www.diariocritico.com
'Yo, Mussolini': ¡Ojo a la resurrección del fascismo!
Ampliar

'Yo, Mussolini': ¡Ojo a la resurrección del fascismo!

lunes 04 de noviembre de 2019, 18:06h

El bufón, el clown, como los niños, dice siempre la verdad. Al menos su verdad, y sin pelos en la lengua. Ahora es un referente de ambos estilos teatrales, y desde hace muchos años, el italiano Leo Bassi quien se erige en portavoz e un redivivo Mussolini que ha osado presentarse en Lavapiés, pleno corazón de la progresía madrileña, en la Sala Mirador, al grito de ‘Yo, Mussolini’, durante el mes de noviembre, cuando apenas sí nos quedan unos días para volver a las urnas con el deseo de despejar este embrollo político en el que andamos metidos los españoles en los últimos meses.

‘Yo Mussolini’ es un montaje concebido, dirigido e interpretado por Leo Bassi con el ánimo de hacer frente a lo que para el artista es una clara resurrección de la extrema derecha en todo el mundo (véase, si no, lo que sucede en Brasil, Austria, Francia, Italia, Alemania o, últimamente, también en España…). Y para ello, nada mejor que burlarse del fenómeno recurriendo a la historia y apuntando, incluso, las posibles fórmulas de parar su avance electoral. De ellas, para Bassi, la mejor sin duda es el sentido del humor.

El espectador se sienta en el patio de butacas de La Mirador para asistir expectante a un mitin al más puro estilo fascista: un escenario central, al que el resucitado Benito Mussolini –sorprendente la mimetización de Bassi en la figura del líder fascista italiano-, accede después de subir varios escalones. En medio, un atril y un micrófono y, a ambos lados del estrado, sendas banderolas con el nombre del líder (Duce), al que el pueblo rinde culto como si se tratase del nuevo dios en la Tierra. La suave e inocente música de la película Blancanieves que Walt Disney crease para que fuera vista en todas las pantallas del mundo, se rompe bruscamente con un estremecedor e inquietante grito del Duce. Desde ese momento, y durante la hora aproximada del espectáculo, Bassi utiliza todo su refinado repertorio de técnicas, movimientos corporales, voz y, sobre todo, palabras y gestos para alertar al público del peligro que supone el avance del neofascismo en nuestra sociedad. A la pedagógica exposición de Mussolini se unen también las provocaciones y el miedo. Las primeras, en forma de trozos de manzana y de melón esparcidos como proyectiles por toda la sala después de ser machacados con un martillo gigante. A la segunda, la provocación, con la puesta en marcha de una motosierra que el caudillo blande amenazador acercándose al público que, además, está al borde de la intoxicación con el combustible quemado para su funcionamiento.

A veces –como reza el viejo refrán español- los árboles no nos dejan ver el bosque, y eso es lo que viene a subrayar subliminalmente Bassi. Y como muestra sólo un par de botones: el líder de las camisas negras italianos fue nombrado Man of The year (hombre del año) por parte de la revista Time –tan liberal y tan demócrata ella-, en 1936, y, además, el Duce recibió apoyos explícitos por parte de importantes personalidades de la época, como Walt Disney –que fue su amigo personal-, o el padre de Netanyahu, primer ministro israelí, y que contase durante unos años hasta con el apoyo entusiasta de Churchill.

Y, por si eso fuera poco, Bassi subraya también el enorme parecido de la figura escultórica (18 metros de altura), que preside el Rockefeller Center de Nueva York, el corazón del corazón del capitalismo mundial, con el propio Benito Mussolini.

Leo Bassi, siempre alerta, siempre crítico y mordaz, esta vez más serio que nunca, viene a advertir sarcástico al público que quién avisa no es traidor. Los acontecimientos próximos nos dirán si el bufón habla por miedo o por clarividencia. Y, entre tanto, el autor de ‘Yo, Mussolini’, ya alerta en la presentación del espectáculo que “…el fascismo fue concebido por el Poder como medio de manipulación de la opinión publica utilizando el miedo como arma. Desde los uniformes militares, el insulto como lenguaje, la glorificación de la ignorancia o la amenaza de la violencia física, nada es fruto del azar: Hay una estrategia atrás creada para asustar y, así, dominar”. Palabra de Bufón.

‘Yo, Mussolini

Dramaturgia, dirección e interpretación: Leo Bassi

Producción: Compañía Leo Bassi

Sala Mirador, Madrid

Hasta el 1 de diciembre de 2019

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.