www.diariocritico.com
Los 100 mejores discos de los años 80 (Del 60 al 51)

Los 100 mejores discos de los años 80 (Del 60 al 51)

jueves 17 de septiembre de 2015, 17:56h
Después de las 100 mejores canciones del pop español o los 50 mejores discos de lo que llevamos de década (2010-2014), ahora llega el momento de repasar una de las décadas más conflictivas de la historia de la música, los años 80. Unos años donde el tecno pop convivía con los grupos heavy, los sintetizadores y el maquillaje le ganaban el terreno a las Les Paul y donde, a la izquierda del dial, fuera de toda exposición comercial se cocía la revolución alternativa que explotaría en la década siguiente.

60. NIRVANA Bleach (1989)

Antes de ponerse el mundo por montera, antes de que Dave Grohl se sentará en la batería, antes de la revolución que supuso ‘Nevermind’, la escena alternativa se dividía por regiones en EEUU. Uno de los lugares que tenía una escena particularmente activa era Seattle, donde una productora independiente, Sub Pop, daba cobijo a algunos grupos que popularizarían un género conocido como grunge, eran bandas como Mudhoney o Soundgarden. En 1989 lanzarían el primer disco de Nirvana, 'Bleach'. Un disco claramente anclado en la corriente del grunge, con Mudhoney, los Melvins, el punk rock o los Black Sabbath como máximos referentes. Aunque canciones como ‘About a girl’ ya dejaban intuir el prodigioso talento de Kurt Cobain para las melodías memorables.

59. GALAXIE 500 On fire (1989)

Galaxie 500 solo estuvieron juntos cuatro años en los que sacaron tres discos. ‘On fire’ es el que se encuentra en medio y es el mejor del lote. Un disco que suena como la caricia de un amante, como si fuera el hijo bastardo de la Velvet Underground del ‘Live 1969’, a pesar de que la única versión que contenga sea la apropiada ‘Isn’t a pity’ de Geroge Harrison.

58. HUMAN LEAGUE Dare! (1981)

‘Dare!’ es el tercer disco de Human League pero parece de una banda totalmente distinta de la responsable de los dos primeros. Lo era, después de la salida de la banda de Martyn Ware y Ian Craig Marsh, Phil Oakley decidió apostar por un sonido mucho más pop y comercial. El resultado fue un disco que parece un grandes éxitos del ‘synth-pop’. Baste decir que su canción más conocida, ‘Don’t you want me’, era considerada la más floja por el propio Oakley.

57. THE CURE The head on the door (1985)

Robert Smith es una de las personalidades más importantes de la década. Al frente de los Cure fue pasando por distintas etapas y estilos, desde el punk y la nueva ola de sus inicios a los ambientes más oscuros y densos de ‘Pornography’. ‘The head on the door’ es su disco más luminoso y pop y cuenta con tres de los mejores ‘singles’ de una de las mejores bandas de ‘singles’ de los 80: ‘In between days’, ‘Close to me’ y ‘A night like this’.

56. ELVIS COSTELLO Imperial Bedroom (1982)

En 1982 Elvis Costello dio por terminada la Nueva Ola y se convirtió en un compositor más maduro, al que no le asustaba jugar con fórmulas del Tin Pan Alley o de su futuro colaborador Burt Bacharach, el resultado fue el disco 'Imperial Bedroom', una obra donde destacaban canciones como la increíble 'Man out of time', que hablaba del famoso escándalo político del caso Profumo, ‘Beyond belief’, ‘Town cryer’ o el homenaje a Chet Baker en ‘Almost blue’.

55. DEPECHE MODE Music for the masses (1987)

Junto con ‘Blank celebration’, ‘Music for the masses’ sirvió para colocar a Depeche Mode como uno de los grupos con más éxito de los 80. Toda una ironía ya que el título del disco (‘Música para las masas’) era una broma del principal compositor de la banda, Martin Gore, sobre lo poco comercial que le parecía su música. Para la eternidad dejaron la canción con la que suelen cerrar sus intensos conciertos, ‘Never let me down again’.

54. LEONARD COHEN I'm your man (1988)

Si en 'Various positions' podía llamar la atención la utilización de sintetizadores en canciones como 'Dance me to the end of love' entonces podemos calificar 'I´m your man' como todo un shock, acercándose a un disco de 'synthpop'. Con una producción marcadamente 'ochentera' Cohen se saca de la manga la segunda mejor colección de canciones de su carrera, 'First We Take Manhattan', 'Ain´t no cure for love', 'Everybody knows', 'I´m your man', 'Take this waltz', 'I can´t forget' y el delicioso broche final de 'Tower of song' han alcanzado la categoría de clásicos dentro del repertorio del canadiense. Y eso quiere decir que siete de las ocho canciones de este disco rozan la perfección...

53. THE JESUS & THE MARY CHAIN Psychocandy (1985)

Una batería sacada del ‘Be my baby’ de las Ronettes da paso a uno de esos discos que han dejado huella. La combinación entre exquisitas melodías pop y guitarras distorsionadas hasta el ruido se probó como una fórmula ganadora para los hermanos Reid.

52. DINOSAUR JR You're Living All Over Me (1987)

J Mascis tomó prestado el ruido de la ‘Juventud Sónica’ y lo rodeó de canciones pegadizas, además de prestar su particular manera de tocar la guitarra, con punteos que recuerdan a Neil Young. El resultado hizo que los propios Sonic Youth le convirtieran en el ‘presidente’ de la música alternativa en su canción más recordada, ‘Teen age riot’.

51. MOTÖRHEAD No Sleep 'Til Hammersmith (1981)

‘No Sleep 'Til Hammersmith’ llegó en el momento adecuado, después del magnífico trío de ases que supusieron ‘Bomber’, ‘Overkill’ y ‘Ace of spades’, la formación más recordada de Motörhead, (Lemmy Kilmister, Phil "Philthy Animal" Taylor y "Fast" Eddie Clarke) era una máquina perfectamente engrasada dispuesta a que la hierba no volviera a crecer después de que ellos pasaran. Con este disco completaron el póker y dejaron para el recuerdo uno de los directos más explosivos e importantes de la historia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios