www.diariocritico.com

taxis

En Madrid, las licencias de VTC han superado ya las 6.400 mientras que las de taxi -15.573- siguen inamovibles desde hace décadas. Esto provoca que ya circulen un coche de Cabify o Uber por cada dos de su competencia. Además, el fin de semana la situación empeora: la obligatoriedad de descansar de los taxistas se traduce en una ratio de 1/1. El Ayuntamiento, por su parte, ultima la ordenanza para intentar cumplir con lo establecido por el Tribunal Supremo y la Comunidad sigue decidida a no regular el sector.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido rechaza por completo el documento con las propuestas que los taxistas le han enviado porque, dice, "lo único que pretende es eliminar la competencia". El presidente es contundente: no aceptará la precontración temporal -ni de 60 minutos ni ninguna otra- ni la limitación de 5 kilómetros que exigen los huelguistas. Se desentiende del conflicto: "Ahora le toca a Ábalos dar la cara".

La protesta de los taxistas madrileños se ha instalado esta tarde en la Puerta del Sol, tras haber amanecido en el Paseo de la Castellana y haber pasado por la sede del PP en la calle Génova. Entre gritos de "Garrido dimisión", "somos taxistas, no terroristas", cerca de 3.000 personas se concentran frente al Ejecutivo de la Comunidad de Madrid, al que exigen que se regulen las licencias VTC.

> El entonces ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, terminó de rellenar lo que era un "vacío legal"

Aunque en esta crisis de la huelga de taxis, más grave en Madrid que en Barcelona, donde ha quedado aplazada por el compromiso del Ejecutivo catalán de mejorar sus condiciones, tanto PP como Cs están cargando contra la gestión y la postura del Gobierno socialista, lo curioso es que fue el Gobierno de Rajoy quien blindó al sector del taxi.

El Ayuntamiento de Madrid ya trabaja en una ordenanza para la regulación de las licencias VTC que, a expensas de las competencias que pueda trasladarle la Comunidad, ya prevé la reducción de estos coches un 25 por ciento de lunes a viernes al aplicarles los mismos baremos de descanso con los que cuenta el taxi.

El portavoz de Élite Taxi Barcelona, Alberto Álvarez, conocido como 'Tito', se ha dirigido al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska tras el desalojo de la acampada de taxistas en el Paseo de la Castellana. "Cómo puede ser que un ministro de izquierdas, y según ha declarado él, que es gay, que mande aquí a la polícia a reprimir al pueblo", se ha preguntado.