www.diariocritico.com
Los 5 mejores discos de Johnny Cash
Ampliar

Los 5 mejores discos de Johnny Cash

lunes 12 de septiembre de 2016, 12:06h
Un 12 de septiembre de hace 13 años fallecía uno de los mayores mitos de la música americana, Johnny Cash. La alargada sombra del hombre de negro sigue presente gracias a una obra descomunal de la que voy a destacar 5 discos imprescindibles.
At Folsom Prison (1968)

Johnny Cash siempre tuvo en mente poder tocar su clásico de 1955, 'Folsom Prison Blues', delante de los presidiarios que abarrotaban sus muros. El 13 de enero de 1968 pudo ver cumplido su sueño. No había mejor público posible para su colección de canciones sobre tipos que disparaban a un hombre en Reno sólo para verle morir, que asesinaban a su pareja después de esnifar coca, que cuentan los últimos 25 minutos antes de que les cuelguen o que prefieren morir en la horca antes que confesar que estaban en la cama con la mujer de su mejor amigo...



At San Quentin (1969)

El éxito de 'At Folsom Prison' llevó a Columbia y a Cash a volver a repetir la jugada y grabar un disco en directo en una de las peores prisiones de EEUU, San Quintín. Para la ocasión Cash escribió la demoledora 'San Quentin' en la que canta cosas como "San Quintín espero que te pudras y ardas en el infierno, espero que tus muros caigan y yo viva para verlo, espero que el mundo olvide que exististe y espero que el mundo lamente el hecho de que no hiciste ningún bien". Algo que estuvo a punto de formar un motín e hizo que el bueno de Johnny la volviera a tocar otra vez. Éso sí, el inesperado éxito del disco fue la cómica 'A boy named Sue' en la que se relata la dura vida de un chico al que su pendenciero padre decide llamar Sue... Al igual que pasa con 'At Folsom Prison' lo mejor es conseguir la versión ampliada del concierto que, en este caso, incluye magníficas versiones de clásicos como 'Ring of fire' o el 'Daddy sang bass' de su compañero en el Million Dollar Quartet, Carl Perkins, que ejerce las labores de guitarrista principal.



American Recordings (1994)

En 1994 Rick Rubin decidió fichar a Johnny Cash para su sello American Recordings, anteriormente conocido como Def American, en el que la mayoría de la música era hip hop o heavy metal. Parecía una jugada arriesgada, Cash llevaba más de una década de capa caída comercialmente y pocos tenían fe en el hombre de negro. Pero Rubin sabía que el ex del 'Million Dollar Quartet' era uno de los mejores contadores de historias de la música, así que le encerró en una habitación con su guitarra y seleccionó para él alguna canción más contemporánea como el 'The beast in me' del yerno de Cash, Nick Lowe, o 'Thirteen' y 'Down There by the Train' compuestas para la ocasión por Glen Danzig y Tom Waits. El espartano resultado demostraba que Johnny Cash seguía siendo uno de los mejores intérpretes de música de EEUU, alguien capaz de emocionar o hacer reír al oyente con una voz tan limitada como absolutamente expresiva. Baste como ejemplo 'The Man Who Couldn't Cry' que fue grabada en directo en el Viper Room de Hollywood y le volvía a colocar como el más expresivo intérprete de historias de América.



American IV: The Man Comes Around (2002)

Difícil elegir entre esta cuarta entrega de sus discos para el sello de Rick Rubin y la anterior, el espléndido 'American III: Solitary Man' publicado dos años antes. Si al final me he decantado por este es porque, en cierto sentido, es el canto de cisne del artista, fue el último disco que publicó en vida, y porque contiene las dos versiones más icónicas de su última etapa, su relectura del 'Personal Jesus' de Depeche Mode en clave de blues acústico, con la ayuda de John Frusciante de Red Hot Chili Peppers a la guitarra, y su 'Hurt', una interpretación tan sentida que hizo que el compositor original, Trent Reznor de Nine Inch Nails, afirmara al escucharla "ésa canción ha dejado de pertenecerme". Es un magnífico epitafio para el propio Cash y para la mujer de su vida, June Carter, que murieron poco después de grabar su recordado video.



The Essential Johnny Cash (1992 album)

Termino con un recopilatorio porque es imposible resumir la carrera de Cash sin sus grandes éxitos, ya sea durante su fundamental etapa en Sun (el mítico sello en el que también comenzaron Elvis, Jerry Lee Lewis, Carl Perkins o Roy Orbison) de 1955 a 1958, en la que destacan canciones como 'Folsom prison Blues', I walk the line', 'Hey Porter' y 'Ballad of a Teenage Queen', o su prolongada estancia en Columbia, del 58 a 1985 donde grabaría alguna de sus mejores canciones como 'I still miss someone', 'Ring od fire', 'Daddy sang bass', 'Don't Take Your Guns to Town' o el mítico 'Jackson' junto a su mujer June Carter. Este triple CD es una maravilla en la que no sobra un solo minuto a sus más de tres horas de duración. Para los más completistas son también muy recomendados su primer disco para Sun, 'Johnny Cash with His Hot and Blue Guitar', publicado en 1957, y los recopilatorios 'The Sun years (Rhino) (1990)', si prefieren solo los éxitos de su etapa en Sun, o 'His Sun Years (2001)' si prefieren escuchar todo lo grabado por Cash en el sello de Sam Phillips.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios