www.diariocritico.com

Sentencia del 'procés': 13 años para Junqueras, la pena máxima

> Los ex consellers Raül Romeva, Jordi Turull y Dolors Bassa, condenados con penas de 12 años
> Carme Forcadell a las penas de 11 años y 6 meses; Jordi Sánchez y Cuixart, 9 años de prisión

lunes 14 de octubre de 2019, 07:46h
Sentencia del 'procés': 13 años para Junqueras, la pena máxima
Ampliar
(Foto: Pool oficial CGPJ / Tribunal Supremo)

Ya se ha conocido a primera hora de este lunes el contenido oficial de la sentencia oficial del 'procés'. Como ya era sabido desde la filtración del sábado 12, las condenas pasan por señalar a los principales acusados por los delitos de sedición y malversación de fondos públicos, descartando una condena por rebelión, que hubiera conllevado las penas mayores.

Quien se lleva la peor condena es el ex vicepresident de la Generalitat, Oriol Junqueras, quien ha sido condenado a 13 años de prisión por sedición y malversación y 13 de inhabilitación absoluta.

Además, el Tribunal Supremo ha condenado ha condenado a Raül Romeva, Jordi Turull y Dolors Bassa a las penas de 12 años de prisión y 12 de inhabilitación absoluta, en los 4 casos por delito de sedición en concurso medial con un delito de malversación de fondos públicos agravado en razón de su cuantía.

Asimismo, ha condenado por el delito de sedición a Carme Forcadell a las penas de 11 años y 6 meses de prisión e igual tiempo de inhabilitación absoluta; a Joaquim Forn y Josep Rull a las penas de 10 años y 6 meses de prisión y 10 años y 6 meses de inhabilitación absoluta; y a Jordi Sánchez y Jordi Cuixart a las penas de 9 años de prisión y 9 años de inhabilitación absoluta.

En cuanto a los ex consellers Santiago Vila, Meritxell Borràs y Carles Mundó, han sido condenados cada uno de ellos como autores de un delito de desobediencia a las penas de 10 meses de multa, con una cuota diaria de 200 euros, y un 1 año y 8 meses de inhabilitación especial. No entrarán en prisión.

Por otra parte, se absuelve a Forn, Rull, Vila, Borràs y Mundó del delito de malversación.

Los líderes del procés soberanista de 2017 han sido condenados por promover tumultos en la ciudadanía catalana y obstaculizar la aplicación de las leyes. Pero se ha descartado que se consumara una rebelión, al no mediar violencia de manera "instrumental" o "preordenada" o una declaración de independencia en esos momentos que se han juzgado. Hay que recordar que lo que se procesó judicialmente fue la convocatoria del referéndum del 1 de octubre, y no la confusa declaración de independencia en el Parlament catalán el 27 de octubre de ese año.

Muy importante es que la sentencia considera que "todos los acusados (...) eran conscientes de la manifiesta inviabilidad jurídica de un referéndum de autodeterminación que se presentaba como la vía para la construcción de la República de Cataluña".

Derecho a decidir

Y aclara que "ninguna Constitución europea avala el derecho a decidir". "No existe (…) tratado internacional que haya codificado el «derecho a decidir». Todo movimiento de secesión unilateral en una sociedad que ha hecho suyas la Convención de Derechos Humanos de 1951 y la Carta de Derechos de Lisboa de 2010 es, por definición, un movimiento antidemocrático, porque antidemocrático es destrozar las bases de un modelo constitucional para construir una república identitaria en la que el pluralismo ideológico y político no están garantizados. Y ello aunque pretenda camuflarse la falta de legitimidad política del proyecto secesionista mediante la totalitaria preeminencia de un supuesto principio democrático que se impondría sobre el Estado de derecho. No hay democracia fuera del Estado de Derecho".

>> Las condenas a los procesados catalanes, detalladas una por una>>

>> Ésta es la diferencia penal explicada entre rebelión y sedición>>

Sedición

Fue la Abogacía del Estado la que presentó los cargos por sedición y no rebelión, provocando en su momento una fuerte polémica por haber sido promovido por el Gobierno socialista al llegar al cargo. Sin embargo, este cambio de criterio habría sido más acertado que la postura de la Fiscalía, que les acusaba de rebelión pero ha perdido la batalla al ver cómo el tribunal no les da la razón en sus acusaciones.

La filtración y el juez Marchena

El juez Marchena, que estuvo presente el sábado en la recepción oficial de la Fiesta Nacional al tiempo que la prensa publicaba la filtración de la sentencia, se mostró molesto y quiso avisar que ésta no era oficial, por lo que "todo está abierto" y que puede haber "discrepancias hasta el último momento", añadiendo que la sentencia "no está terminada hasta que no la firma el último magistrado".

Sin embargo, su malestar parecía indicar lo acertado de la filtración. Nadie acusa a nadie, pero se recordó que eran más de una decena de jueces, así que cualquiera, o varios de ellos, podrían ser los causantes. Las malas lenguas, por su parte, apuntan a que sería una filtración premeditada para generar una reacción dosificada ante la polémica que provocará la sentencia en la sociedad catalana.

Según varios medios, la sentencia estaba ya redactada desde el miércoles 9 de este mes, pero no estaba aún firmada hasta este lunes por todos los magistrados responsables del tribunal.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.