www.diariocritico.com
Los 10 mejores discos de Deep Purple
Ampliar

Los 10 mejores discos de Deep Purple

martes 18 de octubre de 2016, 12:36h

Los seguidores más fieles del rock ya lo saben, pero es conveniente recordar que Deep Purple es una banda fundamental para entender la historia de este género musical. Ahora toca analizar sus mejores discos de sus casi 50 años de vida, en los que se han librado muchas batallas internas, encontronazos, distintas etapas y muy diferentes estilos y formaciones. Hablar de los Purple es hablar de mínimo 4 bandas en sí misma...

10 - 'Slaves & Masters' (1990)

Así arrancaron los años 1990 los Purple, con un disco que al menos se merece entrar en este top 10 de la banda, dejando fuera a muchos álbumes, entre ellos, a los iniciales, que si bien tienen gran calidad, formaban parte de otro estilo musical más allá del rock duro que luego hicieron sello de identidad. 'Slaves & Masters' fue un disco comercial, como todo (o casi todo) lo que se hacía en esos tiempos musicales, pero fue todo un lujo disfrutar de Joe Lynn Turner aún en sus mejores momentos, siendo la voz alternativa a Ian Gillan. Discreto trabajo donde apenas brilla Ritchie Blackmore, la única y verdadera luz instrumental del grupo, más allá del talento de Jon Lord para el piano y los teclados. Pese a ser un disco discreto, podemos gozar de temazos muy comerciales como fueron 'King of Dreams', con sonido muy Rainbow, ya que Turner y Blackmore venían de trabajar juntos en la banda creada por el guitarrista, y 'Love Conquers All'.

9 - 'The Book of Taliesyn' (1968)

Si había que elegir uno de los antes mencionados 3 primeros discos del grupo, cuando aún no habían aterrizado en Purple Ian Gillan y Roger Glover, sin duda habría que quedarse con el más sólido de todos. 'The Book of Taliesyn' se salvaría como disco sólo con escuchar un tema que quedó posteriormente como un clásico del grupo, 'Wring That Neck', un tema tan incómodo como brillante, pero que más se parece al art rock que luego se desarrollaría en los 1970 que a un rock post-beatle, como todo lo que se hacía a finales de los 1960 y que tanto condicionó los inicios de Deep Purple. Hay que recordar que en estos tiempos la voz corría a cargo de Rod Evans y el bajo, de Nick Simper, músicos que luego quedarían en cierto olvido, sobre todo el vocalista.

8 - 'Fireball' (1971)

Complicado momento para un disco que parece que salió demasiado apresurado entre dos clásicos de la banda, 'In Rock', de 1970, 'Machine Head', de 1972. La 'Mark II' quiso exprimirse al máximo, tanto que perdió algo de contundencia y temas de mayor calidad. Aun así, una formación de este talento no podía hacer un disco malo (con excepción del anecdótico 'Who Do We Think We Are' de 1973, que marcó el final de una era) y hay lujos como 'Fireball', 'Demon's Eye', 'The Mule', 'No One Came' y... sí, ese divertido tema, clásico entre los clásicos de Purple: 'Strange Kind of Woman'. Como curiosidad, este tema no entró en la versión primera del álbum, la británica, sino que tuvo cabida posteriormente en la edición para EEUU, Canadá y Japón. Otra anécdota es que inicialmente se iba a llamar 'Prostitute', pero optaron por algo más 'para todos los públicos'.

7 - 'Purpendicular' (1996)

Algunos lo verán como un crimen, pero era injusto dejar fuera de la lista al disco que marcó el comienzo de una era y al que se debería considerar como el único trabajo que merece la pena tras la marcha de Blackmore de la que era su amada banda hasta que la convivencia con Gillan y Glover, entre otros, era insoportable y prefería la alienante labor de líder en Rainbow y, más adelante, la entrega total a su vida en pareja con Candice Night, a la que por entregar, entregó hasta su carrera profesional para pasar a ser un músico de folk renacentista y abandonar la guitarra eléctrica y el rock. 'Purpendicular' supuso el estreno de Steve Morse, que venía de tocar con Kansas o los Dixie Dregs. Currículum nunca le sobró, pero es cierto que jamás llegó a comunicar ni la mitad del carisma que Blackmore tenía con su guitarra. El álbum tiene temas muy interesantes como la pegadiza 'Ted the Mechanic' o los baladones 'Loosen My Strings' y ' Sometimes I Feel Like Screaming'.

6 - 'The Battle Rages on...' (1993)

Por las mismas razones que incluíamos a 'Purpendicular' mencionamos a este interesante trabajo que tiene el honor de quedar en la historia como el último de Blackmore con la banda. Si bien no es un trabajo con un talento enorme, fue también el último con el estilo de Ritchie, rockero y no excesivamente bluesy, con temas de gran carga musical como la que da nombre al álbum, la explosiva 'The Battle Rages On', o la rockera 'Time to Kill'. 'Anya' fue la balada estelar del álbum. Una pena ver cómo se perdía algo que era esencial para Deep Purple, ya que los fans más puristas consideran que tras este trabajo de 1993 nunca se podría considerar los discos posteriores como algo puramente 'purpleliano', por mucho que Gillan, Paice, Glover y Lord continuaran en la banda.

