www.diariocritico.com
'Aprobados sin plaza', la cruda realidad de las oposiciones a la Administración de Justicia

'Aprobados sin plaza', la cruda realidad de las oposiciones a la Administración de Justicia

Estudiar, estudiar y volver a estudiar, o lo que es lo mismo, ser opositor. Apuntes, esquemas y libros se convierten en fieles compañeros de quienes se adentran en el mundo de las oposiciones para conseguir una plaza de empleo público. Pese al sacrificio y esfuerzo que supone la preparación de una oposición, hay quienes ven sus sueños truncados por una triste realidad: aprobar todos los exámenes del proceso selectivo, no significa conseguir la ansiada plaza. Esto es lo que les ha ocurrido a 549 opositores a los Cuerpos Generales de la Administración de Justicia en la Oferta de Empleo Público convocada en 2015, según denuncia la plataforma ‘Aprobados sin plaza’. María José Infante, Débora Llorens, Gabriel Ramírez y Noelia Martínez, son algunos de los afectados. El Ministerio de Justicia conoce esta problemática desde la convocatoria de 2012, pero se ha negado a responder a las reclamaciones de los afectados, y no ha confirmado si piensa tomar medidas al respecto.

La plataforma 'Aprobados sin plaza' surge como respuesta a esta paradójica figura dentro de las ofertas de empleo público. En su caso, se trata de las oposiciones a los Cuerpos Generales de la Administración de Justicia: Auxilio Judicial, Tramitación Procesal y Gestión Procesal. "Antes de decidirnos a estudiar estas oposiciones, la mayoría de nosotros desconocíamos que el gran esfuerzo que supone aprobar, podría no verse recompensado al existir una figura paradójica, la de los aprobados sin plaza. Aprobar sin plaza quiere decir sacar una nota superior a los cortes establecidos por el Tribunal Calificador en todos los exámenes del proceso selectivo. Sin embargo, por una existencia de plazas que es del todo irreal, a personas que han demostrado su mérito y capacidad, se les priva del acceso a la función pública de un modo que es cuanto menos ilegal e injusto", denuncia María José Infante, promotora de la plataforma.

Los procesos selectivos de Auxilio Judicial, Tramitación Procesal y Gestión Procesal cuentan con un temario similar, por lo que hay quienes se preparan para los tres, con la intención de triplicar sus opciones. El proceso de mayor complejidad corresponde al Cuerpo superior, Gestión Procesal, por lo que es habitual que quien se prepara para estos exámenes, se presente de igual modo a los Cuerpos inferiores, Tramitación Procesal y Auxilio Judicial, cuyo temario es más reducido. El resultado es que hay personas que obtienen plaza en los tres cuerpos o en dos de ellos, cuando en realidad una persona sólo podrá prestar servicio de manera efectiva en una de las plazas.

Según fuentes del Ministerio de Justicia, cuando los opositores aprueban más de un proceso selectivo, se plantean dos opciones:

- Renuncia a una de las dos/tres plazas antes de su nombramiento, expresa o tácita (al no presentar la documentación o ésta es insuficiente) por lo que pierden todo el derecho respecto a la o las plazas a las que han renunciado.

- Solicitud de excedencia respecto a la plaza que no desea ocupar. En este caso, al no producirse renuncia, se nombra al funcionario en todos los cuerpos, permaneciendo en una de las plazas que le corresponden en activo y en otra u otras, en excedencia.

Tanto el Ministerio de Justicia como los afectados coinciden en señalar que es “muy raro que se produzca una renuncia”. Hasta la fecha se han producido 13 renuncias, y el plazo de toma de posesión finaliza el 3 de mayo, mientras que los aprobados sin plaza ascienden a 549 (13 gestores, 347 tramitadores y 189 auxilios).

A esto se suma el hecho de que las plazas que quedan en excedencia “no pueden ser recuperadas para ofrecerlas a otros opositores ya que la normativa no lo permite, y el proceso selectivo finaliza con el nombramiento, de forma que la plaza queda vacante y la única forma de provisión posible es mediante una interinidad en tanto no se vuelva a convocar un en un proceso posterior”, indican fuentes del ministerio.

