www.diariocritico.com
Halloween: origen de esta celebración y la historia de la calabaza
Ampliar
(Foto: EP)

Halloween: origen de esta celebración y la historia de la calabaza

El 31 de octubre de cada año se celebra la Noche de los Muertos Vivientes, conocida en el mundo anglosajón como la fiesta de Halloween. Pero... ¿qué se sabe realmente sobre esta celebración?

Vamos a descubrir, por ejemplo, la historia de la calabaza de Halloween y sus orígenes. A pesar de que hay muchos detractores de incorporar esta fiesta norteamericana a nuestras costumbres, lo cierto es que cada vez son más las personas que salen a las calles durante la noche del 31 de octubre para celebrar una tradición en la que niños y adultos se pueden divertir juntos, además de que se convierte en una velada de fiesta de disfraces de terror y horripilantes.

Halloween es una arraigada tradición norteamericana, como decíamos, pero de origen irlandés, y ya está plenamente integrada en países de medio mundo, entre ellos, España.

Cada año aumenta su popularidad y niños y adultos no pueden resistirse a participar de esta fiesta, una terrorífica noche en la que sustos y risas se dan la mano. Disfraces de brujas, maquillajes sanguinarios y, sobre todo, calabazas, son los elementos principales que se convierten en protagonistas cada 31 de octubre. ¿Y por qué se utilizan calabazas para representar Halloween?

La calabaza y Jack O'Lantern

Al contrario de lo que popularmente se piensa, la calabaza de Halloween tiene su origen en Irlanda. Cuenta la leyenda que Jack O'Lantern, un irlandés de dudosa reputación por su afición al alcohol, su tacañería y su egoísmo, y quien tuvo un encuentro con el Diablo la noche del 31 de octubre. Consiguió escapar de él y fue el propio Jack quien le atrapó con la ayuda de algunos crucifijos. Pasados 10 años, el Diablo no conseguía escapar y tuvo que hacer un pacto con Jack: nunca se llevaría su alma si a cambio le liberaba de su prisión. El irlandés aceptó, quitó los crucifijos y el Diablo escapó.

Cuando llegó la hora de la muerte de Jack O’Lantern, no podía ir al cielo por su vida llena de pecados, pero tampoco tuvo lugar en el infierno ya que allí se encontraba el Diablo y aún seguía vigente la promesa de no llevarse nunca su alma. Jack quedó condenado a una eternidad en ninguna parte, no había cielo ni infierno para él y el Diablo, burlándose de él, le entregó un carbón encendido para que vagara eternamente por la oscuridad. Jack colocó este carbón dentro de un nabo, pero con el tiempo los propios irlandeses cambiaron su leyenda utilizando calabazas ya que con su migración a tierras americanas era más complicado encontrar nabos, mientras que la calabaza estaba mucho más extendida. Este hecho, unido a que son más sencillas de vaciar y utilizar a modo de candil, fue el detonante para convertir a la calabaza de Halloween en el símbolo de la Noche de los Muertos Vivientes.

8 casas para vivir un Halloween de miedo

Los veinte 'mejores' malos de la historia del cine

10 canciones perfectas para celebrar Halloween

Los mejores disfraces de Halloween de las famosas

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)



Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.