5 - 'Perfect Strangers' (1984)

Demasiado 'ochentero' para algunos, este disco es una joya musical para los más nostálgicos de la 'Mark II', que es como se conocía a la formación más clásica de Purple, con el quinteto estelar de Gillan, Paice, Glover, Lord y Blackmore. Los Purple regresaban por todo lo alto tras 9 años de silencio y muchas disputas por la banda. Al final, pipa de la paz a medias y gran trabajo. Los 7 minutos de 'Knocking at Your Back Door', apertura del disco, con una intro de teclados de Lord que quedarán para el recuerdo (y las escuelas de música), ya justificaban su inclusión en este ranking y la posición del mismo. Pero es que sería injusto no mencionar canciones que quedarían para posteriores setlists de directos: los rocks 'Nobody's Home', 'Mean Streak', 'Perfect Strangers', el baladón 'Wasted Sunsets' y la agresiva 'Hungry Daze'. Si bien es cierto que hay que mencionar en este disco ya se notaba el bajón vocal de Gillan, quien pasó de ser un mito del rock en los setenta a ser una voz muy denostada por los críticos ya que perdió su potencial, su rango vocal y pasó a ser una voz demasiado pastosa para cantar los clásicos de Purple.

4 - 'Stormbringer' (1974)

No es el único disco que veremos en este ranking de la Mark III, con David Coverdale a la voz y Glenn Hughes al bajo y también al micro. Una etapa distinta, donde Blackmore quiso tomar las riendas del grupo tras la salida temporal de sus enemigos Gillan y Glover, dando aires renovados y mucho más 'blueseros'. Las voces de Coverdale y Hugues permitían rangos diferentes para temas que iban desde el blues rock más clásico al soul puntual de algunos temas. Segundo de los tres discos que sacó esta formación al mercado (hemos dejado fuera de la lista 'Come Taste the Band' de 1975), brilla por temazos como eran 'Stormbringer', 'Lady Double Dealer' o la mágica y nostálgica 'Soldier of Fortune', un tema fundamental aunque no sea de los más conocidos de Purple. Un trabajo para valorar en su conjunto, en todo caso, ya que no brilla por apariciones puntuales.

3 - 'Burn' (1974)

Justo una posición más alta que 'Stormbringer' llega el primero de los discos con la Mark III. El debut de Coverdale y Hughes fue todo un lujazo que se cuela en el podio directo gracias al talento desbordante de un trabajo que no tiene desperdicio. La magia de este álbum quedará siempre para el recuerdo aunque no quede calificado como el 'mejor' disco de Purple. Es cierto que quizás vimos al mejor Jon Lord, más allá de los brillos iniciales de los dos mencionados debutantes, y aun Blackmore que por fin podía trabajar sin mirar a otros compañeros con malos ojos. Desbordando inspiración, compuso temazos que quedan para la historia de la música de todos los tiempos como el homónimo 'Burn', 'Might Just Take Your Life', 'You Fool No One', y, cómo no, la inigualable 'Mistreated', quizás la mejor canción de blues-rock de todos los tiempos, pese a quien le pese. Si además le añadimos el lujo de la experimentación sonora de 'A 200', tenemos un disco para tener siempre muy cerca de nosotros y, si puede ser, escuchar en buen tocadiscos el vinilo original.

2 - 'Deep Purple In Rock' (1970)

¿A quién quieres más? ¿A papá o a mamá? ¿Qué brazo te cortarías, el izquierdo o el derecho? Preguntas estúpidas como tan absurda es la elección entre dos discos míticos como son 'In Rock' (1970) y 'Machine Head' (1972). Apenas habría que resaltar muchas diferencias. Digamos que el primero de ellos estaría algo más abajo en este ranking por tener menos canciones míticas que todos recordamos de Purple. De todos modos, 'In Rock', con esa portada tan mágica con los bustos de nuestros héroes Gillan, Blackmore, Paice, Lord y Glover esculpidos en la roca como si fueran los de los presidentes del monte Rushmore, tiene temazos increíbles como la mágica y progresiva 'Child in Time' como canción estelar. Más de 10 minutos de locura y magia musical que nos trasladan a otro planeta, traspasando las barreras de los conceptos comerciales y artísticos. Si a este tema le añades la rockera 'Speed King', otro clásico entre los clásicos, 'Into The Fire', 'Living Wreck' o 'Hard Lovin' Man'... pues, ¡apaga y vámonos!

1 - 'Machine Head' (1972)

Sí, había que elegir uno. Y como sólo puede quedar uno, elegimos este mítico álbum de 1972 donde grandes clásicos de Purple como 'Highway Star', 'Pictures of Home', 'Never Before', 'Lazy' o 'Space Truckin'' quedarán siempre en los libros del rock. Y sí, nos dejamos para el final el que sin duda es el tema más conocido de Purple, 'Smoke on the Water', quizás uno de los que inexplicablemente siempre representan a la banda pero que los fans más fieles de la misma nunca elegirían entre su top 10. No por nada, sino porque un brillante y pegadizo 'riff' de guitarra marcó demasiado el legado de un tema que es de los más anecdótico, realmente. Si hay que elegir, posteriormente a esta lista, los mejores temas de Deep Purple, sin duda que casi todo el álbum estaría recogido en ella. Por eso se merece, sin dudarlo, ser el primero de la lista, pese a que se aproxime mucho en calidad al 'In Rock' o al brillante 'Burn'.


La Mark II de Deep Purple: Ritchie Blackmore, Roger Glover, Ian Paice, Ian Gillan y Jon Lord.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.