Según el Ministerio de Justicia, “por lo general, se ajustan los aprobados al número de plazas; sin embargo, en la convocatoria de 2015 se decidió bajar la nota de corte para permitir mayor número de aprobados (superior al de plazas), y facilitar a éstos un mérito que actualmente solicitan las Administraciones Públicas e incluso el sector privado, para acceder a bolsas de trabajo. De esta manera, estos opositores, que no habrían aprobado si se hubiera mantenido el criterio de aprobar a tantas personas como plazas, tendrían más oportunidades para acceder a puestos como interinos, frente a interinos con mayor antigüedad”.

La explicación del Ministerio ante esta situación se basa en la idea de que, según las bases de la oferta de empleo público, aprobar el proceso selectivo, no genera derecho a obtener plaza. “En las bases se indica que los aspirantes que aprueban los ejercicios, han superado la fase de oposición pero no del proceso selectivo, ya que finalmente el tribunal debe realizar una propuesta a la Administración, de aprobados hasta el número de plazas convocadas. De esta forma, el resto de aprobados en una lista complementaria. Las bases indican que puede haber una lista de personas que han aprobado pero no han obtenido la puntuación suficiente”.

En cuanto a las posibles soluciones, desde el Ministerio señalan la opción de renuncia por parte de quien acumula más de una plaza, siempre que se realice antes de que finalice el plazo de toma de posesión. Desde la plataforma de ‘Aprobados sin plaza’ han planteado una serie de reivindicaciones y posibles soluciones al Ministerio, pero no han obtenido respuesta.

Los afectados solicitan “que las renuncias acrezcan en cualquier momento que se produzcan, que las excedencias voluntarias acrezcan también, y que, subsidiariamente, se ofrezca un número igual de plazas no ocupadas en la siguiente convocatoria, a los aprobados en esta”.

“También solicitamos que se lleven a cabo los cambios legislativos que sean necesarios para evitar este tipo de situaciones, impidiendo la acumulación; que se conserven las notas para la siguiente convocatoria, de forma que sólo se pueda mejorar; y que se distancien en el tiempo los 3 procesos, empezando por Gestión Procesal, para que los aprobados no vean la necesidad de seguir concurriendo al resto de procesos”.

El colectivo de afectados insiste en que sus reivindicaciones no van en contra de quienes han conseguido dos y tres plazas, sino que se trata de una lucha con el Ministerio. “Nosotros respetamos a quienes han sacado dos o tres plazas; obviamente, que alguien renuncie, nos beneficia y agrada, pero la renuncia no es obligatoria por ley, por lo que no solicitamos esto, sino una solución al Ministerio”.

“La principal pretensión de este colectivo de aspirantes que aprobaron los ejercicios pero no obtuvieron plaza es recuperar las plazas que quedan en excedencia para ofrecerla a los aprobados sin plaza. Puesto que no hay una previsión reglamentaria que lo permita, esta demanda requeriría un cambio en la normativa vigente, ya que no resulta aplicable lo establecido en el Estatuto Básico del Empleado Público, de extenderlo a la toma de posesión, al tener carácter supletorio y encontrarse esta situación expresamente regulada en las Bases Comunes. Y aún en el caso de considerar tal modificación, afectaría a procesos futuros”, sostienen fuentes del Ministerio.

"El Ministerio de Justicia conoce la problemática desde 2012"

Pese a conocer la problemática desde 2012, no se han tomado medidas al respecto, y tampoco se confirma que se vayan a tomar de cara a futuros procesos. En cuanto a la opción de modificar el calendario de toma de posesión, a fin de conseguir mayor número de renuncias, desde el Ministerio rechazan este supuesto. “No se puede impedir a los candidatos que han aprobado con plaza que realicen la toma de posesión, ya que éstos tienen un derecho a la adjudicación de la plaza”.

