www.diariocritico.com
La asertividad: ¿por qué he dicho blanco cuando quería decir negro?

La asertividad: ¿por qué he dicho blanco cuando quería decir negro?

lunes 05 de diciembre de 2016, 10:20h

Una conducta completamente interiorizada en nuestra sociedad es decir que sí, manteniéndonos dispuestos a aceptar lo que nos desagrada, en vez de expresar abiertamente ese desagrado. Creemos que si rechazamos o negamos, somos considerados como maleducados, por lo que tendemos a decir que sí, con el fin de sentirnos amados o aceptados.

Esta aceptación es contraria a la conducta asertiva que si se lleva a cabo, podríamos libremente decir que sí o que no ante cualquier situación que se nos presente. Por este motivo, en cualquier situación debemos, en primer lugar, decidir qué es lo mejor o más adecuado para nosotros y si debemos rechazar y decir no, deberemos seguir una técnica apropiada.

La técnica de decir que no, consiste en repetir de modo tranquilo nuestros deseos y emociones. Los pasos más aconsejados son responder tranquilo y con voz moderada, mirar directamente a nuestro interlocutor, mantener una posición del cuerpo relajada, mantenerse constante en nuestra negativa, ser claro en nuestro mensaje, explicándolo adecuadamente y mantenerlo.

En muchas ocasiones, nos encontramos con una respuesta agresiva por parte de la persona. Esto no debe ser un contratiempo, pues debemos anticiparnos a esa posible situación y mantenernos relajados, valorando el efecto emocional de nuestra respuesta negativa y siendo aún más constantes en nuestra respuesta. Con esto queremos decir que, debemos reconocer que nuestro NO, va a generar un malestar en la otra persona y nos intentará rebatir o criticar ese NO, por este motivo debemos seguir enraizados a nuestra respuesta y opinión.

Por su parte, los adolescentes son poco asertivos con su grupo de iguales por el miedo al rechazo y aislamiento y es por este motivo, por lo que debemos considerarlos “el grupo peligro”, pues realizaran conductas que en un principio no quieren hacer por agradar al grupo de iguales y que poco a poco, justificaran esa conducta, viéndola como la adecuada.

En ocasiones, carecemos de técnicas de comunicación asertiva. Por ello, os presentamos un ápice de estas técnicas como son, utilizar frases en primera persona con el fin de no despreciar la opinión de la otra persona, practicar el decir no en las ocasiones donde no existe una explicación sobre el por qué no hacerlo más allá del “no me apetece”, mantén una postura erguida cuando expreses el no, controla tus emociones como la ira a la hora de expresar tu negativa, pues debe primar la asertividad para tener un respuesta adecuada del otro.

No podemos olvidar que, decir “no” es difícil pero que con una técnica adecuada, cuidada y practicada podemos decir blanco y no negro, cuando queremos elegir blanco..


Análisis elaborado por Paloma López & Rocío Gavilán, del gabinete 'Psicología Velázquez'
Calle Velázquez 53, Madrid - 650541532
www.psicologiavelazquez.com


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios