www.diariocritico.com
Padilla dando la vuelta al ruedo
Ampliar
Padilla dando la vuelta al ruedo (Foto: Toromedia)

Feria de Abril: entre lo superficial, la vulgaridad y las vueltas al ruedo

miércoles 03 de mayo de 2017, 00:24h
Entre todos la mataron y la categoría de La Maestranza fenece tarde a tarde. Es un proceso en el cual cada parte aporta su granito de arena. La autoridad política, el palco, empresa, ganaderos y toreros señalan una senda prolongada y descendente donde ni se guardan las formas, ni se hacen guardar los ritos y las reglas.
Una muestra bien gráfica de ello es lo ocurrido este miércoles.

Una presidenta desconcertante, reina de los callejones, que aprueba seis animales terciados de Jandilla impropios de plaza de primera categoría. Que permite lidiar el primer toro con un solo puyazo y que por el contrario se mantiene firme ante dos peticiones de oreja por faenas ramplonas, superficiales y vulgares.
Los taurinos y la prensa del pesebre en estos años vienen acostumbrando mal al público ocasional, que ni llena la plaza un día de farolillos, a valorar como bueno o excelente lo superficial y el efectismo que cala en la masa.

No se dan cuenta que están cavando su tumba y lo que es peor la de la tauromaquia. Jandillas al estilo moderno, sin clase, fuerza, casta ni fondo, pero que se desplazaban, y que mientras duran, permiten embestidas noblonas, previsibles y cómodas. Con este material, los tres artistas banderilleros de esta tarde pusieron mal la mayoría de los palitroques, sin levantar las pasiones de antaño.

Los novillotes pasaban por el caballo con una amabilidad exquisita y llegaban a las muletas de sus matadores dóciles, educados y muy sensibles a propiciar el triunfo. Pues ni así pudimos ver arte, temple, colocación, pero sí sopor y el aburrimiento que supone la falta de casta en toro y torero. Reseñar como una ligera excepción el quinto de la tarde. Llegó a la muleta con cierta trasmisión de riesgo y en la primera embestida a Fandi lo prendió en la pierna derecha con un pitonazo que suponemos no de mucha gravedad pues le permitió continuar en el ruedo.

El torero aguantaba parones al toro mirón. Lo sometía por abajo y mientras duró el toro, que no fue mucho, el de Granada estuvo bien, dominador y valiente.
Mató mal al igual que su compañero Padilla (en la foto) en el cuarto. En ambos toros hubo petición bullanguera de oreja y la señora presidenta estuvo acertada en no conceder esos trofeos inmerecidos en una plaza de primera, pero posiblemente muy a modo en plaza de pueblo.

Escribano, vulgar toda la tarde. Se confunde si sigue la senda que le marcan sus consejeros actuales de anunciarse con el medio toro de hoy. Necesita el toro encastado que genere emoción.

FICHA

Toros de Jandilla-Vegahermosa, sin trapío de plaza de primera categoría. Juan José Padilla, vuelta con petición y vuelta con petición. El Fandi, silencio y vuelta con petición. Manuel Escribano, silencio y palmas. Entrada: Tres cuartos de plaza. Incidencias: El Fandi fue atendido en la enfermería de erida por asta de toro en tercio inferior, cara anterior de muslo derecho que lesiona musculatura del cuadriceps en una extensión de seis centímetros. Se practica limpieza de herida, hemostasia y sutura de la misma. Pronóstico: Menos grave, le impide continuar la lidia Parte firmado por el Dr. Octavio Mulet Zayas

Festejos del 2 de mayo en Sevilla y Madrid

Con el festejo de este martes llevamos ocho corridas de toros del ciclo de Abril, incluido Domingo de Resurrección. Se han lidiado cuarenta y ocho toros y en el recuerdo queda un toro de Torrestrella, otro de Juan Pedro y “Platino” de Victorino. Varias orejas de pueblo. Declive de la categoría de la plaza y un hastío general en el aficionado. ¿Con este balance pretende el empresario aumentar el número de abonados?Como aconteció con los de García Jiménez que lidiaron Morante, Perera y Javier Jiménez sin un sólo trofeo. Mejor lo pasaron en la tradicional goyesca del 2 de mayo en Madrid, donde el troe de muchos quilates de pureza de Ureña, que cortó oreja, y Urdiales, brilló a ratos.

Este año el aumento fue de ciento veinte nuevos abonos. Que se prepare para el año que viene. Porque con los festejos celebrados, muy similares al de esta tarde, el negocio lo tiene muy crudo. Así no se hace afición. Con los toros de Matilla, tres muy mal presentados, con la edad al límite y “pañuelo veloz” de presidente es difícil hacer desfilar el trapío que Sevilla necesita en ese precioso albero.

Cuando una corrida de toros invita al bostezo y la siesta. Es que algo no funciona. Es que precisamente falta la esencia de la Fiesta que es la emoción y el riesgo que cale en los tendidos. Qué pena da ver toros ir de aquí para allá sin codicia, fuerza, cadencia de bravo y mansedumbre. Esto ocurrió esta tarde. Sin temor a exagerar, decir que se dieron más muletazos que en todas las corridas anteriores. Aquello era puro aburrimiento. Embestidas de vaca burra sin transmisión en el animal y menos transmisión en los toreros.

Escarbar un poco para destacar varios naturales de Morante. La pulcritud y ganas de agradar de Javier Jiménez y la madurez de Perera, empeñado en matar estos medios toros y abstraerse de medir su tauromaquia con encastes más comprometidos. Una vez más y lo seguimos denunciando, es que la suerte de varas fue puro teatro. Como este mal es crónico, exigimos a la autoridad que al menos los toros sean puestos en suerte correctamente. El reglamento está para cumplirlo.
Curro Javier y Javier Ámbel colocaron muy bien banderillas. La música sigue una tarde más no tocando cuando debe y tocando cuando no debe.

Toreo puro de Ureña y Urdiales en Las Ventas

A su vez, en Madrid tuvo lugar la tradicional corrida goyesca del 2 de mayo, como informa Emilio Martínez. El balance de trofeos fue de una sóla oreja para Paco Ureña, la que obtuvo con su toreo de máxima pureza, a la par que de valor, frente al último de la tarde, de Victoriano del Río, manso como todos los lidiados pero que se entregó con genio y peligro final.

El murciano también se sintió en el cuarto, de José Vázquez, de la misma manera, con toreo del caro siempre cargando la suerte y con mucha verdad, pero marró a espadas y todo se redujo a una gran ovación tras aviso. El segundo fue un inválido de Salvador Domecq, con el que abrevió.

Otra oreja habría echado en su esportón Diego Urdiales ante el tercero, otro mansote noble de José Vázquez con el que siempre cruzado y templado brilló sobre todo al natural, aunque sus fallos con estoque le impidieron otra cosa que no fuera una fuerte ovación tras aviso. Con el primero de Salvador Domecq también logró algunas buenas series hasta que se rajó.

Y no logró acoplarse con el quinto, de Victoriano del Río que se quedaba corto. Destacar, por inusual, que afortunadamente los dos coletudos, de manera intermitente, también dejaron el sello de su calidad con el capote.

CRÓNICA DEL FESTEJO ANTERIOR EN SEVILLA

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios