www.diariocritico.com
Las 10 mejores películas del 007, James Bond

Las 10 mejores películas del 007, James Bond

viernes 01 de octubre de 2021, 11:52h

Este viernes se estrena 'Sin tiempo para morir', la 25ª película de la serie de James Bond, que supone la quinta y última vez en la que Daniel Craig da vida al espía más famoso de todos los tiempos.

Así que desde Diariocrítico hemos aprovechado para seleccionar nuestras 10 películas favoritas de la saga, desde los tiempos de Sean Connery hasta los más recientes de Craig.

10. Golden Eye (1995)

Tras el bajón que supusieron los dos Bonds de Timothy Dalton, 'Golden Eye' supuso la refundación del personaje de manos de Remington Steel, quiero decir Pierce Brosnan. Aquí se olvidaban del giro más oscuro y violento de los años Dalton y volvían a la clase de superproducción con tintes cómic de los años Connery. El escocés la encontró tan de su agrado que incluso se postuló como villano para la siguiente entrega, 'El mañana nunca muere', eso sí se le quitaron las ganas en cuanto terminó de leer el guión de la misma.



9. Solo se vive dos veces (1967)

Una de las películas más pasadas de rosca de la saga, del guión se encarga Roald Dahl pero poco puede hacer para una serie que cada vez resulta más autoparódica. Eso sí aquí aparece el gran Donald Pleasence dando vida a uno de los villanos más recordados de la serie, Ernst Stavro Blofeld, que será el claro referente para el hilarante Doctor Maligno en sus películas de 'Austin Powers'.



8. Spectre (2015)

La cuarta película de Daniel Craig como James Bond no está a la altura de 'Skyfall', pierde fuelle en su segunda parte y vuelve a caer en todos los clichés negativos relacionados con la misma, incluidos esos malos que sueltan el discurso antes de acabar con el héroe, pero todo forma parte del plan de Mendes de reivindicar su marca. Esto es James Bond para lo bueno y para lo malo, lo tomas o lo dejas. Si se quiere desconectar un rato y pasar más de dos horas de diversión tonta, no hay mejor película. Si se está buscando algún tipo de profundidad… ¿qué haces viendo una película de James Bond?



7. La espía que me amó (1977)

Si Sean Connery fue el Bond definitivo, Roger Moore fue el más longevo (hasta la llegada de Craig, que ha estado más tiempo aunque ha hecho menos películas), con siete películas entre 1973 y 1983. La inexpresividad facial del actor, esta vez sí, inglés no le restó un mínimo de energía a la serie, aunque sí que es cierto que lo convirtió en el más parodiable y 'kitsch'. Posiblemente esta 'La espía que me amó' sea la más destacada de sus participaciones como Bond, es la que más ritmo tiene y además supuso el debut de uno de los villanos más recordados, el 'Tiburón' de Richard Kiel.



6. Desde Rusia con amor (1963)

James Bond es uno de los mayores símbolos de la Guerra Fría, así que era normal que solo tardara una película en viajar a la Unión Soviética. Dirigida nuevamente por Terence Young es una de las películas de Bond menos tontas, con un un guión que respetaba bastante la esencia de la novela de Ian Fleming, además de contar con Robert Shaw, interpretando a uno de los mejores villanos de la serie. La película se rodó muy cercana en el tiempo a la Crisis de los Misiles de Cuba y fue la elegida como continuación de 'Dr. NO' al ser uno de los libros favoritos del presidente Kennedy que, curiosamente, fue la última película que vio, el 20 de noviembre de 1963, dos días antes de ser asesinado en Dallas.



5. Casino Royale (2006)

Daniel Craig conseguía salirse de la sombra de Connery creando un Bond distinto, más oscuro, vulnerable y atormentado, menos divertido, hedonista y machista que su predecesor. 'Casino Royale' hubiera sido, casi con toda seguridad, la película favorita del creador del personaje, Ian Feming, además Eva Green y Mads Mikkelsen entran por derecho propio entre los preferidos de los secundarios, en este caso 'chica Bond' y villano, para los seguidores del espía británico.



4. 007 al servicio secreto de Su Majestad (1969)

Primera entrega en la que no aparece Sean Connery y única en la que aparece George Lazenby. Aun así, entre los más fanáticos de la serie, 'Al servicio secreto de Su Majestad' es considerada una de las mejores y más emotivas entregas de la saga. Esta vez es Telly Savallas (el mismísimo Kojak) el encargado de dar vida a Stavro Blofeld. Lazenby estaba muy lejos del carisma de Connery pero la película convertía a su Bond en alguien más humano y realista, además de tener uno de los mejores finales de toda la serie.



3. Agente 007 contra el Dr. No (1962)

El hecho de que lo más recordado de esta película siga siendo Ursula Andress emergiendo del mar en bikini ya dice mucho del tipo de película que estamos hablando. Y es que las películas de James Bond siempre fueron un sinsentido muy divertido que cumplía todas las expectativas del género masculino de la época, chicas, coches y bebidas alcohólicas, además de malos malísimos a los que eliminar sin ningún tipo de cargo de conciencia. Vista a día de hoy ha quedado muy anticuada pero, a pesar de todo, sigue siendo muy entretenida



2. Skyfall (2012)

En un año en el que se estrenaron 'Los vengadores', 'El caballero Oscuro: La leyenda renace' o 'El hobbit', Sam Mendes firmó el mejor blockbuster de 2012. Nunca una película de James Bond fue tan consciente de su importancia como icono pop como 'Skyfall'. El hecho de que Javier Bardem entregase un villano inolvidable tampoco la desfavoreció en nada.



1. Goldfinger (1964)

Si las películas de James Bond no son más que un enorme producto pop y 'kitsch', entonces 'Goldfinger' es la más perfecta de todas, la más parecida a un cómic y la que convirtió a Bond, James Bond, en icono (pop) cultural. Aquí está el Bond en el que se miran todos los demás, Sean Connery (Fleming llegó a incluir un remoto pasado escocés en su personaje como homenaje a Connery), la secuencia pre créditos, la primera vez que se utiliza una canción pop como reclamo, cantada además por Shirley Bassey, también esos malvados totalmente salidos de quicio, como Goldfinger y su manía de convertir a 'pin ups' en estatuas de oro, u Oddjob y sus gorros lanzables, por supuesto también hay una chica Bond absolutamente icónica, la peligrosa Pussy Galore, interpretada por Honor Blackman, que incluso dio nombre a la primera banda de Jon Spencer. Además fue la primera vez que utilizó su mítica frase "Un martini. Agitado, no revuelto" y la primera que comenzó la locura de los juguetes relacionados con películas, mucho antes de Lucas y su 'Guerra de las Galaxias'. En definitiva, el James Bond definitivo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios