www.diariocritico.com
Las claves para sobrevivir más de 30 años en el sector de la imprenta
Ampliar

Las claves para sobrevivir más de 30 años en el sector de la imprenta

martes 19 de diciembre de 2017, 13:24h

El sector del papel impreso ha perdido su groso de mercado en los últimos años tras la revolución digital. Pero algunas imprentas han sabido reinventarse y sobrevivir, adaptando sus servicios a las demandas del mercado. El ejemplo de imprenta Printmakers es una muestra de ello, que tras 30 años ofreciendo sus servicios en Barcelona, han adoptado las nuevas tecnologías y las tendencias del sector gráfico para mejorar y avanzar en su trabajo.

El papel que juega la imprenta en los trabajos de cartelería y material para empresas es muy importante, porque estos deben transmitir la imagen de marca. Por eso, cuando una imprenta cuida al máximo el acabado y el trato a sus clientes, esto quedará reflejado en los trabajos finales. Y esos trabajos finales transmitirán a su vez una buena imagen, aportando su granito de arena a la eficacia de su comunicación. Esta es una de las claves por las que una imprenta sigue manteniendo su parte de mercado, la profesionalidad y el trato personalizado.

Pero esto no lo es todo, la oferta de productos y servicios es una clave a la hora de retener clientes y permanecer en el sector. Y para que esto sea así, se debe aportar algo novedoso y diferente. Una vez se satura el mercado de los mismos productos, es importante innovar para que los clientes puedan optar por trabajos más creativos o diferentes. Buscar nuevos retos en la impresión, los formatos y sobre todo, la técnica, es lo que hace a imprentas como Printmakers mantenerse activa y desmarcarse de los competidores, sobreviviendo a las inclemencias del mercado.

Pero el terreno del papel ha sufrido un duro golpe estos últimos años y esto no es suficiente, se necesita ir un paso más allá. Otra forma de reinventarse y adaptarse a los nuevos tiempos es engancharse a otra opción de negocio. En el caso de la Imprenta Printmakers, han optado por participar en la parte creativa, aportando a los clientes soluciones de diseño e imagen de marca. De esta forma, una imprenta deja de limitarse a la mera reproducción del archivo recibido, también coge el negocio del paso previo, el de la creación.

Para una imprenta, por mucho que se reinvente, su esencia es la impresión y para no perder esa virtud, la clave es la especialización en formatos físicos difícilmente sustituibles por una versión digital. Más allá de las fotocopias o los anuncios en cartelería, que han perdido fuelle en pro del mercado online, existen otro tipo de elementos que siempre se van a necesitar en mayor o menor medida. Estos son vinilos de decoración, packaging para productos, lonas y grandes formatos, puntos de venta, cajas de promoción para productos… Ofrecer este portfolio de productos permite además llegar a acuerdos beneficiosos con clientes de tamaño y presupuesto considerable.

En definitiva, se trata de tener una visión de 360 grados sobre el sector de la impresión y lo que va ligado a ella, como el marketing y la creación. La oferta de productos sumada a los nuevos departamentos de creativos como se ha mencionado anteriormente, permite aunar un proceso formado antes por varios agentes, en uno solo, abarcando más negocio y cuota.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.