www.diariocritico.com
'Los que hablan': silencio, duda, escucha y puntos suspensivos

'Los que hablan': silencio, duda, escucha y puntos suspensivos

sábado 24 de octubre de 2020, 11:14h

Dos actores, Luis Bermejo y Malena Alterio, en realidad dos personajes que se representan a sí mismos, entran en el escenario de la Sala José Luis Alonso del Teatro de La Abadía y se sientan en torno a una mesa. Sus formas, su actitud parecen indicar que su objetivo es dialogar, hablar de algo que tienen en común. Son ‘Los que hablan’, partiendo de un texto de Pablo Rosal, en un montaje que también él dirige.

En un tono eminentemente cómico teñido de reminiscencias del teatro de Ionesco, Beckett, Jardiel o Mihura, los dos personajes, situados frente a frente, callan, emiten sonidos guturales y onomatopéyicos, comienzan frases -que reiteran muchas veces-, llenas de lugares comunes, de obsesiones, de automatismos, de vacíos, de íntimas y vanas preocupaciones. Las más de las veces las dejan en suspenso y ni siquiera escuchan a su interlocutor.

En el aire pende una duda: ¿es posible aún la comunicación humana a través de la palabra? Queremos pensar que sí, pero hoy por hoy son muchas las interferencias, los ruidos de todo tipo provenientes de la realidad social y política que amplían interesadamente los medios de comunicación y hasta las redes sociales, que no hacen más que poner palos en las ruedas para intentar ahogar la comunicación íntima, verdaderamente humana.

La comicidad de Malena Alterio y Luis Bermejo envuelve al espectador en un juego teatral de reminiscencias infantiles que sería muy difícil sostener sin dos actores de su talla. Los silencios, las dudas y las palabras que se guardan o que se entrecruzan son acompañadas de los más diversos gestos y movimientos corporales que provocan la hilaridad y las frecuentes sonrisas entre el público.

Ambos actores permanecen sentados en torno a una mesa de jardín la mayor parte del tiempo. Está situada cerca del proscenio, a la derecha del espectador y permanece fuertemente iluminada durante los aproximadamente 70 minutos de montaje. Parece que todo quisiera detener el paso inexorable del tiempo que, querámoslo o no, nos devora día a día, minuto a minuto. Escenografía y vestuario de los personajes son obra de Almudena Bautista, mientras que Valentín Álvarez ha diseñado la iluminación.

Como siempre, es conveniente acudir a degustar el teatro sin prejuicios, sin tener expectativa alguna y esa será la mejor forma de que, una vez expuesto a la experiencia de ‘Los que hablan’, brote en el espectador la necesidad íntima de comunicarse con el otro, con el que tiene al lado, con sus amigos, con su familia. Pero no para hablar por hablar, sino para encontrarse con y en los demás. Dicho de otra forma, y en palabras de Pablo Rosal:No hay nada de lo que decimos que no diga eternidad”.

‘Los que hablan’

Texto y dirección: Pablo Rosal

Reparto: Luis Bermejo y Malena Alterio

Diseño de escenografía y vestuario: Almudena Bautista

Diseño de iluminación: Valentín Álvarez

Producción artística: Ana Belén Santiago

Fotografía: Laura Ortega Pinillos

Ayudante de producción: Lucía Rico

Auxiliar de producción: María Baldor

Técnica: Tony Sánchez

Gerencia: Ana Camacho

Comunicación: Katia Barba

Redes: Ka Penichet

Administración: Marysa Martínez

Taquilla y web: Fran Barragán

Una producción de Teatro del Barrio

Teatro de La Abadía, Madrid

Hasta el 8 de noviembre de 2020

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios