www.diariocritico.com

5 Consejos para mejorar la publicidad de tu negocio en 2018

lunes 04 de junio de 2018, 11:41h

Vivimos en un mundo global que se rige por más por las imágenes que por los textos. Es por esta razón por la que el usar una mera fotografía que cause interés puede llegar a ser mucho más efectivo que si se escribe un amplío texto detallado que explique todos los beneficios con los que cuenta un determinado bien o servicio. Aunque, por supuesto, la conjunción perfecta de ambos será la que de mejores resultados. Como la competencia es, cada día, más y más feroz hay que buscar alternativas para llegar a ser la empresa que más acabe por atraer al público, sin esto difícilmente se podrá mantener un proyecto a lo largo del tiempo. La publicidad, aunque ha ido cambiado, sigue siendo vital para ograr hacerse con una importante cuota de mercado y estos son algunos de los consejos a tener en cuenta para que ésta sea lo más efectiva posible.

  1. Imprimir revistas. Aunque estemos en plena era digital no hay que olvidar que tanto las revistas como los catálogos pueden llegar a convertirse en un importante reclamo para el público. De hecho, si se les hace llegar a sus hogares (donde tendrán tiempo) o se les puede repartir en puntos clave (como son los transportes públicos) se sabe que, cuanto menos, les echarán un ojo y este ya es el primer paso para que puedan tener interés en adquirir lo que se les ofrece. Algo que no hay que perder de vista en este sentido es el hecho de que hay que optar por una empresa que de confianza y que ofrezca buenos resultados porque, al final, a través de estos elementos se estará proyectando una imagen de la misma compañía y es importante el asegurar que sea buena.

  2. Dar valor al cliente. Los compradores ya no son meros actores pasivos, más bien al contrario. Una de las cosas positivas que ha traído consigo Internet para los consumidores es que se pueden hacer oír mucho más fácil. El tenerles en cuenta sólo puede reportar beneficios porque, al final, se les estará ofreciendo lo que de verdad precisan y, además, se sentirán valorados. De no hacerse esto lo más seguro es que la competencia lo tenga en cuenta y acabe por tomar ventaja. La publicidad tiene que estar siempre hecha partiendo de este punto clave.

  3. Estudia al cliente objetivo. Este punto sigue el hilo del anterior. Cuanto más se limite a quién se quiere llegar más fácil resultará el poder hacerlo. Es cierto que una gran parte del mercado quedará fuera de la ecuación por la misma razón pero, en realidad, serán personas para quienes ese bien o servicio no estaba pensado con lo que no es una pérdida como tal. Lo primero que hay que definir es la región a la que uno se dirige, el sexo y la edad (si es que en alguno de estos puntos hay distinciones relevantes) y después atender a lo que requieren. El hacerse con cuentas en las principales Redes Sociales puede ser de lo más útil en esta línea porque, además de darse a conocer por otro canal, los posibles clientes verán a la empresa como más accesible y nos les importará compartir sus opiniones e inquietudes. De esta manera las campañas publicitarias no sólo anuncian lo que se trata de vender sino que se hace de la manera más acertada, con las palabras exactas, las imágenes precisas y el enfoque requerido. Éste es un primer paso para el éxito de las mismas.

  4. Marcar la diferencia. En un mundo tan globalizado ya no vale con ofrecer algo que quiere la gente, hay que hacer que ese bien o servicio acabe por ser el más atractivo de todos. ¿Cómo se consigue esto? Lo primero atendiendo a los puntos anteriores pero también acudiendo a congresos, ferias o similares para entrar en contacto directo con ese público y ver cuáles son sus reacciones. Será una cuestión de ir ajustando, aunque sean pequeñas cosas pero está demostrado que hasta los pequeños ajustes pueden resultar en pgrandesbeneficios. Lo que, desde luego, es muy mala idea es quedarse estancado y esperar resultados distintos. La publicidad, al igual que el resto de los sectores, está en constante cambio y hay que ser consciente de ellos y adaptarse no sólo a los posibles compradores sino también a los diferentes medios y ser consciente de que cada uno de ellos cuenta con unos requisitos concretos para que el mensaje resulte ser de lo más efectivo.

  5. Atreverse. Las estrategias que se lleven a cabo en publicidad pueden estar muy bien durante un tiempo, después ocurrirá que otras empresas las empleen también y pierdan efectividad. A veces no hay que llevar a cabo estudios o fijarse en los demás, hay que apostar por algo revolucionario que se crea que puede servir para lograr captar al público. Un ejemplo de esto lo encontramos en la publicidad de Coca Cola. De repente decidieron poner nombres de personas en sus etiquetas: simple y barato pero original. El resultado fue un rotundo éxito.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios