www.diariocritico.com
Las 10 mejores canciones de Notorious BIG
Ampliar

Las 10 mejores canciones de Notorious BIG

jueves 09 de marzo de 2017, 11:47h
Hoy se cumplen 20 años de la muerte de Christopher Wallace, mejor conocido como The Notorious B.I.G. o Biggie Smalls. El hombre al que la Biblia del Hip Hop, The Source, proclamó como el rapero más grande de la historia fue asesinado tiroteado en un crimen todavía no resuelto. Fue la culminación de la estúpida guerra entre raperos de la Costa Este y la Costa Oeste que ya se había llevado a su amigo/enemigo Tupac Shakur unos meses antes. Para conmemorar tan triste acontecimiento vamos a repasar 10 de las mejores canciones de su corta carrera.
Gimme the loot

Una de sus canciones más funk, si Puff Daddy, su mentor y productor, tendía a rodearle de melosas canciones r'n'b, a las que Biggie ponía toda la crudeza, en 'Gimme the loot' la producción de Easy Mo Bee es callejera y se ajusta como un guante a la historia de dos criminales, a los que pone voz Biggie, uno más calmado y el otro "más loco que una bolsa de polvo de ángel" que terminan encontrándose con la policía en un final que, a pesar de que no nos lo cuenta, solo puede ser violento.



Juicy

Posiblemente su canción más representativa y la que le dio a conocer. Es el ejemplo más perfecto que ha dado el rap de la historia del ascenso a la fama, del pobre convertido en rico y, a la vez, de cómo el hip hop pasó a convertirse en la música más popular de EEUU, gracias a figuras como Big. "Recuerdo cuando solia comer sardinas de cena (...) ahora vivo la vida sin miedo y pongo 5 quilates en la oreja de mi hija".



Hypnotize

'Hypnotize' fue el primer single de su segundo y último disco, 'Life after death', y sirve como celebración de la buena vida de Biggie. Convertido en 'Rey de Nueva York', parecía que los buenos tiempos iban a durar siempre, pero cuando el disco apareció, Biggie llevaba muerto 16 días. El día de su funeral en Brooklyn se formó un alboroto cuando comenzó a sonar esta canción y la gente se puso a bailar sobre coches y cabinas de teléfonos.



It's All About the Benjamins

Puff Daddy puede oler un dólar a kilómetros de distancia, fue él el que supo ver el potencial de Biggie y lo fichó para su sello, Bad Boy Records, haciendo negocio con la rivalidad entre la Costa Este y la Oeste, una jugada de marketing entre dos jefes de discográficas sin escrúpulos pero muy avispados, el propio Puff y Suge Knight de Death Row, y que acabó en tragedia cuando Tupac y Biggie fueron asesinados a tiros. No es extraño que la mejor canción de la carrera de Diddy se llame "es todo por los benjamines", siendo los benjamines en cuestión, los billetes de 100 dólares con la cara de Benjamin Franklin, un mote que comenzó a utilizar Biggie en su disco de debut 'Ready to die'. Esta canción tuvo varias versiones pero la mejor es el rock remix en el que tocan Tommy Stinson de los Replaments a la guitarra, Dave Grohl de Nirvana y Foo Fighters a la batería o Rob Zombie. Si bien demuestra que Puff era un rapero del montón, la canción se convierte en alucinante cuando entra 'Lil Kim y, sobre todo, con la última parte a cargo de Biggie.



Big Poppa

Sobre un suave 'sample' del 'Between The Sheets' de los Isley Brothers, Biggie presume de cualidades de amante, a pesar de presentarse "tan negro y feo como siempre". El single elegido por Puff Daddy para adentrarse en los tocadiscos de la América blanca. Musicalmente está en deuda con Dr. Dre y su G-Funk.



Kick In The Door

Por si no fuera poco su rivalidad con la Costa Oeste, el 'Rey de Nueva York' también tuvo que defender su corona frente a los otros raperos que habían conseguido colocar a la ciudad que vio nacer el género nuevamente en el puesto principal, Nas y Wu Tang Clan. En esta canción de 'Life After Death' Biggie contraataca tras los ataques vertidos por Raekwon y Ghostface Killah del Clan y afirma la corona en su cabeza con el 'flow' más fluido del género y la aparición de uno de sus alias más conocidos, Frank White.



Brooklyn’s Finest (Jay-Z Feat. the Notorious B.I.G.)

En 1996 la gran aparición del mundo de rap fue la de Jay-Z con su disco de debut, 'Reasonable Doubt'. A pesar de ser ambos de Brooklyn no se conocían pero sí al productor del disco, DJ Clark Kent. Fue este el que trajo a Big a la legendaria sesión en la que se conocieron y decidieron colaborar en este 'Brooklyn’s Finest'. Una canción en la que los dos hicieron lo que mejor sabían, improvisar sus partes en su cabeza y soltarlas con el mejor 'flow' posible. El Rey no había muerto pero ya tenia heredero.



Who shot ya?

La canción que comenzó la legendaria disputa entre las dos figuras principales del rap del momento, el Rey de Nueva York y la Pantera Negra de la Costa Oeste. Biggie y Tupac se conocieron en 1993 y rápidamente se hicieron inseparables, los dos jóvenes se respetaban y admiraban mutuamente. Cada vez que uno visitaba Los Ángeles o Nueva York se quedaba con el otro, incluso intercamiaban rimas a menudo. Siendo Tupac ya una estrella, actuaba de mentor del neoyorquino, e incluso se cuenta que este le pidió que fuera su mánager, a lo que Tupac contestó "Quédate con Puff, él te convertirá en una estrella". Pero cuando en 1994 Tupac fue robado y tiroteado en Brooklyn pensó que detrás estaba Biggie. La respuesta de este fue esta canción incluida en su disco de debut '¿Quién te disparó?' en la que negaba cualquier implicación y arremetía contra Tupac, en ese momento en prisión. Cuando salió lo primero que hizo fue grabar 'Hit Em Up': "¿Quién me disparó? Fuisteis vosotros capullos, pero no terminasteis el trabajo..."



Party & Bullshit (Como Biggie Smalls)

Su single de debut llegó en 1993 bajo el alias de Biggie Smalls, aunque al final pasaría a utilizar el de Notorious BIG. 'Party and Bullshit' apareció también en la banda sonora de 'Who's the Man?' dando a Big su primera muestra de notoriedad fuera de Nueva York. Aquí ya se muestra su increíble 'flow' y una producción sin las sofisticaciones posteriores, además de demostrar que las fiestas de Biggie eran bien distintas antes de que los 'benjamines' comenzaran a fluir, Heinekens, chalecos anti-bala y porros en constante rotación.



Sky’s The Limit (Feat. 112)

'Life After Death' fue un disco crudo pero también tuvo sus himnos positivos como este 'Sky’s The Limit'. Biggie se toma como ejemplo y viene a decir que no importa lo pobre que nazcas, siempre hay una oportunidad para alcanzar el éxito. Aemás de demostrar que más allá de toda la chulería propia del género Wallace tenía bien amueblada la cabeza con estos simples consejos, dale dinero a tu madre, consigue que tus hijos vayan a la universidad, aléjate de los huraños, pon el corazón en todo lo que hagas y vive la vida pensando que el cielo es el límite.

Las 20 mejores canciones de 2017

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.