www.diariocritico.com
'La domesticación': ¡Tenéis que ser buenos chicos!
(Foto: Virginia Rota)

'La domesticación': ¡Tenéis que ser buenos chicos!

viernes 15 de noviembre de 2019, 12:08h

Otra vez aquí La Phármaco, y de nuevo bailando conceptos más difíciles de verbalizar que de expresar con el cuerpo, la danza y el baile al son de una música que los inspire, los envuelva y los dirija con determinación a la materialización del ideal buscado. En este caso, ‘La domesticación’, primera parte de una trilogía denominada Bekristen /Cristianos en la que Luz Arcas y su compañía de danza abordan la génesis y las consecuencias del neoliberalismo, la violencia que engendra delante de nuestras narices y de la cual somos a la vez sujetos pacientes y agentes. Podrá verse durante cuatro días (13 al 16 de noviembre), en la Sala Negra de los Teatros del Canal.

Bajo la dirección de Abraham Gragera, David, Azurza (voz) y Luz Prado (violín y electrónica), se encargan de la música en directo (ecléctica y variada a la vez), mientras que, en la danza, acompañan a Luz Arcas, Marcus Matus Ramírez, Danielle Mesquita, Paula Montoya y Papa de Zes. Junto a ellos, Celso Jiménez, de La Tristura, colabora en el concepto artístico de la propuesta.

Arcas inició el proyecto en 2016 en Guinea Ecuatorial y en él reflexiona sobre la compasión “como necesidad humana, trauma social y fracaso colectivo”, según sus propias palabras. Hombres y mujeres danzan individualmente, primero, y en grupo después, con el ánimo de sobrevivir, manejando o siendo manejados por el instinto, la violencia y la costumbre. Todos -artistas y espectadores-, somos hijos de estas mismas y arraigadas inclinaciones.

Esta es su primera producción tras Una gran emoción política, coproducida por el Centro Dramático Nacional y en la que la compañía indagaba sobre la Guerra Civil y la memoria a través de la figura de María Teresa León.

En ‘La domesticación’, La Phármaco reflexiona ahora sobre el neoliberalismo, sistema al que califica de “ficción perfecta, la aplicación impecable de la verosimilitud aristotélica”. En otras palabras, que la compañía de danza no abandona el compromiso político y social, ahondando en rasgos sociológicos de los que todos estamos contaminados y sobre los que conviene pararse a pensar- al menos, de vez en cuando-, para no dejarse llevar por la corriente, por el gregarismo o por el qué dirán. Más aún en una época en donde la dictadura de la imagen es quizás la peor de las dictaduras. La que impone la filosofía del parecer más que la del ser, la de la apariencia frente a la de la esencia.

La nueva propuesta de La Phármaco es hermosa, tanto desde el punto de vista dramatúrgico como plástico. La entrega de los bailarines es absoluta y su energía se trasmite de principio a fin del montaje que, además, cuenta con la sutil iluminación de Jorge Colomer y la sencilla escenografía de Luz Arcas –también responsable del vestuario-, y de Carmen Main.

Aunque suponemos que habrá más oportunidades de volver a ver esta pieza de La Phármaco, yo no esperaría para poder disfrutarla.


‘La domesticación’ (Bekristen /Ccristianos, Parte I)

Dirección, dramaturgia y coreografía: Luz Arcas

Dramaturgia y dirección musical: Abraham Gragera

Intérpretes: Luz Arcas, Marcus Matus Ramírez, Danielle Mesquita, Paula Montoya y Papa de Zes

Violín, electrónica: Luz Prado

Voz: David Azurza

Iluminación: Jorge Colomer

Fotografía y vídeo: Virginia Rota

Asistencia artística: Celso Jiménez

Espacio escénico: Luz Arcas y Carmen Main

Vestuario: Luz Arcas

Diseño gráfico: María Peinado

Producción ejecutiva: Gabriel Blanco (Spectare)

Manager: Lola Ortiz de Lanzagorta

Producción La Phármaco y Teatros del Canal

Teatros del Canal, Madrid

13, 14, 15 y 16 de noviembre de 2019

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.