www.diariocritico.com
Desencuentros y coincidencias entre los programas de PSOE y Podemos: del referéndum a las puertas giratorias
Ampliar
(Foto: EP)

Desencuentros y coincidencias entre los programas de PSOE y Podemos: del referéndum a las puertas giratorias

miércoles 03 de febrero de 2016, 11:47h
Los programas electorales de PSOE y Podemos presentan muchas concidencias en medidas económicas o sociales. Sin embargo, las negociaciones pueden reflejar otras diferencias más allá del derecho a decidir, señalado como el punto más insalvable. La formación de Pablo Iglesias ha llegado a cuestionar que los socialistas se centren tanto en la línea roja del referéndum catalán y no se pronuncien sobre si, por ejemplo, estarían dispuestos a ordenar a algunos de sus ex altos cargos que están en Consejos de Administración que abandonen sus puestos.

Las discrepancias entre el PSOE y Podemos han comenzado antes incluso del arranque de las negociaciones formales para un posible acuerdo de Gobierno. Los socialistas han afeado la "arrogancia" en las formas de Pablo Iglesias al proponer un Gobierno conjunto, mientras que el líder de Podemos ha criticado la "hipocresía" de Pedro Sánchez al seguir haciendo guiños a Ciudadanos.

"No entendemos cómo una formación política como el PSOE, que tiene un programa mucho más parecido al nuestro, está planteando algo que es imposible", reconocía Iglesias este martes en referencia a que Sánchez mantuviera la posibilidad de algún acuerdo entre socialistas, Podemos y Ciudadanos.

Los ejes para la negociación con Sánchez fueron establecidos por la formación morada el mismo 21 de diciembre. La polémica enseguida se centró en el punto del derecho a decidir, que Podemos ha definido como la mejor opción para desbloquear la situación de Cataluña. Sin embargo, la formación de Iglesias también ve otros puntos de posible desencuentro, como su propuesta de prohibición de puertas giratorias.


Medidas sociales y económicas

Los puntos en común se hacen más abundantes en el área económica y social. Así, por ejemplo, tanto PSOE como Podemos proponen un régimen de "segunda oportunidad" en casos de insolvencia y la aplicación de la dación en pago.

Una de las medidas estrella en los programas de ambos partidos es un plan de renta garantizada, en el que se cree una nueva prestación para los hogares que no alcancen un mínimo de ingresos. En el caso del PSOE, se plantea una ayuda de unos 426 euros, más posibles complementos familiares, mientras que el objetivo de Podemos es que ronde los 600 euros.

Los dos partidos contemplan una reforma fiscal que eliminaría exenciones del Impuesto de Sociedades, bajaría el IVA cultural y "armonizaría" en todas las comunidades el impuesto de patrimonio y sucesiones.

En cuanto a educación, ambas formaciones fijan en sus programas como prioridad la derogación de la LOMCE, ampliar la oferta pública de plazas desde los 0 años o eliminar el modelo 3+2 en las universidades.


El modelo territorial

La diferencia más obvia entre los programas de socialistas y de Podemos está en el modelo territorial y en la respuesta al desafío independentista de Cataluña. Varias presiones llevaron a la formación de Pablo Iglesias a inclur explícitamente la situación catalana en el programa del 20-D.

"Aseguraremos el derecho de los gobiernos autonómicos a celebrar consultas a la ciudadanía sobre el encaje territorial del país. Es decir, promoveremos la convocatoria de un referéndum con garantías en Cataluña", promete Podemos.

En cambio, el programa socialista refleja su apuesta por el federalismo y propone reconocer los nombres de las comunidades autonómas en la Constitución, mejorar el régimen de cooficialidad de las lenguas, "racionalizar" y completar el esquema de competencias o "fortalecer la autonomía local".

Los socialistas se han mostrado en contra de la celebración de referéndums porque, según ellos, esto abre la puerta a que los catalanes voten sobre la ruptura de España. "La autodeterminación, el separatismo y las consultas que buscan el enfrentamiento sólo traerán mayor fractura a una sociedad ya de por sí divida", se establecía en el Comité Federal del PSOE del pasado 28 de diciembre.

El partido de Sánchez establecía así que esta condición marcada por Podemos era "innegociable". Por su parte, el portavoz de En Comú Podem, Xavier Domènech, aseguraba que creían que el referédum era la mejor opción y se negaba a renunciar a sus principios sólo para sentarse en la mesa con los socialistas. Eso sí, Domènch animaba al diálogo e instaba al PSOE a presentar una alternativa viable.


Constitución, corrupción y democracia

Además de sus respectivas propuestas territoriales, los dos partidos están dispuestos a hacer reformas constitucionales en otros ámbitos. Ambos coinciden en blindar en la Carta Magna ciertos derechos, además de dotar de contenido a los ya cotemplados, como el derecho a la vivienda o al trabajo.

Ambos apuntan a la necesidad de una reforma electoral, pero mientras que el PSOE sólo señala que hay que mejorar la "proporcionalidad", Podemos detalla una propuesta para la sustitución de las circunscripciones provinciales por unas autonómicas.

En materia de medidas anti-corrupción, los dos partidos quieren regular los conflictos de intereses de cargos y ex cargos públicos para evitar las puertas giratorias. Sin embargo, Podemos ha insistido en el carácter retroactivo de esta medida y, por tanto, no descarta pedir al PSOE que ordene a todos sus ex representantes que estén en Consejos de Administración que abandonen sus puestos.

PSOE y Podemos coinciden, por otra parte, en que los partidos hagan primarias obligatorias, pero la formación de Iglesias reclama además que se creen "revocatorios" para el partido de gobierno con la finalidad de que se pueda acabar con su mandato si incumple el programa electoral.


- Iglesias acusa a Sánchez de "hipocresía" por tantear a Podemos y a Ciudadanos a la vez

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios