www.diariocritico.com

Cómo crear los cimientos de nuestra empresa

Cómo crear los cimientos de nuestra empresa
Ampliar
miércoles 17 de junio de 2020, 16:25h

Podríamos pensar, y no estaríamos equivocados, que cada empresa es un mundo completamente diferente. Sin embargo, independientemente del sector al que nos dediquemos, lo cierto es que los cimientos deben ser igualmente sólidos si lo que queremos es tener cierto recorrido en un mundo que es muy competitivo. Una competencia que se viene viendo de una manera casi desgarradora desde que la crisis económica está azotando el tejido empresarial de nuestro país.

En consecuencia podría ser una buena idea, y así lo hemos considerado, repasar en primer lugar algunos aspectos que no podemos dejar pasar por alto cuando creamos nuestra empresa y, en segundo lugar, hablar de algunas excepciones que pueden ser interesantes conocer ya que para ellas no se aplicarían las pautas que vamos a indicar aquí por la propia filosofía del modelo de negocio.

¿Sabemos en la dirección en la que queremos ir?

Esta pregunta puede sonar algo abstracta pero no son pocas las empresas, o mejor dicho los proyectos de empresa, los que en muchas ocasiones no tienen muy claro el punto hacia el cual quieren dirigirse.

Es cierto que saben qué productos van a ofrecer o qué servicios quieren comercializar. Sin embargo, no tienen una estrategia de empresa completa que les proporcione una ventaja competitiva sobre sus rivales. Algo que es necesario a todas luces para no fracasar al poco tiempo de iniciar el negocio.

Para ello lo más sencillo, y por supuesto lo más efectivo, es marcarse un objetivo dentro del corto plazo y otro dentro del medio y largo plazo. El primero de ellos tendrá que ver mucho con la captación de clientes para poder comenzar esta nueva andadura con ciertas garantías y el segundo, como no podía ser de otro modo, tendrá que ver con el desarrollo de nuevos servicios y productos así como la expansión de la propia empresa. Solo de este modo nos podemos asegurar tener el primer paso dado.

¿Es viable el proyecto desde el punto de vista económico?

Esta es otra de las incógnitas que tenemos que resolver de un modo claro si queremos no fracasar en el intento a las pocas semanas. Es por ello por lo que, de la manera que nos sea más beneficiosa para nosotros, tenemos que conseguir la financiación que nos permita abordar de un modo cómodo nuestro modelo de negocio.

Es en este punto cuando tenemos que decidir qué tipo de financiación queremos para nosotros. Más que nada porque si bien es cierto que los intereses que vamos a tener que pagar a una entidad bancaria al uso no son muy elevados, no es menos cierto que los trámites pueden ser mucho más farragosos.

No obstante, sea como fuere, siempre tendremos que someternos a una auditoría interna. Una auditoría interna, realizada por una empresa cualificada, y que nos la certifique, de manera que podamos presentar la documentación necesaria que avale nuestro proyecto y, en consecuencia, nuestro modelo de negocio.

¿Tienes un negocio físico? Revisa la infraestructura

Esto es de vital importancia. Tenemos que tener en cuenta que las exigencias legales cada día son más rígidas y mucho más severas por lo que no podemos permitirnos el lujo de tener una infraestructura que no cumpla con la normativa vigente.

Cuando poseemos un negocio con infraestructura física, a pesar de que el anterior propietario, si es que se da esta situación, tuviera todos los papeles en regla, deberemos volver a firmar un proyecto por un arquitecto colegiado. Este profesional no solo nos validará el proyecto actual sino que al mismo tiempo revisará algunos aspectos que se nos pueden pasar por alto, como el tema de la prevención de inundaciones por ejemplo, y que son muy importantes.

Así las cosas, y una vez tengamos todo en regla, siempre es conveniente tener a mano, por mencionar el ejemplo anteriormente expuesto, un profesional especialista en desatascos que nos pueda prestar apoyo de urgencia. Los desatascos pueden ser algo muy sencillo si se trata a tiempo y muy complicado si no se actúa con la suficiente celeridad. Son muchas las oficinas que han tenido problemas con los desatascos y, en el fondo, no son excesivamente costosos.

¿Y qué sucede si mi negocio es online?

¿Recuerdas que al inicio de estas líneas habíamos hablado de una excepción en función del modelo de negocio? Pues bien, esta es la excepción que vamos a pasar a comentar y que puede resultar de mucha ayuda para aquellas personas que se estén adentrando de lleno dentro del mundo de internet.

Como te puedes imaginar, antes de nada, un negocio físico tiene poco que ver con un negocio online en muchos aspectos. Para empezar, a pesar de que tendremos que llevar a cabo una auditoría que evalúe la viabilidad de nuestro proyecto, esta suele ser menos dura ya que la inversión tiene que ser menos.

Además, en cuanto a infraestructura física, sencillamente no va a existir. Un buen ejemplo de ello es la joyería online Le Belle, la cual, opera dentro del sector dela joyería desde la red de redes sin problema. Una joyería online que presenta, dicho sea de paso, las mismas ventajas que una física.

Dicho todo esto, y una vez hemos puesto negro sobre blanco algunos de los trámites que tenemos que llevar a cabo, queda en tu mano la decisión final. Serás tú el que tengas que evaluar cuáles son los pros y los contras de tu modelo de negocio y decidirte por una u otra alternativa. Ten en cuenta, al menos desde nuestro punto de vista, que no solamente ambas opciones te pueden conducir al éxito sino que, en último término, ambas pueden ser complementarias.

Una conclusión final que no tiene que hacer otra cosa que animarte a emprender tu propio negocio. A iniciar tu sueño de manera que logres esa independencia económica que siempre has buscado y que ahora puede estar un paso más cerca de lo que habíamos pensado en un primer momento cuando nos decidimos a ser emprendedores.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios