www.diariocritico.com

En apenas dos semanas Trump ya levanta rumores de un Impeachment urgente contra él

En apenas dos semanas Trump ya levanta rumores de un Impeachment urgente contra él
Ampliar
(Foto: EP)
viernes 03 de febrero de 2017, 08:02h

Tal es la locura que ha despertado su mandato, en tan sólo 2 semanas, sin esperar a los 100 días de rigor, que crecen los rumores sobre que desde las filas republicanas se podría pactar con el Partido Demócrata un 'Impeachment' exprés para parar los pies a Donald Trump. Un intento de destitución parlamentario que aunque no fructificase, sí avisaría al presidente de EEUU de que tiene en contra al poder legislativo para paralizar su acción de gobierno, que se precia muy peligroso.

Otra cosa es que pueda salir adelante correcta y rápidamente este proceso. El problema es que este célebre Impeachment, equivalente a nuestra 'moción de censura', supone que el poder legislativo apruebe el cese del presidente por mandato constitucional, y no es un proceso sencillo.

Además, habría que justificar legalmente por qué se intenta aplicar, ya que el Artículo I de la Constitución de EEUU garantiza que los altos funcionarios puedan ser procesados por mandato de la Cámara de Representantes a causa de delitos graves, a excepción de los miembros del legislativo (sin imposición de sanciones penales).

Por otra parte, a favor de Trump juega el pasado: nunca jamás ha tenido éxito en toda la historia de EEUU y los dos únicos casos de intento de Impeachment los sufrieron sin efecto Andrew Johnson en un ya lejano 1868 y Bill Clinton, más recientemente, en 1998. Ambos presidentes, por cierto demócratas, no republicanos, consiguieron salir airosos.

Para intentarlo, son precisas dos terceras partes del Senado para aprobar un cese, por lo que el Partido Republicano tendría que consumar una conspiración nunca antes vista contra su propio presidente. Sí que es cierto que hubo un Impeachment no existente que en sí mismo funcionó: en 1974 Richard Nixon tuvo que dimitir antes de pasar por ese mal trago, ya que era seguro que si se convocaba, lo perdería, por lo que renunció al cargo por el 'caso Watergate' antes de pasar a la historia como el primer presidente de EEUU expulsado del cargo. ¿Sería Trump el primero en la historia?

Desde luego tiene a todos en contra. Por ejemplo, sus recientes rivales en las primarias republicanas, como Marco Rubio, y también otros aspirantes a la presidencia de su partido, como John McCain, no han tenido problemas en alzar la voz en su contra. Sin ir más lejos, se opusieron, sin éxito, eso sí, contra el nombramiento del polémico empresario Rex Tillerson como secretario de Estado.

Por cierto que hay otras alternativas para que se produjera su final como presidente, como ya estudiamos aquí hace unas semanas.

Todas las armas que se manejan para que Trump no agote ni un primer mandato



¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios