www.diariocritico.com
Las 10 mejores canciones de Metallica
Ampliar

Las 10 mejores canciones de Metallica

jueves 09 de septiembre de 2021, 10:45h

Este viernes aparece el esperado 'The Metallica Blacklist', un disco en el que multitud de artistas que van de grupos de rock como Imelda May a punk como IDLES, pasando por músicos de jazz, Kamasi Washington, luminarias del rock alternativo, como Phoebe Bridgers, cantantes R&B, como Moses Sumney, leyendas de la producción en el hip hop, como los Neptunes, o la cacareada colaboración de la estrella del trap y el reguetón, J Balvin, hacen versiones de su disco más famoso, 'Metallica' (mejor conocido como 'The Black Album'). Anticipándonos a su aparición recorremos la carrera de estos mitos del Metal y elegimos nuestras 10 canciones favoritas (más otras 10 que nos ha dolido dejar fuera).

1. Master Of Puppets (1986)

El comienzo de esta canción parecen golpes dados con bates de béisbol más que guitarrazos, nunca ha existido un mejor guitarrista rítmico que James Hetfield en el mundo del metal y su brazo derecho es capaz de golpear las cuerdas de la guitarra con una fuerza inusual, pero es que toda la canción es una maravilla de partes diferentes, incluido un momento en el que se bajan las revoluciones para que se luzca Hammett, en la que todo encaja a la perfección, incluida esa letra en la que dejan claro lo fácil que se pasa del "yo controlo" en las drogas a que estas pasen a controlarte a ti. Es la canción que más veces han tocado en directo y fue elegida por VH1 como la tercera mejor canción de la historia del Metal, por detrás de 'Welcome To the Jungle' de Guns N' Roses y el 'Iron Man' de Black Sabbath.



2. Enter Sandman (1991)

Mi entrada al mundo de Metallica, como el de millones de personas más, fue con esta canción.Recuerdo tener 14 años y ver en la tele el concierto de homenaje a Freddie Mercury, se abrió con esta barbaridad de riff ante el que la única respuesta posible era la rendición absoluta. Tampoco hace daño que la canción contenga el estribillo más pegadizo y contundente de toda su carrera. Aparentemente Kirk Hammett había estado escuchando con atención a Soundgarden cuando le salió este riff mostruoso con el que Metallica se convirtieron en superestrellas en el momento en el que el Grunge explotaba en todo el mundo.



3. One (1988)

Escrita por los dos líderes de la banda, Hetfield y Ulrich, 'One' es la mejor de las grandes baladas de la banda. Siguiendo los pasos de 'Fade To Black' la banda entrega una canción que va subiendo en intensidad hasta convertirse en un auténtico cañonazo. Líricamente vuelven a ir a un tema duro, esta vez basado parcialmente en la película 'Johnny cogió su fusil', en la que un soldado herido en la I Guerra Mundial es incapaz de escuchar, hablar o ver. Musicalmente es una perfecta representación del disco que la contiene, '…And Justice For All', en el que los desarrollos de las canciones son más complicados, acercándose al metal progresivo.



4. The Unforgiven (1991)

En 1983 Metallica ya abrió un concierto después de que sonara 'The Ecstasy Of Gold' de Ennio Morricone así que tiene su lógica que la banda dejara ver la influencia del maestro italiano en una de sus canciones. Este 'The Unforgiven' fue elegido como el segundo sencillo de los míticos cinco que dio el 'Black Album' (cuatro aparecen en esta lista). Su aire western no es lo único que la distingue del resto de baladas clásicas de la banda, esta vez es el estribillo el que es más lento y acústico mientras que son las estrofas las que se llenan de electricidad. Su importancia dentro del canon del grupo se comprueba con las dos continuaciones que tuvo la canción a lo largo de los años.



5. Fade To Black (1984)

Quizás esto suene a boutade pero esta es posiblemente la canción más importante de la carrera de Metallica, el momento en el que los gigantes del 'thrash' entregaron su primera balada haciendo que, por primera vez pero no última, sus seguidores se rasgaran las vestiduras y les acusaran de venderse. El caso es que la fórmula de 'Fade To Black' es la que tendrían muchas de sus grandes baladas, un inicio suave con Hetfield demostrando lo gran cantante que es y una segunda explosiva en la que los riffs pesados volvían a todo volumen. Aquí, tras el inicio, la banda se transforma en la versión 2.0 de Black Sabbath para un final antológico, solo de Kirk Hammett incluido.



6. Seek & Destroy (1983)

La canción de su debut que demostraba que estábamos ante una banda que iba a marcar época, solo el riff (los riffs) inicial ya valdría para su inclusión en esta lista, con la banda juntando la agresión del punk con la fuerza del metal, pero es que luego entra la tremenda voz de James Hetfield y dan ganas de ponerse a cubierto.



7. For Whom The Bells Toll (1984)

Es impresionante cómo van construyendo esta canción, riff a riff, cambio a cambio, hasta que entra la voz de Hetfield pasados los dos minutos. Ni siquiera las campanas del infierno de AC/DC han sonado tan ominosas y amenazantes como con las que comienza Metallica esta canción que coge su título prestado de Hemingway. Escuchando esa intro uno entiende porque Cliff Burton es el miembro más añorado de la banda, a pesar de todos los lloros de Dave Mustaine...



8. Sad But True (1991)

El último sencillo del 'Black Album' tiene otro de esos riffs tan grandes como una catedral y el que posiblemente sea el segundo estribillo más certero de su carrera, tras el de 'Enter Sandman'. Otro ejemplo perfecto de porque James Hetfield es el mejor cantante de la historia del Metal.



9. Welcome Home (Sanitarium) (1986)

'Master Of Puppets' es un disco que va siguiendo fielmente el esquema hecho con 'Ride the Lightning' y 'Welcome Home (Sanitarium)' funciona como su propia 'Fade To Black'. Esta vez Hetfield, Ulrich y compañía se basan en 'Alguien voló sobre el nido del cuco' de Ken Kensey para entregar otra de sus características 'power ballads', esas que terminan explotando en brutales riffs que aquí suenan como el más peligroso 'electro shock'.



10. Nothing Else Matters (1991)

Todavía hay mucho fans que dicen odiarla con todas sus fuerzas, son los mismos que la cantan con lágrimas en los ojos durante sus conciertos, pero la primera canción de amor en la historia de Metallica es una canción enorme que esta lejos de dar la grima que dan algunas de esas baladas heavies (os estoy mirando a vosotros Scorpions). El caso es que hasta al propio Kirk Hammett le sorprendió que Hetfield escribiera una canción de amor a su novia. Hasta el propio cantante de la banda tuvo sus dudas que se disiparon cuando Lars Ulrich le convenció (posiblemente, viendo millones de dólares lloviendo del cielo) para incluirla en el disco. Todas las guitarras las toca el propio Hetfield (Hammett no participó en su grabación) y demuestra que a su poderío como guitarrista rítmico y cantante se une un solista bastante subestimado.



- Otras 10 maravillas de la banda:

Battery
Wherever I May Roam
Fuel
Blackened
Creeping Death
Moth Into Flame
The Thing That Should Not Be
The Memory Remains
The Four Horsemen
…And Justice For All

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios