www.diariocritico.com
Los 10 mejores discos de los Who
Ampliar

Los 10 mejores discos de los Who

El 14 de agosto se cumplen 46 años de la edición de 'Who's next', el disco más recordado de los Who y el que supuso la cima de su carrera en estudio. Una excusa tan buena como cualquier otra para repasar la discografía de uno de los grupos más importantes de la historia del rock y destacar 10 discos imprescindibles.

The Who - My generation (1965)

El debut de una de las bandas más arrolladoras que ha existido es tan impetuoso e intenso como cabría esperar. La canción que le da título es uno de los grandes himnos de la música rock y no ha perdido ninguna de sus virtudes más de 50 años después de ser grabada (a pesar de que Roger Daltrey siga cantando aquello de "prefiero morirme a hacerme viejo" con más de 70 años) pero el resto de 11 canciones no la desmerecen. Desde el irresistible pulso de 'The kids are alright', que se puede considerar una de las piedras sobre las que se construyó el power pop, hasta el riff de 'A legal matter', pasando por las dos versiones de James Brown, 'I don't mind' y 'Please, please, please', 'My generation' sirve como prueba fundamental de que todos los elementos que hicieron grandes a los Who, la alocada batería de Keith Moon, la poderosa voz de Daltrey, el virtuosismo sosegado de John Entwistle y las magníficas composiciones de Pete Townshend, ya estaban presentes en sus inicios.

A quick one (1966)

El menos bueno de los primeros discos de la banda sigue siendo un buen disco pero está lastrado por un factor fundamental. Los mánagers de la banda decidieron que sería una gran jugada para repartir más el dinero que cada miembro de la banda escribiera al menos dos canciones. Una pena si se tiene en cuenta que el grupo tenía a uno de los mejores compositores de todos los tiempos, Pete Townshend. Es el disco en el que menos composiciones de éste hay y eso se nota, de las 4 que mete tres son excelentes, ‘Run, run, run’, ‘So sad about us’ y, principalmente, 'A Quick One, While He's Away' a la que se puede considerar el antecedente a sus óperas rock (aunque su mejor versión aparece en el ‘Rock and roll circus’). John Entwistle es el único que se acerca al nivel de Townsend con uno de sus grandes clásicos, ‘Boris the spider’, mientras que Keith Moon entrega ‘I need you’ en la que se nota su pasión por los Beach Boys y 'Cobwebs and Strange', un desparrame instrumental sin mucha enjundia, mientras que Roger Daltrey ni siquiera cumple el cupo y solo firma la irregular 'See My Way'.

The Who sell out (1967)

Para su tercer disco los Who se sacaron de la manga una obra maestra de la psicodelia, 'The Who Sell Out'. El disco está unido por una idea brillante, hacer como si fuera la emisión de la estación de radio pirata Radio London. Usando como nexo entre canciones 'jingles' inventados por la banda 'The Who Sell Out' suena como el perfecto artefacto 'pop art' que tanto le interesaba a Pete Townshend en la época. El disco se abre con 'Armenia city in the sky', una canción escrita para la banda por Speedy Ken, compañero de piso de Townshend que además le hacía las veces de chófer. Claro que el guitarrista no se queda atrás y deja su firma en maravillas como 'Mary Anne with the Shaky Hand' (¿una oda a la masturbación?), 'Tattoo', 'Our love was' o una de las mejores canciones de la historia de los Who, 'I can see for miles'. Además en el final del disco con 'Rael (1 and 2)' adelanta partes de su creación más famosa, 'Tommy'.

The Who - Tommy (1969)

"Tommy" ha pasado a la historia como la primera Ópera Rock de la historia, lo que no es cierto ya que ese honor debería corresponder al "S.F. Sorrow" de los Pretty Things, publicado un año antes. De todas formas más allá de ese título rimbombante está la música de un grupo que se encontraba en su momento más dulce como se vería en sus representaciones en directo. A pesar de que la historia de 'Tommy' es bastante floja, todo se suple con algunas de las mejores canciones jamás firmadas por Pete Townshend como 'Pinbal wizard', 'I´m free', 'Amazing Journey', 'Christmas', 'Go to the Mirror!' o el cierre con 'We're Not Gonna Take It' que incluye una de las favoritas de sus míticos directos, 'See Me, Feel Me'.

Live at Leeds (1970)

Cuando hablé de los mejores artistas en directo puse a los Who en el segundo puesto, únicamente por detrás del gran James Brown, y lo que escribí le viene al pelo al, normalmente, considerado mejor disco en directo de la historia del rock: "Los Who nunca tuvieron la conjunción de los Zeppelin pero lo suplían con una energética anarquía. Si los creadores de 'Stairway to heaven' eran un bloque, los de 'My generation' eran una lucha de egos constante a punto de explotar pero que, milagrosamente, permanecía unida. El batería lanzaba los palillos al aire, el guitarrista se volvía loco con el molinillo constante y el cantante hacía girar su micrófono con peligro para su físico, mientras tanto el que parecía más normal iba disfrazado de esqueleto. La verdadera esencia de los conciertos de rock". Si pueden háganse con la versión extendida.

Who's next (1971)

'Who's next' suele ser considerado el mejor disco de la carrera de los Who pero sus circunstancias fueron bastante difíciles. En un principio, Pete Townshend estaba planeando una nueva ópera rock para el grupo tras el éxito de 'Tommy', se trataba de 'Lifehouse' un proyecto gigantesco con el que el líder de la banda quería buscar la conexión entre la música y el espíritu humano, todo muy complicado y difícil de explicar, tanto que el resto de los componentes de los Who, además del mánager de la banda, Kit Lambert, no entendían nada e hicieron que el proyecto fuera abandonado y el grupo se centrara en las mejores canciones individualmente paara sacar un disco normal. Lo bueno es que 'Who's next' no tiene nada de normal, es un disco extraordinario en el que, por primera vez, la energía de la mejor banda en directo de la historia del rock se trasladaba al estudio. Además, la obsesión del Townshend por los primitivos sintetizadores les dio un sonido totalmente distintivo, como se puede apreciar en dos de sus canciones más conocidas, 'Baba O'Riley' y 'Won't Get Fooled Again', claro que aquí también aparecen 'Behind Blue Eyes', 'Bargain', 'The Song Is Over', 'Getting in tune' o 'My wife', la única canción no compuesta por Townshend y que no tenía nada que ver con el proyecto de 'Lifehouse' pero que es una de las mejores canciones compuestas por John Entwhistle. Grabado entre abril y junio de 1971, una época en la que se encontraban en el cénit de su vida como banda, dando algunos de los mejores conciertos que se recuerdan en la historia del rock, 'Who's next' es el testimonio del poderío de esa banda, desde los increíbles gritos de Roger Daltrey hasta la anárquica fuerza de Keith Moon a la batería no hay una sola nota que chirríe en este disco.

Quadrophenia (1973)

La segunda ópera rock de Pete Townsend y, para muchos, la mejor de ellas. Si 'Tommy' fue un triunfo musical, 'Quadrophenia' es un triunfo musical y lírico, teniendo una historia mucho más potente que la primera, basándose en recuerdos de sus primeros seguidores, los Mods, a mediados de los 60, Townshend logra una historia mucho más hilada y completa. No es de extrañar que cuando se llevaran a la gran pantalla, 'Quadrophenia' fuera una película mucho más interesante que 'Tommy'. Musicalmente contiene varias grandes canciones como 'The real me', 'I'm One', '5:15', 'Sea and Sand' o la grandiosa 'Love, Reign o'er Me', la única canción de su repertorio que puede competir con 'Behind Blue Eyes' por el título de mejor balada de la banda.

The Who by numbers (1975)

El último disco notable de la banda vino precedido de una crisis creativa y existencial de su líder y, principal compositor, Pete Townshend. El guitarrista acababa de cumplir 30 años y se sentía demasiado viejo para tocar rock and roll, además estaba atravesando un bloqueo creativo y estas fueron las únicas canciones que le salieron en los casi dos años transcurridos desde 'Quadrophenia'. Las letras del disco son mucho más personales, como 'However Much I Booze' o 'Dreaming from the Waist' sobre los problemas con el alcohol y las mujeres. Musicalmente la nota más curiosa es el toque country de la ligera 'Squeeze box', aunque las mejores canciones del disco son 'Slip kid', 'How many friends' y el 'Success story' de Entwistle.

Live at the Isle of Wight Festival 1970 (1996)

Uno de sus conciertos más míticos, grabado el 29 de agosto de 1970 en frente de unas 600.000 personas en la isla de Wight. El concierto comenzó a las 2 de la madrugada y terminó cuando ya despuntaban los primeros rayos del sol. En él tocaron casi la totalidad de 'Tommy', además de unos cuantos singles y grandes versiones como 'Young man blues', 'Summertime Blues' o el medley de 'Shakin' All Over/Spoonful/Twist and Shout'. Desde que en 1968 se comieron a los Stones en su 'Circus' hasta 1973, no hubo otra banda de rock más intensa sobre el escenario. Es casi mejor ver el DVD y disfrutar de la experiencia plena.

The Who - The Ultimate Collection (2002)

No se puede terminar un repaso a la discografía de los Who sin incluir un grandes éxitos en el que se encuentren sus singles más importantes, que no aparecieron en ninguno de sus discos, ya sea de los 60, como 'I Can't Explain', 'Anyway, Anyhow, Anywhere', 'Happy Jack', 'Substitute', 'Pictures of Lily' o 'Magic bus', o de los 70 como 'The seeker', 'Let's See Action (Nothing Is Everything)' o 'Join together', además de repasar lo mejor de sus últimos años con canciones como 'Who are you', 'You better you bet' o 'Eminence front'.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.