo el círculo y a que entren y salgan de escena con la agilidad y la elegancia de una gacela por los cuatro o cinco pasillos y la escalera que llega hasta el mismo ruedo, hasta hacer olvidar al público la forma circular del escenario. El resultado final del montaje es verdaderamente delicioso. Y creo que compartirán este criterio mayores, jóvenes y menos jóvenes porque a todos divertirá dejándoles en el cuerpo las ganas de volver cuanto antes a ver nuevamente teatro de nuestros clásicos.

‘La dama boba’ es el cuarto de los grandes montajes que ha llevado a cabo la cuarta promoción de la JCNTC en estas tres últimas temporadas teatrales, tras La villana de Getafe, de Lope de Vega, dirigido por Roberto Cerdá;Pedro de Urdemalas, de Cervantes, dirigido por Denis Rafter, y Fuente Ovejuna, de Lope, montaje dirigido por Javier Hernández-Simón.

‘La dama boba’, de Lope de Vega

Versión y Dirección: Alfredo Sanzol

Intérpretes: Jimmy Castro, David Soto Giganto, José Fernández, Daniel Alonso de Santos, Marçal Bayona, Georgina de Yebra, Cristina Arias, Paula Iwasaki, Kev de la Rosa, Silvana Navas, Miguel Ángel Amor y Pablo Béjar

Escenografía y Vestuario: Alejandro Andújar

Iluminación: Pedro Yagüe

Composición musical: Fernando Velázquez

Asesor de verso: Vicente Fuentes

Ayudante de dirección: Beatriz Jaén

Teatro de la Comedia, Madrid

Hasta el 30 diciembre de 2017

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.