Los afectados se dirigieron por escrito al Ministerio de Justicia en diciembre de 2016, solicitando una solución a esta situación, pero no han obtenido respuesta alguna. Desde la plataforma denuncian que el Ministerio “es conocedor de esta situación e incluso reconoce que se trata de una problemática, pero no ofrece solución efectiva al respecto”.

“Un colectivo de aprobados sin plaza en 2012 recibieron respuesta del Subdirector General de medios personales al servicio de la Administración de Justicia, y es importante destacar dos puntos. En primer lugar, el Ministerio reconoce la problemática que afecta a estas oposiciones, y especialmente el hecho de que la concurrencia de más de una plaza en la misma persona, supone un problema no sólo para el opositor sino para la propia Administración de Justicia, que no tendrá más alternativa que buscar interinos o dejar las plazas vacías. En segundo lugar, la Administración ofreció como solución la inversión de los procesos selectivos, empezando el proceso por Gestión Procesal y terminando en Auxilio. Sin embargo, esta acción no ha resultado efectiva, ya que pese a que los procesos se iniciaron por Gestión Procesal, los nombramientos se han producido el mismo día para los tres cuerpos”.

La plataforma de ‘Aprobados sin plaza’ denuncia el exceso de interinos en la Administración de Justicia, cuando es una figura a la que “solo es posible recurrir en supuestos de urgencia y necesidad de acuerdo con la Ley Orgánica del Poder Judicial”. “Ahora estamos hablando de que es la propia Administración la que genera esa necesidad porque hay un 40% de interinos en comunidades autónomas como Cataluña o Comunidad Valenciana. El abuso en el recurso a la interinidad se reconoce como una situación que hay que solucionar, por derecho del propio interino. Sin embargo, el proceso selectivo por el que hemos pasado los ‘Aprobados sin plaza’ promueve y fomenta dicha interinidad”.

Desde el Ministerio de Justicia dicen desconocer el porcentaje de interinos en la Administración de Justicia así como el número de plazas en excedencia, ya que “son las comunidades autónomas las que llevan a cabo la toma de posesión”.

'Aprobados sin plaza', caso a caso:

Los testimonios de María José Infante, Débora Llorens, Gabriel Ramírez y Noelia Martínez, que ponen rostro a los 549 ‘Aprobados sin plaza’ en nuestro país. Sus reivindicaciones pasan por permitir las renuncias en cualquier momento, incluso tras la toma de posesión, así como por ofrecer las plazas en excedencia a estos ‘Aprobados sin plaza’ en lugar de ser ocupadas por interinos o quedar vacías. También reclaman modificaciones en el calendario, de forma que se realicen primero los exámenes al Cuerpo superior, Gestión Procesal, y así tratar de evitar la acumulación de plazas en una misma persona. Han dejado claro que su lucha es con el Ministerio de Justicia, a quien reprochan su falta de respuesta y soluciones.

No se conocían entre ellos y se unieron a través de Facebook, donde nace esta plataforma que exige “justicia para una situación injusta”. Hasta el momento, han conseguido el respaldo de los sindicatos mayoritarios en el ámbito de la Justicia (UGT, CCOO, ELA, STAJ, CSIF y JUSTICIA y PROGRESO), y han remitido escritos al Ministerio, al Secretario de Estado de Justicia, al Director General de Relaciones con la Administración de Justicia, los Tribunales Calificadores que fijan las notas de corte, las Consejerías de Justicia de las diferentes Comunidades Autónomas, e incluso el Defensor del Pueblo. Sólo han recibido respuesta de las Consejerías autonómicas y del Defensor del Pueblo, que les emplaza a la respuesta del Ministerio de Justicia.

Diariocrítico ha contactado con el Ministerio de Justicia para recabar su versión de los hechos, y pese a reconocer la problemática existente, no han respondido a las preguntas sobre las posibles soluciones de cara a procesos futuros, así como a los motivos por los que no han ofrecido respuesta alguna a los afectados.

