www.diariocritico.com

Así lo ha insinaudo Mariano Rajoy en la sesión de control

El Gobierno pasará el 'cepillo' a la reforma del aborto de Gallardón: quedará 'similar' a la de 1985

El Gobierno pasará el 'cepillo' a la reforma del aborto de Gallardón: quedará 'similar' a la de 1985

miércoles 19 de febrero de 2014, 13:20h
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha insinuado durante la sesión de control al Gobierno que la reforma del aborto de Gallardón quedará, finalmente, como estaba en la ley aprobada por el PSOE en 1985 y que se mantuvo 25 años en vigor. Como es sabido, Gallardón propone una reforma que nos retrotrae más allá de 1985, hacia tiempos casi preconstitucionales. Pero, en respuesta a Rubalcaba, Rajoy ha dicho: "Vamos a promover unas reformas que, en lo sustancial, vuelve a la de 1985". Rubalcaba le ha pedido, en todo caso, que "no sacrifique usted la libertad de las mujeres por un puñado de votos de la extrema derecha".
El presidente del Gobierno ha insinuado en sede parlamentaria que está dispuesto a hacer un 'cepillado' importante de la reforma del aborto que el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, quiere poner sobre la mesa del Consejo de Ministros. El borrador con el que Gallardón trabaja ha sido cuestionado no sólo desde la oposición política, sino también desde su propio partido, lo que habría obligado al jefe del Ejecutivo a 'cepillar' ese borrador antes de que se convierta, finalmente, en proyecto de ley para enviar al Congreso.

Parece evidente que Mariano Rajoy ha decidido ya evitarse males mayores y llevar al Parlamento un proyecto de ley similar a la de 1985, con diversos supuestos y con menos requisitos que el borrador con el que trabaja Gallardón y su equipo de Justicia. Así cumpliría con lo prometido en su programa electoral y eliminaría la ley de Zapatero de 2010, especialmente la idea de plazos, que supone la aceptación de 'derecho de aborto' que mucha gente no admite.

Es en ese punto donde se ha centrado el debate parlamentario en la sesión de control de este miércoles, en la que se ha producido un fuerte rifirrafe prácticamente ideológico entre el jefe del Gobierno y el líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba. El socialista le ha llegado a pedir que "no sacrifique usted la libertad de las mujeres por un puñado de votos de la extrema derecha".

Y es que para Rubalcaba hay una cuestión de fondo ideológico en el espinoso asunto del aborto, que se sustancia en si se admiten los supuestos para abortar, como estaba con la ley de 1985, o los plazos, que presupone libertad total y forma parte de la reforma de Zapatero de 2010, la misma con la que quiere acabar Rajoy y el ala más extremista del electorado del PP que representa Ruiz-Gallardón.

Ahí es donde Rubalcaba le ha dicho a Rajoy que "ustedes quieren retroceder más allá, en una ley más resctrictiva que la de 1985", y le ha criticado que con la reforma del aborto de Gallardón va a crear dos tipos de mujeres en España: "Si tienes dinero, aborto de plazo [porque podrán irse a abortar a cualquier país de Europa]; si no tienes dinero, de supuestos", o de clínicas clandestinas, jugándose la vida: "No imponga una moral de algunos al conjunto de España", finalizó.

Rajoy a Rubalcaba: "Usted ha tenido dos verdades"
 
En su respuesta, Rajoy le preguntó a Rubalcaba si "todos los reproches" que le está haciendo ahora a él por volver a implantar en España una ley de interrupción voluntaria del embarazo similar a la de 1985 se los hizo él propio Rubalcaba durante 25 años, ya que el socialista formó parte de varios ejecutivos de entonces que no modificaron la normativa. Y ha añadido que el PSOE estaba en el Gobierno durante la vigencia de la norma de 1985 y "muy cómodo con ella" porque no la cambiaron: "Ahora que la hacemos nosotros es mala. Me parece que tiene una vara de medir bastante extraña".

Pero lo importante es que Rajoy explicó que la ley que el Gobierno va a poner en marcha en "lo sustancial" es la vuelta a la de 1985 que es la que el PSOE aprobó y mantuvo durante 25 años, "con un consenso casi general". Y sólo tendrá "algunas modificaciones", como que la mujer no tendrá reproche penal "nunca", ni una menor de edad tendrá que contar con el consentimiento paterno para abortar, además de que se establece la necesidad de ofrecer un asesoramiento social y clínico sobre las alternativas y sus consecuencias.

Llegados a ese punto, Rajoy le ha dicho a Rubalcaba que "estoy dispuesto a dialogar, a hablar y a acordar, pero no estoy dispuesto a que el PSOE pretenda prohibir a este grupo parlamentario, legitimado por las urnas, presentar en la Cámara un proyecto de ley. Me parece que es la tesis que están defendiendo".
 
 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios