www.diariocritico.com
5 señales que hacen evidente que necesitas darle un giro a su marca

5 señales que hacen evidente que necesitas darle un giro a su marca

martes 10 de enero de 2017, 11:55h

El rebranding es un movimiento de negocio muy común en las grandes y medianas empresas, que lleva en activo décadas. Un ejemplo contemporáneo de una larga tradición de casos de rebranding, es sin duda Uber.

La mayoría de las veces, no advertimos cambios de marca como consumidores, a menos que sean variaciones de imagen serias. En numerosas ocasiones, hablamos de transformaciones sutiles como los cambios de color en el logotipo o los uniformes del equipo deportivo. Puede parecer que variar un logotipo o la fuente del nombre de su empresa en las tarjetas de visita, no represente un gran movimiento, sin embargo estamos hablando de una declaración de intenciones muy seria, un marcador del compromiso de una empresa con la evolución y el crecimiento.

Otras veces, sin embargo, la rebranding puede representar un esfuerzo más sustancial, tal vez para cambiar la percepción de los consumidores de una marca o bien para mostrar la progresión de una empresa en un mercado en evolución.

¿Es hora de que su empresa considere un cambio de marca?

Antes de tomar esa decisión existen cinco razones que se deberían tener en cuenta:

1. Cuando desee dejar atrás una imagen antigua

Este aspecto nunca ha sido un problema en Estados Unidos, pero durante un largo periodo de tiempo Burberry fue relacionada con personas que no representaban los valores de la empresa. Este hecho se convirtió en un problema hasta tal punto que muchos pubs prohibieron entrar a personas que vistieran la marca y otras relacionadas. Fue sin duda un momento difícil para la marca, ya que muchos clientes se negaron a seguir comprando por la asociación negativa que se producía.

Con el fin de resolver el problema, Burberry puso todo su empeño en crear una estrategia de rebranding agresiva para volver a situar a la marca en la élite del lujo, incluso contrató a celebridades como Emma Watson para sus campañas publicitarias. Lo sorprendente es que Burberry no cambió su identidad corporativa ni sus precios, manteniendo así una esencia fuertemente consolidada. Sus esfuerzos en cambio, se centraron en el arte y la moda de vanguardia.

En su caso, puede que no llegue a suceder de una manera tan drástica como lo hizo con la emblemática firma de lujo, pero es muy posible que su empresa atraiga a una base de clientes diferente de lo que originalmente había planeado. Si la audiencia no deseada se vincula en exceso con su negocio, no haga un rebranding completo. Simplemente trabaje, aquellos escenarios de su negocio que se vean afectados con decenas de ojos en cada detalle.

2. Cuando desee aprovechar una nueva demografía.

A veces, con la intención de mantener a flote su negocio, se puede ver en la necesidad de llegar y aprovechar una nueva audiencia, que podría estar interesada en su producto. No obstante debe ser muy cuidadoso con ello y analizar si ese nuevo público comparte los valores de su marca.

3. Cuando supere su misión original.

Un proceso de rebranding puede ser crucial para asegurarse de que los servicios expertos de su empresa reciban la máxima exposición de un público cada vez más exigente. "La clave para la relevancia de una empresa es la evolución de la marca", escribe Vanesa Gómez, experta creativa de la agencia Morillas. "Una responsabilidad primaria de cualquier jefe de marketing es saber cuándo es el momento de avanzar el legado de una empresa mediante la transformación de su marca".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios