www.diariocritico.com

PSC

El primer debate televisado entre los candidatos a las elecciones del 21-D constató la existencia de dos bloques con perspectivas antagónicas. Así lo reflejan varios medios este viernes.

El 54,8% de los votos emitidos en la consulta a las bases de Barcelona en Comú (BComú) han apostado por romper el acuerdo de gobierno con el PSC en el Ayuntamiento de Barcelona por el apoyo de los socialistas a la aplicación del artículo 155 de la Constitución contra el Govern de la Generalitat cesado.

- ¿Fin de la política de bloques? Vea las posturas de 'independentistas' y 'constitucionalistas'

Este martes se acaba el plazo para presentar coaliciones con las que concurrir a las elecciones catalanas del 21-D. Si bien hay varias propuestas sobre la mesa para reeditar una estrategia de bloques, la fórmula no parece cuajar y podríamos encontrar un escenario muy dividido ante las urnas.

Ciudadanos ha hecho historia este 21-D al ser el primer partido no soberanista en lograr la victoria en votos y escaños en una elecciones marcadas por el 'procés'. La formación liderada en Cataluña por Inés Arrimadas ha conseguido 37 escaños, 12 más que en 2015, lo que le ha valido la victoria aunque no el Govern, y es que el llamado bloque constitucionalista no lograría la mayoría absoluta que superan los independentistas.

Difícil encaje de las alianzas en el bloque constitucionalista para Cataluña. El líder del PSC, Miquel Iceta, ha reducido los posibles escenarios poselectorales a dos: su nombramiento como president de la Generalitat o bien dejar que gobierne un independentista. Los socialistas catalanes no están dispuestos a hacer presidenta a Inés Arrimadas incluso en el supuesto de que la formación naranja fuera la primera o segunda lista más votada como auguran las encuestas. Por su parte, Arrimadas reclama que PSC, PP y Ciutadans no dejen pasar la oportunidad del pacto si los resultados posibilitan la suma.

> Los Mossos ya han retirado los muñecos del puente

Los Mossos d'Esquadra han abierto una investigación para encontrar a los autores de la siniestra acción en la que varios monigotes, con las siglas del PP, PSC y Ciudadanos han sido colgados boca abajo de un puente en la carretera C17 entre Vic y Tona (Barcelona). Ha sido Sociedad Civil Catalana (SCC) quien ha dado la voz de alerta ante la aparición de estos muñecos, que los Mossos han retirado a mediodía.

El PSC ha tachado de "desproporcionadas" las medidas adoptadas por la Audiencia Nacional contra los 9 ex miembros cesados del Govern que han sido enviados a prisión.

El apoyo del PSOE a la aplicación del artículo 155 en Cataluña se ha cobrado su primera baja, la de la alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet, Núria Parlon (PSC), muy crítica con esta decisión.

El referéndum independentista convocado de forma unilateral por la Generalitat el próximo 1 de octubre, ha desatado la polémica entre los socialistas, divididos entre partidarios y detractores de la consulta soberanista. Tal y como recogía este lunes el diario 'El Mundo', hay un grupo de alcaldes disidentes del PSC que mantienen un pulso con la dirección del partido y con su primer secretario, Miquel Iceta, ya que además de defender la consulta, algunos han anunciado su intención de ceder espacios municipales. Mientras la dirección del PSC censura estas declaraciones y pide rectificar a los alcaldes disidentes, la del PSOE no considera reprochable esta conducta, ya que considera que se trata de una cuestión personal.