www.diariocritico.com

> Crítica de la película

'Los odiosos ocho': Tarantino desencadenado
Ampliar

'Los odiosos ocho': Tarantino desencadenado

viernes 15 de enero de 2016, 11:33h
Quentin Tarantino vuelve al Oeste con 'Los odiosos ocho'. Su western nada tiene que ver con el de John Ford o Howard Hawks, y aunque algo más hay de Sergio Leone, no en vano el italiano es una de las principales referencias del director de 'Pulp fiction', 'Los odiosos ocho' es puro Tarantino. Quizás hasta en exceso.

Partiendo de una idea parecida a 'La diligencia' de John Ford, varios personajes antagónicos reunidos en un espacio reducido, lo que entrega Tarantino termina convirtiéndose en una especie de 'Reservoir dogs' en el mundo de 'Django desencadenado'. Como ocurría con ésta y 'Malditos bastardos' en 'Los odiosos ocho' hay grandes momentos mezclados con otros que no lo son tanto. Una vez más la resolución de la película, como le pasaba a las dos películas antes mencionadas, no está a la altura del resto del metraje. Tarantino vuelve a pecar de un exceso de violencia y a alargar una película que tiene una primera hora y media magistral.

Es en ésa primera parte donde volvemos a encontrarnos con el gran dialoguista que es Tarantino, mezclando siempre sus buenas dósis de humor negro. El reparto cumple a la perfección con unos papeles que tienen toda la pinta de haber sido escritos con ellos en mente. Brillan, en especial, Kurt Russell, Jennifer Jason Leigh y Samuel L. Jackson, aunque a este último el director y guionista le ha regalado una escena que se pasa de caricaturesca.

El resultado es una buena (y disfrutable) película pero el director vuelve a quedarse lejos de la perfección de sus dos primeras películas. Si la comparamos con las dos últimas ('Malditos bastardos' y 'Django desencadenado') tampoco sale ganando, ya que éstas tenían un par de escenas cada una de auténtico genio, mientras que en 'Los odiosos ocho', a pesar de su magnífico comienzo, cuesta encontrar algo parecido a la escena en el sótano de 'Malditos Bastardos' o la del Ku Kux Klan de 'Django'. Aun así, la película satisfacerá plenamente a los seguidores de Tarantino.

Y es que 'Los odiosos ocho' podría haberse llamado 'Tarantino desdencadenado', el director se ha lanzado a hacer la película que le ha dado la gana, contando con la música de su amado Ennio Morricone, llevando la violencia o el tema racial a los límites del exceso. Es cierto que se le ha ido la mano en ocasiones pero es difícil ver a un director tan a gusto consigo mismo. Porque 'Los odiosos ocho' no es una película de Tarantino, es una película de Tarantino al cuadrado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.