www.diariocritico.com
La guitarra española sigue siendo el rey
Ampliar
(Foto: Oscar Viejo)

La guitarra española sigue siendo el rey

lunes 12 de septiembre de 2016, 13:41h
No descubrimos un nuevo y lejano planeta si afirmamos con rotundidad que este bello instrumento, la guitarra española, continúa en la actualidad en una posición cimera y por encima de los demás instrumentos en cuanto a ventas y recaudación en el mercado musical se refiere.

Si lo desea, tiene la posibilidad de comprar guitarras baratas de este tipo a partir de portales web.

Da la impresión, al menos por el momento, de que este instrumento no se está viendo excesivamente afectado (si hacemos mención a su demanda) por el paso del tiempo. Más bien al revés, y sobre todo, en estas fechas veraniegas y vacacionales en las que los festejos que la acogen se incrementan. Desde tiempos inmemoriales ha sido empleada con éxito en todo tipo de ritos y celebraciones festivas. Nació a partir de hititas y asirios, y su auge no se ha desmoronado con el transcurrir de los siglos, como venimos haciendo hincapié.

Una variedad de la guitarra clásica o española es la guitarra acústica. Se diferencian principalmente en el material del que están compuestas sus cuerdas. Así, éstas se encuentran talladas a metal, sustituyendo así la tripa o el nailon. También oscila el tamaño de la caja, y según muchos, esto repercute positivamente en su acústica.

Procede de Estados Unidos, y con el tiempo evolucionó a fin de adoptar un nuevo sistema alimentado por pastillas eléctricas (energía), dando lugar a la guitarra eléctrica.

No obstante, nuestras guitarras tradicionales, como comentamos con anterioridad, prosiguen su victorioso desfile en cuanto a cuotas de mercado, ya que conforman un instrumento ampliamente demandado por un cada vez más extenso público, que viene a complementar a sus ya más lejanos y fervientes admiradores.

Sus precios varían ostensiblemente en función de sus características intrínsecas, marcas y calidad, pudiéndose encontrar ejemplares a partir de unos escasos treinta euros, hasta otros extremos más mareantes por la cuantía de la cifra. Como en casi todo, dependerá de lo que el sujeto esté dispuesto a desembolsar para hacerse con su nuevo y brillante aparato.

Nuestro país lleva tiempo apostando firmemente por exprimir este fenómeno cultural y musical cada vez más de moda catalogado como Flamenco, que ha conseguido la proeza de traspasar fronteras multiculturales a una velocidad casi inusitada.

Sin duda, debemos detenernos a admirar la belleza, majestuosidad y sensualidad de los acordes de este singular instrumento, y no pasar por alto el estudio de su inabarcable e incomparable legado, transmitido entre generaciones.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios