www.diariocritico.com
 “El Rey debe ser el contrapunto a la política de firmeza del Gobierno”

“El Rey debe ser el contrapunto a la política de firmeza del Gobierno”

sábado 18 de julio de 2015, 14:12h
Carmen Enríquez, periodista veterana que cubrió durante muchos años para TVE la información de La Zarzuela, actualmente presidenta del Club Internacional de Prensa, está considerada como una de las mayores expertas en la Casa Real española. Su último libro sobre el particular, ‘Felipe VI, la Monarquía renovada’, está constituyendo un éxito de ventas y obteniendo muy buenas críticas. En unos momentos en los que, tras un año de reinado, el papel de Felipe VI está siendo más difícil casi de lo que lo fuera en cualquier tramo del reinado de Juan Carlos I, la autora opina sobre pasajes como el reciente encuentro entre el Monarca y el president de la Generalitat, Artur Mas.

“El Rey, con diálogo y cordialidad, debe ser el contrapunto a la política de firmeza del Gobierno, una política que supongo que en algún momento deberá aplicar el Ejecutivo”, dice Enríquez. Quizá convenga aquí señalar que ha habido rumores y filtraciones (falsas, pienso) abundantes sobre lo tratado entre el jefe del Estado y el president de la Generalitat catalana: como bien precisa la autora de ‘Felipe VI, la Monarquía renovada”, “no es el Rey quien debe intervenir más allá de lo que ha hecho; la gente que le anima a ir más allá sería la primera que luego le atacaría por eso”. “Lo que tiene que hacer Felipe VI, y hasta ahora lo ha hecho de cine, es mantener un diálogo abierto, cordialidad, y que nunca le vean como enemigo”.

Comento a Carmen la seriedad que mantuvo el Monarca en su encuentro con Mas. “El Rey no es como su padre, no es campechano, aunque sea simpático en el trato”. Pero advierte de que, en doce meses, Felipe de Borbón ha dado “pasos espectaculares”: “la única posibilidad que tiene la Monarquía de sobrevivir es adaptarse a los tiempos, y lo ha hecho, con una política de transparencia, de austeridad, con un código de buena conducta…la gente valora esos pasos” .

Opino que, ya que no hay estadistas en la política española, quizá el Rey tenga que ejercer como tal más allá del papel que tradicionalmente –más que constitucionalmente—se le atribuye: “pero”, comenta ella, “lo tiene que hacer de una forma tan sutil que no haya gente que diga que se está excediendo, que está borboneando”.

Hablamos de su libro, y elogio algunas revelaciones acerca de las infantas y su vida cotidiana: “lo dije en la presentación del libro y ahora lo repito: lo que siento es que, con esta obra, la reina me va a tomar más manía, porque he dedicado un capítulo entero a sus hijas, que no son unas niñas cualquiera, sino una cuestión de Estado”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios