www.diariocritico.com
Excelente montaje de Venezia Teatro sobre ‘Los desvaríos del veraneo’, de Carlo Goldoni

Excelente montaje de Venezia Teatro sobre ‘Los desvaríos del veraneo’, de Carlo Goldoni

miércoles 11 de noviembre de 2015, 18:55h

Los desvaríos del veraneo’, del cómico, director y autor dramático italiano Carlo Goldoni (1707-1793), es el tercer montaje de la compañía Venezia Teatro, después de haber paseado ya por media España los dos anteriores, ‘La Hostería de la Posta’ y ‘La isla de los esclavos’. Dirigido por José Gómez Friha, el Teatro Fígaro de Madrid acoge este montaje desde el pasado 19 de octubre.

A Goldoni se le considera como el fundador de la comedia moderna italiana. Nacido en Venecia, a los 14 años se unió a un grupo de teatro ambulante, y durante los siguientes diez años adquirió una amplia educación, que concluyó con una licenciatura en Derecho por la Universidad de Padua. En 1731 retornó a Venecia y comenzó a trabajar como abogado y a escribir obras de teatro. Las primeras de ellas fueron tragedias, la única forma teatral que merecía consideración y respeto en aquella época. Pero muy pronto Goldoni decidió abandonar la tragedia y adentrarse de lleno en la comedia a la manera del dramaturgo francés del siglo XVII Molière, pero basándose en personajes y costumbres italianas. Entre 1748 y 1762 Goldoni escribió unas 150 comedias, que van desde ‘La viuda astuta’ (1748) hasta ‘Las riñas en Chioggia’ (1762).

Lejos de lo que pueda pensarse a primera vista, la comedia de Goldoni está de plena actualidad. Por lo que puede verse en la trama de ‘Los desvaríos del veraneo’, las costumbres no se han modificado ni un ápice, ni en Italia, ni en España, ni en todo Occidente. La presión social, las apariencias y la hipocresía siguen dominando este y muchos otros aspectos de la vida desde hace, al menos, dos siglos, sin que se aprecie atisbo alguno de que vayan a cambiar tampoco en los dos siguientes.

Goldoni cuenta en esta comedia el proceso de preparación de unas vacaciones en el seno de dos familias vecinas de Livorno, con el aparente ánimo de disfrutar de unos días inolvidables en Montenero. La verdadera razón que mueve a ambas familias, sin embargo, es aparentar un ritmo de vida y unas posibilidades económicas que están muy lejos de poseer. Leonardo (encarnado por un Antonio Lafuente graciosísimo) es un noble venido a menos, hermano de Vittoria (magnífica y dúctil Ana Mayo), que vive junto a su criado Paolo (soberbio también Andrés Requejo), quien afortunadamente conserva aún algo de sentido común para intentar hacer ver a los hermanos que la economía familiar está al borde de la quiebra.

La mar de divertida

Leonardo está enamorado hasta el tuétano de Jacinta (genial Macarena Sanz, todo un descubrimiento para mí), de la que también está enamorado el joven Guillermo (Borja Luna). Los fingimientos, las apariencias, los enredos y las encerronas no faltan en esta comedia de Goldoni, llena de diálogos chispeantes y llenos de gracia que los nueve actores de Venezia Teatro llevan adelante con una extraordinaria e impresionante “vis cómica”, como se le llamaba antes a esta facilidad casi innata de ciertos actores para hacer reír. Porque a los cinco actores citados ya, hay que añadir los nombres de Helena Lanza, Kike Jorge Hinojoso, y el de los dos veteranos Vicente León y Juanma Navas.

Todos los actores permanecen en escena, interactuando con cuanto sucede en ella, las casi dos horas de duración del montaje, y componen un conjunto de la máxima calidad en donde se hace muy difícil señalar las virtudes de cada uno de ellos porque el director, José Gómez Friha, ha sabido hacer -como los entrenadores de fútbol- que las virtudes individuales se pongan siempre al servicio de la obra y de la compañía para conseguir que esos 120 minutos de representación no dejen nunca de ser una fiesta de principio a fin. Y el ritmo, la intensidad y la tensión dramática que imprime lo hacen posible realmente porque ‘Los desvaríos del veraneo’ es una de esas obras amables en donde el ingenio del autor y el trabajo bien hecho de un grupo de cómicos reconcilian a cualquiera con el teatro y le dejan predispuesto a volver cuanto antes a él.

La escenografía, firmada por Sara Roma, no por sencilla contribuye menos a que el espectador se introduzca rápidamente en el ambiente de la historia a la que sirve: un sinfín de baúles, maletas y cajas de todo tamaño pueblan el espacio del escenario y muestran sin palabras que toda esa parafernalia parece más propia de una mudanza en toda regla que de los preparativos para pasar unos días fuera de casa. En el montaje no hay música enlatada ni efectos sonoros especiales que vayan más allá de la utilización de dos micros, situados en ambos extremos del escenario, a través de los cuales, los personajes traspasan la cuarta pared, para dirigirse ‘confidencialmente’, en apartes, al público y hacerle partícipe de sus cuitas y sus más íntimos pensamientos. Micrófonos, que dos actrices utilizan también para cantar dos canciones contemporáneas relacionadas con el verano, y que acercan más a nuestro tiempo esa realidad dieciochesca que se construye sobre el escenario. Un detalle más que contribuye a cimentar la identidad de una compañía, Venezia Teatro que, sin desvirtuar nunca el lenguaje del autor, lo actualiza con ciertos códigos (canciones, música, expresiones, gestos…), que acercan al espectador de hoy al espíritu de las obras que levantan. Un verdadero placer comprobar que tan jóvenes compañías son capaces de hacer un teatro de tan alto valor, con tanto respeto, divirtiéndose y divirtiendo al mismo tiempo.

Los desvaríos del veraneo’, de Carlo Goldoni

Dirección: José Gómez Friha

Intérpretes: Antonio Lafuente, Ana Mayo, Macarena Sanz, Andrés Requejo, Borja Luna, Helena Lanza, Kike Jorge Hinojoso, Vicente León y Juanma Navas

Escenografía: Sara Roma

Teatro Fígaro, Madrid. Hasta el 21 de diciembre, los lunes, 20:30 h.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.