www.diariocritico.com
Las cualidades del aceite de oliva virgen extra superan con creces a las de cualquier otro aceite en el mercado
Ampliar
(Foto: EP)

Las cualidades del aceite de oliva virgen extra superan con creces a las de cualquier otro aceite en el mercado

jueves 28 de abril de 2016, 07:57h

El aceite de oliva virgen extra es conocido por su calidad extrema y su intenso sabor que añaden a cada plato un toque único y especial, inigualable. Es uno de los componentes estrella de la dieta mediterránea y muchos expertos ya lo califican como la grasa más saludable que existe.

Por Nutrición Sin Más

El aceite de oliva se obtiene mediante el prensado de las olivas, es decir, los frutos del olivo (Olea europea). Según el proceso de elaboración utilizado, el aceite extraído varía en calidad y pureza y, de acuerdo con El Comité del Codex sobre Grasas y Aceites (CCFO), el aceite de oliva se clasifica en:

  • Aceite de oliva virgen extra:aceite de oliva virgen con acidez libre equivalente como máximo a 1 g de ácido oleico por 100 g.
  • Aceite de oliva virgen: aceite de oliva virgen con acidez libre equivalente como máximo a 2,0 g de ácido oleico por 100 g.
  • Aceite de oliva virgen corriente: aceite de oliva virgen con acidez libre equivalente como máximo a 3,3 g de ácido oleico por 100 g.
  • Aceite de oliva refinado: aceite de oliva obtenido del refinado de aceites de oliva vírgenes que altera su composición; con acidez libre equivalente como máximo a 0,3 g de ácido oleico por 100 g.
  • Aceite de oliva: mezcla de aceite de oliva refinado y aceite de oliva virgen con acidez libre equivalente como máximo a 1,5 g de ácido oleico por 100 g.

Para poder comprender mejor las increíbles cualidades del aceite de oliva virgen extra es necesario acudir a su composición. 100 gramos de aceite de oliva virgen extra aportan el 75 % de la CDR (cantidad diaria recomendada) de vitamina K y el 72 % de la CDR de vitamina E.

Sin embargo, lo que realmente hace del aceite de oliva virgen extra un alimento tan saludable es su característico contenido lipídico y las diversas y numerosas sustancias antioxidantes que posee.

El mayor porcentaje de grasa presente en el aceite de oliva virgen extra es grasa monoinsaturada, grasa muy resistente a las altas temperaturas y razón por la cual los estudios coinciden en que este aceite es la mejor opción para freír y cocinar.

Asimismo, es importante mencionar que el ácido oleico es la grasa monoinsaturada más abundante del aceite de oliva y es la responsable de la gran mayoría de beneficios que este brinda a la salud.


Previene enfermedades cardiovasculares

El beneficio más estudiado del consumo de aceite de oliva es su eficacia a la hora de prevenir enfermedades cardiovasculares. A través de varios mecanismos, como son la reducción del colesterol LDL y la tensión arterial, la prevención de coágulos sanguíneos o la disminución de la inflamación, el aceite de oliva virgen extra puede reducir el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón.

De acuerdo con varios estudios científicos, las personas asiduas a consumir aceite de oliva tienen un riesgo más reducido de sufrir un accidente cerebrovascular o infarto mortales.

Por otro lado, existen ciertos indicios de que el aceite de oliva virgen puede reducir la resistencia a la insulina y disminuir los niveles de glucosa en sangre, lo que contribuiría tanto a reducir los síntomas de la diabetes como a prevenirla.


Es un potente antiinflamatorio natural

Al parecer, el ácido oleico del aceite de oliva mejora los marcadores de inflamación, y el oleocantal, un potente antioxidante presente también en este aceite, se ha comparado con el fármaco antiinflamatorio ibuprofeno.

Esto quiere decir que el aceite de oliva virgen, gracias a su rica composición, es un potente antiinflamatorio natural que puede combatir determinadas enfermedades crónicas.

Un ejemplo de enfermedad crónica que puede ser tratada con aceite de oliva, y así lo afirman los expertos, es la artritis reumatoide, un desorden autoinmune caracterizado por la inflamación y destrucción progresiva de las articulaciones.

Además, las pruebas indican que las propiedades antiinflamatorias del aceite de oliva se intensifican al combinar su consumo con aceite de pescado.


Combate la bacteria Helicobacter pylori

El aceite de oliva también posee propiedades antibacterianas. Un estudio reciente llevado a cabo por varios científicos de la Universidad de Jaén ha revelado que el aceite de oliva virgen extra y el aceite de oliva ecológico son más efectivos que el aceite de pescado en la prevención de infecciones bacterianas.

Concretamente, las investigaciones se han centrado en la bacteria Helicobacter pylori, un patógeno responsable de la aparición de úlceras péptidas, gastritis y cáncer de estómago.


Protege contra el Alzheimer y el cáncer

El antioxidante oleocantal ha sido asociado a la prevención de la enfermedad de Alzheimer y de diversos cánceres.

Por un lado, este compuesto tiene la capacidad de suprimir unas placas denominadas placas amiloides, un “desorden” de proteínas enlazadas que se acumulan en las neuronas durante el desarrollo del Alzheimer.

Por otro lado, los antioxidantes contenidos en el aceite de oliva previenen la oxidación causada por los radicales libres, un factor de riesgo de la aparición de cáncer. Asimismo, se ha demostrado que el oleocantal puede causar la muerte de células cancerosas.

De aroma y sabor inconfundibles, el aceite de oliva virgen extra es un alimento natural y saludable que ya ha sido apodado como “superalimento”. Como aceite para cocinar o bien como aliño de ensaladas y otros platos, este delicioso aceite es un ingrediente imprescindible que no puede faltar en tu dieta.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.