www.diariocritico.com
'Madre Coraje y sus hijos': guerra, cinismo y supervivencia

'Madre Coraje y sus hijos': guerra, cinismo y supervivencia

domingo 29 de septiembre de 2019, 15:17h

Si Helena Pimenta ha decidido decir adiós a sus ocho años al frente de la Compañía Nacional de Teatro Clásico con un extraordinario montaje de La vida es sueño, de Calderón, Ernesto Caballero firma su despedida al frente del Centro Dramático Nacional con otro magnífico montaje clásico -esta vez contemporáneo-, ‘Madre Coraje y sus hijos’, de Bertolt Brecht, adaptado y dirigido por el hasta ahora director del CDN, que puede verse hasta el 17 de noviembre en el Teatro María Guerrero. El espectáculo es de tan alto nivel artístico y emocional que no es extraño que, después de dos horas y cuarto de función, el público, puesto en pie, ovacione durante varios minutos esta atinadísima propuesta de Caballero.

Al frente del elenco figura ese imparable vendaval de la escena que es Blanca Portillo dando vida a la cantinera Ana Fierling. Magnífica e inolvidable su actuación (escalofriante ese minuto en el proscenio en el que es capaz de transitar con su gesto del dolor más horrible por la muerte de sus tres hijos, a la determinación más firme y vehemente de seguir viviendo a pesar de todo…), como lo fueron sus Hamlet y Segismundo. Pero si con eso ya bastaría para acudir a ver este montaje, la presencia en escena de un elenco restante extraordinario, hacen obligatorio para cualquier amante del teatro acudir a esta fiesta llena de aciertos estéticos en todos los sentidos. Acompañan a la Portillo nombres tan reconocidos como David Blanco, Bruno Ciordia, Raquel Cordero, Paco Déniz, Ángela Ibáñez (sobrecogedores los gritos guturales de Kattrin, la hija muda de la cantinera), Paula Iwasaki, Ignacio Jiménez, Jorge Kent, Janfri Topera, Jorge Usón y Samuel Viyuela.

Ana Fierling, Madre Coraje, no quiere que termine la guerra porque domina el trapicheo y el cambalache como nadie. Sus clientes son la soldadesca de uno y otro lado del campo de batalla. En medio de las explosiones y los redobles de tambor pueden escucharse sentencias como estas: “¡la guerra no se está dando mal…!”, “¡con un poco de suerte saldremos ganando…!”, “las victorias y las derrotas de los poderosos y de los de abajo no son siempre las mismas; incluso hay veces que las derrotas son ganancia para los de abajo”, o “hasta que no hay guerra no vuelve el orden… La humanidad degenera con la paz” … La fábula discurre durante la Guerra de los Treinta Años, el conflicto religioso entre católicos y protestantes que asoló Europa en el siglo XVII. Con ayuda de sus tres hijos, Madre Coraje atraviesa las líneas de batalla vendiendo todo tipo de mercancías que almacena en una vieja carreta. Su sentido de la supervivencia, sin embargo, va a jugarle una mala pasada porque acabará perdiendo en la guerra a sus tres hijos…

Paco Azorín firma la austera pero bellísima escenografía, que incluye al fondo un display gigante en el que se desplazan los rótulos con información precisa sobre el espacio y el tiempo del conflicto. Suya es también la potentísima iluminación, que ha diseñado junto a Ernesto Caballero. Gabriela Salaverri ha diseñado el vestuario, con líneas más próximas a nuestro siglo que al tiempo en que se desarrolla la fábula. La composición musical de Paul Dessau, y la música y espacio sonoro de Luis Miguel cobo subliman la emoción y el dolor que entraña el texto de ‘Madre Coraje y sus hijos’ versionada por Caballero.

Acudir a esta hermosísima despedida de Ernesto Caballero al frente del CDN es obligación sencillamente inexcusable. Madre Coraje no muere nunca porque, entre nosotros y desafortunadamente, nunca morirán las guerras.

‘Madre Coraje y sus hijos’

Texto: Bertolt Brecht

Traducción: Miguel Sáenz

Versión y dirección: Ernesto Caballero

Reparto: David Blanco, Bruno Ciordia, Raquel Cordero, Paco Déniz, Ángela Ibáñez, Paula Iwasaki, Ignacio Jiménez, Jorge Kent, Blanca Portillo, Janfri Topera, Jorge Usón y Samuel Viyuela

Escenografía: Paco Azorín

Iluminación: Paco Azorín y Ernesto Caballero

Vestuario: Gabriela Salaverri

Composición musical: Paul Dessau

Música y espacio sonoro: Luis Miguel Cobo

Asesor vocal: Ángel Ruiz

Caracterización: Moisés Echeverría

Ayudante de dirección: Nanda Abella

Ayudante de escenografía: Fernando Aramburu

Ayudante de vestuario: Sofía Nieto

Ayudante de iluminación: Sergio Torres

Diseño cartel: Javier Jaén

Fotos: MarcosGpunto

Una producción del Centro Dramático Nacional

Teatro María Guerrero, Madrid

Hasta el 17 de noviembre de 2019

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.