www.diariocritico.com
Los juegos de mesa ayudan a estimular el pensamiento estratégico del niño
Ampliar

Los juegos de mesa ayudan a estimular el pensamiento estratégico del niño

martes 10 de enero de 2017, 11:56h

Los juegos de mesa destinados a los niños contribuyen al desarrollo psicológico y emocional del pequeño, le ayudan a relacionarse socialmente con los demás, y además, para más inri, suponen una tradicional manera de pasar un rato agradable y distendido en compañía de toda la familia. Con total probabilidad, las risas estarán garantizadas.

Quién de nosotros no ha tirado de ellos (de pequeño o incluso ya bien entrados en edad) en una de esas tardes de lluvia en las que resulta poco menos que utópico desarrollar una actividad vinculada con el ocio al aire libre. Y no únicamente en estas situaciones, sino en muchas otras en las que estimamos como oportuno quedarnos en casa disfrutando de nuestros juegos de toda la vida.

Son juegos de la más diversa índole, muy distintos a veces entre ellos, y que ayudan de sobremanera a estimular ciertos aspectos de la personalidad del niño, a tallarla desde su nada desdeñable parcela de influencia, por así decirlo.

Aparte de incrementar los niveles de paciencia del menor, incide sobre su concentración y lógica, su capacidad de deducir, e incluso pone a prueba su tolerancia cuando llega un momento de frustración y hay que aceptar la derrota como parte del “deporte”.

Pero sin duda, una parcela que se ve especialmente beneficiada de la utilización de estos juegos es la estratégica. Y no hacemos referencia a ninguna acepción empresarial ni militar precisamente. El pensamiento estratégico del niño tendrá que hacer acto de presencia con continuidad, aumentando su raciocinio a la hora de resolver problemas que se le presenten. De esta forma, sus habilidades estratégicas salen muy bien paradas con prácticas lúdicas de este tipo.

Tal vez ésta sea una de las razones de más peso por la que los adultos debiéramos no pasar por alto estos juegos (a menudo colectivos) cuando pensamos en regalos para nuestros niños. El crío, a la par de divertirse, está estimulando el desarrollo de ciertas habilidades que luego han de acompañarle en el transcurso de su vida. Se completa así una doble función, atendiendo no solo a las necesidades joviales del menor.

Otras de las Ventajas que encontramos en estos juegos son:

  • Mejorar la memoria: muchos juegos exigen conservar cierta memoria en base al devenir de la partida. Habitualmente, habrán de almacenarse datos, incidiendo directamente sobre la memoria funcional del niño.
  • Pensar con velocidad: cuando se compite contra los demás, la velocidad de decisión supone un factor diferencial que frecuentemente puede decantar la partida a favor de uno u otro bando.
  • Facilidad de transporte: la mayoría de ellos pueden transportarse fácilmente, ya que no tienden a ocupar espacios excesivos. Por lo tanto, pueden acompañarnos casi a cualquier parte donde tengamos la posibilidad de utilizarlos a posteriori.

No es casualidad que los juegos de mesa lleven siglos y siglos haciendo las delicias de los más pequeños, desde tiempos casi inmemoriales.

Y es que, a pesar de que no existan evidencias absolutamente contrastadas que puedan determinar el origen concreto de los mismos, los investigadores más inmiscuidos en tales estudios datan sus primeras apariciones (un pasatiempo llamado “Senet”) en un lejano Egipto que se remonta a más de 5.000 años mirando hacia el pasado…

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios