www.diariocritico.com
Un repaso disco a disco a la carrera de los Smiths
Ampliar

Un repaso disco a disco a la carrera de los Smiths

lunes 31 de octubre de 2016, 12:28h
Johnny Marr, el legendario guitarrista de los Smiths, celebra hoy su 53 cumpleaños y va a publicar en breve su autobiografía, un libro en el que se ha sabido que la banda estuvo a punto de reformarse en 2008. A pesar de que aquello no llegó a buen puerto y las puertas parecen definitivamente cerradas a una posible reunión, aprovechamos los dos acontecimientos para repasar la discografía en estudio de la, posiblemente, mejor banda de los años 80.
The Smiths (1984)

Desde el principio los Smiths se encontraron con la fórmula ganadora, el lamento de Morrissey, un tipo que era el mayor fan de los New York Dolls pero que cantaba como si Frank Sinatra estuviera pasando por una depresión nerviosa, y la omnipresente guitarra de Johnny Marr, alguien que en vez de buscar complicados solos, puso a la guitarra rítmica al nivel del 'Muro de sonido' de Phil Spector. Su debut tiene la peor producción de toda su discografía pero sus increíbles 11 canciones, entre las que se encuentran 'This charming man', 'Reel around the fountain', 'Hand in globe', 'Still ill', 'What difference does it make' o 'Suffer little children' (la canción que cerraba el disco, sobre los terribles asesinatos de varios niños en Manchester en los 60, el típico tema alegre tan de Morrissey) son la primera prueba de que la dupla Marr/Morrissey se puede codear con otras como Lennon/McCartney o Jagger/Richards. 8'5/10



Hatful of hollow (1984)

‘Hatful of hollow’ no es un disco propiamente dicho sino de una recopilación de singles y de sesiones de la BBC. Eso sí, apareció en el mismo año que el primer disco de la banda y su sonido es muy superior a este, eso por no contar que aquí aparecen tres de las canciones más grandes de la década ‘How soon is now?’ (bendito sea Johnny Marr), ‘Heaven knows I´m miserable now’ y ‘Please please please let me get what I want’. El mejor modo de escuchar y descubrir a los primeros Smiths. 9'5/10



Meat is murder (1985)

Tras no quedar satisfechos con la producción de su debut, Marr y Morrissey se encargaron de la producción ellos mismos, con la ayuda del ingeniero Stephen Street. Es, posiblemente, el disco más político de su carrera, desde su icónico título ("La carne es asesinato"), hasta los ataques a la violencia institucionalizada en los colegios ingleses de 'The headmaster ritual', pasando por velados ataques a Margaret Thatcher, la industria musical o la monarquía. Musicalmente es también un paso hacia adelante, con toques rockabilly en 'Rusholme Ruffians' (una variación del '(Marie's the Name) His Latest Flame' cantado por Elvis Presley) y funk en 'Barbarism begins at home'. 8/10



The Queen is dead (1986)

Un disco gigantesco de una banda irrepetible, Johnny Marr se erige como uno de los guitarristas (y músicos) más notables y originales de la década y Morrissey se gradúa como poeta laureado, ya sea sacando a relucir su humor negro en 'Cemetery gates' o su lado más romántico en 'There is a light that never goes out'. Nunca música y letra fueron mejor de la mano como en 'The Queen is dead'. El disco que les confirma como la banda más importante de los años 80 (y que aquí elegimos como el segundo mejor de la década). 10/10



Strangeways here we come (1987)

Para la dupla Morrissey/Marr ‘Strangeways here we come’, el canto de cisne de los Smiths, es el mejor disco de la banda. Si la Reina no estuviera muerta sería difícil discutir con ellos. Musicalmente es el disco más ambicioso y variado de los de Manchester con Johnny Marr arropando su maestría con las seis cuerdas con teclados, cuerdas, saxofones y armónicas. Destacar alguna de sus diez canciones es muy difícil, debido al enorme nivel de todas ellas, pero puestos a elegir el dardo de Moz contra la industria discográfica en ‘Paint a vulgar picture’, la brillantez de la cínica ‘Girlfriend in a coma’, la perfección de 'Stop Me If You Think You've Heard This One Before' o la frase lapidaria de Morrissey sobre los coqueteos de Marr con otras bandas, ‘I won’t share you’ que cierra una de las discografías más brillantes de la historia. 9/10

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios