www.diariocritico.com

Seguirá el duelo entre Mercedes y Ferrari

Sigue el pesimismo: Alonso no confía en 'los milagros' y se conforma con 'puntuar' en el GP de Baréin

Sigue el pesimismo: Alonso no confía en "los milagros" y se conforma con "puntuar" en el GP de Baréin

viernes 17 de abril de 2015, 10:20h
El piloto español Fernando Alonso (McLaren) apuntó que tratarán de "seguir un poco en la línea de China" en el Gran Premio de Baréin, advirtiendo que no se verán "milagros" y que van a intentar, aunque se antoje "difícil", de conseguir los primeros puntos de la temporada. "Vamos a seguir un poco en la línea de China e intentar aprender cositas del coche y ver donde están los puntos débiles. La última vez que corrimos con tanto calor retiramos a los dos coches y con problemas de temperatura y de turbo, así que será un buen test para acabar los dos", afirmó Alonso este jueves ante los medios españoles en el circuito de Sakhir.
 El asturiano recordó que no sabrán hasta los libres "las prestaciones" del coche, pero que están "confiados en seguir con la línea ascendente, pero con menos progresos porque solo han pasado cuatro días". "Barcelona será una prueba más real", puntualizó. "Vamos a intentar puntuar, pero viendo el ritmo de China y las condiciones que va a haber, se antoja difícil. Ojalá podamos estar más cerca y en la crono pasar a la 'Q2' y hacer progresos, pero en cuanto a piezas el coche será parecido y no vamos a ver ningún milagro", prosiguió el ovetense.

De modo que el piloto inglés Lewis Hamilton (Mercedes) intentará prolongar su dominio en el Mundial de Fórmula 1 con su tercera victoria en la cuarta cita del calendario, el Gran Premio de Baréin, amenazado por su compañero Nico Rosberg, con el que vivió una nueva polémica de la que quiere sacar provecho Ferrari y Sebastian Vettel, mientras que Fernando Alonso (McLaren) tratará de acabar la carrera y seguir dando pasos adelante.


Sin casi tiempo para haber digerido lo sucedido en el Gran Premio de China el pasado domingo, el 'gran circo' se traslada al exigente circuito de Sakhir, donde las altas temperaturas, como en Malasia, el viento o el polvo del desierto son nuevos retos para los pilotos, que acabarán la carrera en el atardecer y la consiguiente paulatina bajada del calor.
   
Las tres primeras carreras no han cambiado en exceso el guión de la pasada campaña, salvo que la 'dictadura' que ejercía con mano de hierro Mercedes se ha topado con la resistencia de Ferrari, principalmente a través de Sebastian Vettel, ganador ya en Malasia y que en ritmo de carrera son los más cercanos, lo que ha llevado a las 'flechas plateadas' a considerarles como la mayor amenaza que han tenido en año y medio.
   
Otra cosa que no ha cambiado en Mercedes es el ya casi habitual tenso ambiente entre sus dos pilotos, que vivieron otro enfrentamiento verbal el pasado domingo tras el triunfo de Hamilton en Shanghai. Rosberg, segundo, le criticó que bajase el ritmo, lo que comprometió su carrera por el acercamiento de Vettel, a lo que el actual campeón del mundo le solicitó que sea más ambicioso.
   
Totto Wolff tuvo que volver a salir para calmar los ánimos y reiterar que dejaran a sus dos pilotos competir, como ya sucedió por ejemplo a su máximo nivel precisamente el año pasado en Sakhir donde ambos libraron un duelo hasta las últimas vueltas, decidido en favor de Hamilton, pese a que sus neumáticos estaban en peores condiciones.
   
El actual campeón del mundo, ganador también en la cita inaugural en Melbourne, quiere ampliar su ventaja de 13 puntos sobre Sebastian Vettel y para ello se afanará en conseguir por primera vez en todas sus visitas al trazada bareiní la 'pole position'. Los Mercedes parecen claros favoritos para ocupar los dos primeros lugares de lo parrilla, pero cerca estarán con casi total seguridad los Ferrari. El 'Cavallino Rampante' ha confirmado que su paso adelante es una realidad y ya suma tres podios, entre ellas la victoria de Vettel en Sepang.

Ahora, la 'Scuderia', el equipo más exitoso en Sakhir con cuatro trinfos (2004, 2007, 2008 y 2010), pretende dar la razón a los componentes de las 'flechas plateadas' y convertirse en la gran amenaza, avalado porque las condiciones que se esperan son muy parecidas a las de Malasia, donde el 'STF-15' rindió muy bien. Además, 'Seb', ganador en Baréin en 2012 y 2013, tratará de aprovechar cualquier despiste que genere la tensa calma en el bando de la escudería alemana.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios