www.diariocritico.com
El Congreso da el primer paso para regular la relación entre los lobbies y los diputados
(Foto: Congreso)

El Congreso da el primer paso para regular la relación entre los lobbies y los diputados

martes 14 de marzo de 2017, 19:57h
El Congreso de los Diputados ha dado luz verde a la toma en consideración de una iniciativa para regular la actividad de los lobbies dentro de la Cámara Baja. La propuesta, impulsada por el PP, contempla la creación de un registro público y obligatorio para los grupos de interés que se reúnan con los diputados. La iniciativa ha salido adelante con el voto mayoritario de la Cámara, pero muchos grupos de la oposición han planteado que la propuesta se queda corta porque se limita a regular un espacio muy pequeño de la actividad de los lobbies y porque el código ético que incluye apenas tiene garantías.

El pleno del Congreso ha dado este martes un primer paso para regular la actividad de los lobbies dentro de la Cámara Baja. La propuesta, planteada por el PP, ha recibido el voto positivo para su toma en consideración de PSOE y Ciudadanos, mientras que Unidos Podemos se ha abstenido. Sólo ha habido dos votos en contra a la toma en consideración provenientes de los diputados de Bildu.

La iniciativa de los populares plantea una reforma del reglamento del Congreso para crear un un registro público y obligatorio de los grupos de interés que mantengan reuniones con los diputados.

La propuesta incluye una delimitación concreta sobre lo que deben ser considerados grupos de interés, que son definidos como todas "aquellas personas físicas o jurídicas que lleven a cabo de manera organizada acciones para influir en el poder legislativo en defensa de los intereses comunes de sus miembros".

Además, plantea que el registro a través de este procedimiento implicará el acatamiento de una serie de normas éticas, como la de aportar todos los datos requeridos de forma verídica, no intentar conseguir información por vías "deshonestas" o inadecuadas, no dar a entender a terceros que tienen una relación formal con los diputados o no comercializar con la documentación obtenida de forma privada del Congreso.

Sin embargo, el incumplimiento de estas normas sólo implicará la cancelación de la inscripción en el registro y una prohibición temporal de acceso al Congreso cuya duración será determinará la Mesa de la Cámara Baja.

El PP ha expuesto esta propuesta como un avance en el terreno de la transparencia y la regeneración y ha señalado que es un compromiso claro de Mariano Rajoy para avanzar en un debate que se ha alargado durante años.

El foco en el legislativo

Sin embargo, aunque la iniciativa ha salido adelante, su recepción por parte de los grupos de la oposición no ha sido tan entusiasta. La mayoría de los grupos han planteado que es una propuesta que se queda corta y se han comprometido a intentar ampliarla en el proceso de tramitación que se abre a partir de ahora antes de su aprobación definitiva.

El PSOE ha emitido su voto favorable a la propuesta, no sin antes exponer ampliamente su crítica e incluso tirar de ironía. El portavoz socialista, Antonio Hernando, ha llegado a decir que el hecho de que sea el PP quien plantee un avance en la transparencia del Congreso parece una noticia de 'El Mundo Today'.

Los socialistas han coincidido en plantear la necesidad de una reforma más amplia sobre los mecanismos de participación de la sociedad civil en la actividad parlamentaria.

El diputado Cirprià Císcar también ha criticado que la regulación no se extienda a otros ámbitos de la administración pública, incluyendo el Gobierno, ámbito que ha considerado más prioritario.

"Es fundamental regular el lobby allí donde se toman las decisiones. Si ponemos el control de los lobbies exclusivamente aquí estaríamos distrayedo la atención sobre el peso real de los lobbies en el Gobierno y en la administración", ha comentado.

Propuesta "hueca"

La respuesta más crítica ha venido por parte de Unidos Podemos, que se han abstenido para mostrar sus reticencias hacia el texto del PP sin obstaculizar su tramitación. La formación de Pablo Iglesias ha dejado claro que están a favor de asegurar la transparencia y visibilizar la influencia de los grupos de interés, pero han cuestionado la eficacia de la propuesta.

Gloria Elizo ha señalado que el texto del PP sólo es un "corta y pega" de la regulación que ya existe en Bruselas y que se está cuestionando ya por su falta de resultados. En este sentido, la vicepresidenta cuarta del Congreso y diputada de Podemos ha asegurado que el registro defendido por los populares es una solución "hueca" que se adapta precisamente a los intereses de los grandes lobbies.

Entre las críticas que ha destacado Elizo está la de que la iniciativa se refiere sólo a la actividad lobbista que se produce entre las paredes del Congreso en reuniones formales, cara a cara y mediante documentación en papel.

"Si bien aplaudimos la creación de un registro público obligatorio, no se tiene en cuenta en ningún momento la regulación del lobby indirecto", ha asegurado la diputada, que también ha cuestionado el alcance de la definición de grupos de intereses dada por los populares.

Además, la vicepresidenta cuarta ha asegurado que el cumplimiento de las normas éticas se queda como una cuestión no vinculante y que la reforma del reglamento deja fuera otras medidas de transparencia como la publicidad de las agendas de los diputados.

Punto "complementario"

En cambio, Ciudadanos se ha mostrado satisfecho con esta medida porque considera que es un punto "complementario" con la propuesta de regulación de lobbies más amplia que ellos proponen.

De hecho, el pacto entre PP y la formación de Albert Rivera incluia la aprobación de una ley sobre la actuación de los grupos de interés en toda la administración pública, es decir, no sólo en el Parlamento. La ley integral contra la corrupción impulsada por Ciudadanos -que ya está en fase de tramitación- contempla precisamente la creación de un registro de lobbies en general.

El vicepresidente del Congreso, Ignacio Prendes, ha valorado que esta regulación servirá para normalizar las relaciones habituales entre legisladores y sociedad civil, sino que también desalentará a quienes han explotado los mecanismos del "capitalismo de amiguetes" para hacer leyes desde la sombra.

Prendes ha señalado que pueden "abrir el melón" de una reforma amplia del reglamento del Congreso, pero ha advertido al resto de partidos que no conviertan esto en un impedimento para no realizar un cambio concreto que está al alcance de la mano.

Ciudadanos también ha aprovechado para ironizar sobre el "impulso regenerador" del PP con esta propuesta y ha animado a los de Rajoy a cumplir todos los puntos del pacto anticorrupción firmado con ellos antes de la investidura.

Fuentes de la formación naranja han confirmado que, de momento, no ha habido una negociación explícita sobre este punto con el PP, pero que esperan que cumplan de forma íntegra el acuerdo sobre la regulación general de los lobbies.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios