www.diariocritico.com

Rajoy no consigue unificar criterios

Choque de trenes entre liberales y conservadores en el gabinete de Rajoy: las bodas gays encienden la mecha

Choque de trenes entre liberales y conservadores en el gabinete de Rajoy: las bodas gays encienden la mecha

> La primera discrepancia de peso fue por la forma de actuar ante la reforma laboral

miércoles 08 de febrero de 2012, 08:22h
Y van dos. Quizás demasiado pronto, aunque hay que tener en cuenta que son tiempos duros y que las decisiones son drásticas. Salvo que el segundo motivo de choque interno entre ministros del gabinete de Mariano Rajoy no se ha debido a este tipo de medidas ante la crisis, sino por motivos ideológicos.

- El ministro del Interior corrige a Gallardón por defender las bodas gays
- Gallardón da al fin perfil progresista avalando los matrimonios gay
Hablamos de la ley de matrimonios homosexuales, que vivió un nuevo capítulo de polémica este martes cuando el titular de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, dejó claro que no ve nada de inconstitucionalidad en la ley. De hecho, como es sabido, cuando era alcalde de Madrid ofició alguna boda gay. El tema es que según ha revelado la prensa ahora, ha habido otro choque entre ministros de Rajoy.

Las palabras de Gallardón tuvieron lugar en la radio, en la 'SER', y su posición tan claramente a favor de que puedan seguir celebrándose estas ceremonias y que, si el Tribunal Constitucional no tira la ley, todo continúe en los mismos términos que hasta ahora, tras aprobarlas Zapatero en su primera legislatura (2004-2008).

Y es que en el Ejecutivo del PP hay miembros de perfil conservador o cercanos a la Iglesia católica. El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, por ejemplo, discrepó en público con su compañero Gallardón. Recordó a éste que el PP vio esta ley inconstitucional y que si no, no hubieran votado en contra, ni hubieran presentado enmienda a la totalidad y no hubieran presentado un recurso de inconstitucionalidad al Alto Tribunal.

Puso algo de paz la ministra de Sanidad, Ana Mato, quien dijo que las declaraciones de Gallardón "en absoluto" se contradicen con el programa del PP, e insistió en que el Ejecutivo está a la espera del fallo del TC, algo que compartió el titular de Industria, José Manuel Soria. El portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, también subrayó el compás de espera para que el Tribunal se pronuncie "más allá de que puedan darse posiciones diferentes" dentro del partido.


Segundo choque

Y es que es el segundo choque en el Gobierno en muy poco tiempo. Estas semanas, con motivo de la reforma laboral, algunos miembros del mismo discreparon por las formas y el alcance de tal reforma, que en teoría está en el departamento de Fátima Báñez, ministra de Empleo, aunque los dos líderes económicos del gabinete de Rajoy, Luis de Guindos y Cristóbal Montoro, tienen mucho que decir.

Ya se especuló con que esta 'bicefalia' económica daría algún que otro problema importante a Rajoy, y así parece ocurrir ahora. De Guindos quería medidas más drásticas para ofrecer a Europa y a los mercados una reforma más amplia y así mejorar la imagen y la confianza exterior hacia España. Tuvo algunos apoyos en ello, pero tanto Montoro como Báñez presentaron más perfil político y pensaron en las repercusiones sociales: conflictividad en las calles, manifestaciones, huelgas y ruptura absoluta con los sindicatos.


Lea también:
- El ministro del Interior corrige a Gallardón por defender las bodas gays
- Gallardón da al fin perfil progresista avalando los matrimonios gay
- La reforma laboral podría haber sido más radical
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
1 comentarios