María José Infante es una de las promotoras de la plataforma de ‘Aprobados sin plaza’. Comenzó a preparar la oposición en febrero de 2016, y se preparó para Auxilio Judicial aunque trató de probar suerte con Tramitación Procesal, ambos procesos en Cataluña. “Un mes después de hacer el examen, sale la lista de aprobados, y cuando ves que no estás en ella pese a haber aprobado el proceso, te puedes imaginar el disgusto. Así me enteré de que existía esta figura de aprobados sin plaza. Si el objetivo de la oferta de empleo público es ocupar de forma efectiva las plazas, no se está cumpliendo porque una parte de ellas es ficticia. El Tribunal Calificador es el que marca el mérito y capacidad exigidos para un determinado empleo público, y cuando quienes hemos demostrado ese mérito y capacidad no obtenemos plaza, se está incumpliendo nuestro derecho de acceso a la función pública”.

Gabriel Ramírez es un malagueño que ha dedicado 21 meses a preparar las oposiciones de Tramitación y Auxilio. Su ‘debut’ en estos procesos tuvo lugar en 2011, cuando se quedó a las puertas de superar la nota de corte. Cuenta que se ha dedicado en cuerpo y alma a preparar esta oposición, trabajando sólo dos días al mes como camarero en eventos para costear la academia, que ronda los 120 euros mensuales. En la convocatoria de 2015, decidió presentarse por Madrid y Cataluña, respectivamente, debido al escaso número de plazas ofertadas en su comunidad, Andalucía. Para Gabriel es injusto que solo se les permita presentarse por una Comunidad Autónoma ya que el examen es el mismo en todas, el mismo día y a la misma hora, aunque cada región cuenta con un número de plazas. En las oposiciones de Tramitación Procesal, a las que concurrió por Madrid, aprobó el proceso selectivo y se quedó a 0,50 puntos de diferencia de la última persona que consiguió plaza. No superó el proceso completo de Auxilio Procesal por Cataluña, pero ha visto cómo hubiera conseguido plaza en su región, Andalucía con las notas obtenidas en Madrid. “En esta última oposición, el Ministerio de Justicia no ha establecido un calendario de realización de las pruebas selectivas, que es algo que se lleva exigiendo hace años. En ese sentido, el opositor se haya indefenso ante la duda de cuándo serán sus exámenes. Es todo un despropósito, con el perjuicio económico que supone para el opositor ya que, quienes nos trasladamos a otra región para realizar los exámenes, no podemos reservar con antelación ni el alojamiento ni los medios de transporte”.

Débora Llorens (Cataluña), es también promotora de la plataforma de afectados. A sus 34 años, es licenciada en Criminología y Política Criminal, y actualmente trabaja en la Administración de Justicia desde el año 2007 como Gestora Procesal interina en el ámbito de Cataluña. Tiene experiencia en esto de ser ‘aprobada sin plaza’, y es que se presentó por primera vez en 2009 a las oposiciones para el cuerpo de Auxilio Judicial, a fin de consolidar su puesto de trabajo como funcionaria de carrera. En 2012, volvió a probar suerte, esta vez en Madrid y Sevilla, sin obtener buenos resultados. En la convocatoria de 2015, se convirtió de nuevo en aprobada sin plaza en Tramitación Procesal y Auxilio Judicial. “Después de superar todos los ejercicios y haber adquirido el nivel exigido por el Tribunal Calificador Único, me vi sin plaza. Además, se establecen notas de corte diferentes en los diferentes ámbitos territoriales, por lo que pese a no ser apta en Cataluña, sí hubiera conseguido plaza en otras regiones. ¿Por qué un compañero tiene plaza con 170 puntos y yo con 177,5 no la tengo? ¿Es que tiene más mérito y capacidad que yo? Es que te quedas peor que al inicio del proceso, derrotada tras superar una dura oposición en la que te aíslas del mundo, trabajando 7 horas al día y con el temario todo el tiempo encima para aprovechar los descansos del desayuno en el trabajo, estudiando como una condenada, sin vida familiar… En mi caso, he pagado las consecuencias, pues he tenido muchos problemas de salud a raíz del estrés y esfuerzo que mi cuerpo ha tenido que soportar”.

Noelia Martínez, madrileña de 38 años, lleva casi diez preparando oposiciones a la Administración de Justicia. Se presentó por primera vez a la oposición en 2010, pero tras aprobar varios ejercicios, no pasó el proceso selectivo debido a que en estas oposiciones se realizan preguntas sobre asuntos que no aparecen en el temario. Pese a la decepción, continuó estudiando en plena crisis, y en 2014 volvió a dedicarse a ello en cuerpo y alma. El retraso en la convocatoria de exámenes hizo que la fecha anunciada coincidiera con su boda, por lo que tuvo que cancelar su viaje de boda para poder acudir al examen. Se convirtió en aprobada sin plaza en Auxilio Judicial en Madrid. “Mis sueños vuelven a estar rotos y tengo que tomar la decisión de volver a prepararme la oposición o vivir, tener vida personal y social. He dejado de lado casi todos los ámbitos de mi vida para optar a una plaza de empleo público, y si esto ya es duro, imagínate cuando has superado el proceso con notas que rondan el sobresaliente y sabiendo que quedarán plazas vacantes que han sido presupuestadas”.

Guardia Civil y Administración de Justicia tendrán oposiciones para 2017

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • El lado oscuro de las oposiciones: cuando aprobar no significa conseguir una plaza

    Últimos comentarios de los lectores (5)

    44108 | Cristina - 22/04/2017 @ 08:40:25 (GMT+1)
    Muy buen articulo, yo soy aprobada en gestión sin plaza y aprobada en tramitación sin plaza, no entiendo como hay aprobados sin plaza cuando la LEY DICE que no puede haber mas aprobados que plazas convocadas, señores pues suban los cortes, pero no generen esta situación fomentando además la interinidad porque las plazas en excedencia se cubrirán con interinos y no con aprobados sin plaza, interinidad que quieren premiar con un concurso, me parece surrealista ...
    44107 | Francisco Javier - 21/04/2017 @ 23:15:49 (GMT+1)
    Ya lo sufrí en 2012 cuando presentandome por Andalucía, vi como gente con peor nota que yo, obtenía plaza en otros ámbitos y yo me quedaba en la calle, máxime cuando hubo reclamaciones por cuestiones de puntuación equivoca por parte del tribunal calificador, que por mi parte al no ser matemático ni nada por el estilo, no supuse que se podía reclamar y para sorpresa pasado un año me entero que hubo reclamaciones con respecto al sistema de valoración, dadas por buenas y yo pues ya no podía reclamar porque estaba fuera de plazo.... vaya injusticia. A día de hoy, a pesar del tiempo invertido, me siento sin fuerzas para afrontar de nuevo el duro camino de opositar. Que mal funciona todo esto, injusto e inmoral. Ánimo a todos y fuerte abrazo a Gabriel, compañero de academia y sufrimientos.
    44105 | Gumer - 21/04/2017 @ 15:00:40 (GMT+1)
    Esta es la aunténtica realidad, la administración nos ningunea y necesario hecharle el pulso en un tribunal porque ninguna orden ministerial puede estar por encima de la ley de leyes y aquí hay mucha tela que cortar, soy de la opinión que la plataforma debiera pleitearse de lleno contra el ministerio, o ahora o nunca
    44104 | Gumer - 21/04/2017 @ 15:00:38 (GMT+1)
    Esta es la aunténtica realidad, la administración nos ningunea y necesario hecharle el pulso en un tribunal porque ninguna orden ministerial puede estar por encima de la ley de leyes y aquí hay mucha tela que cortar, soy de la opinión que la plataforma debiera pleitearse de lleno contra el ministerio, o ahora o nunca
    44103 | Juanma - 21/04/2017 @ 12:59:49 (GMT+1)
    Genial artículo que debería ser mayoritariamente difundido. Es un escándalo que ocurra ésto en un país con precariedad laboral. No me extraña en un país que inventó la picaresca. Pero creo que debe exigirse una solución ya.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.