www.diariocritico.com
'El Ministerio del Tiempo' 3x01: despedidas y guiños a Hitchcock

'El Ministerio del Tiempo' 3x01: despedidas y guiños a Hitchcock

viernes 02 de junio de 2017, 11:54h
Ha vuelto 'El Ministerio del Tiempo' y lo ha hecho con fuerza, con un capítulo lleno de aciertos y errores, pero que sigue demostrando que, hoy por hoy, sigue estando un paso por delante del resto de producciones nacionales.

((ATENCIÓN SPOILERS))
Lo primero que ha llamado la atención ha sido cómo se ha notado la entrada de más dinero en su producción, los primeros minutos con la escena de la batalla de Teruel de la Guerra Civil han sido realmente espectaculares. Claramente, dinero bien invertido. Esa escena ha servido para poner punto final a la historia de uno de los tres protagonistas originales, Julián Martínez (interpretado por un Rodolfo Sancho que decidió no renovar). Su entierro ha servido para constatar que no habrá vuelta como en la segunda temporada. Su salida ha significado la vuelta del Pacino de Hugo Silva, que demostró más química con el personaje de Amelia, interpretado por Aura Garrido, en la segunda temporada.

Una vez puesto punto final a la historia de Julián, el capítulo ha pasado a homenajear al cine del gran Alfred Hitchcock, haciendo constantes guiños a muchas de sus películas como 'Los Pájaros' (con las gaviotas y el vestido de Amelia), 'La ventana indiscreta' (toda la historia de Salvador con la pierna escayolada), 'El hombre que sabía demasiado (con la escena en el cine) o, sobre todo, 'Vértigo', la película que estrenó Hitchcock en el Festival de San Sebastián de 1958. Toda la historia de Pacino con su novia es un calco de la trama de la obra maestra de Hitch e incluso se han atrevido a copiar la escena de los sueños, la de la caída o la del cementerio. Ha sido un riesgo, y es que es fácil palidecer ante la original, pero han conseguido salir adelante haciendo lo que mejor saben, entretener sin muchas más pretensiones.

El equipo sigue funcionando a la perfección y hay química entre ellos, Cayetana Guillén Cuervo y Francesca Piñón están estupendas como Irene y Angustias y, aunque Jaime Blanch siempre me parece algo sobreactuado, su homenaje a James Stewart ha funcionado. Más allá de los guiños constantes, a sus fans o a la cultura popular (MasterChef, "como Pedro por su casa"), el capítulo ha introducido a los que parecen ser los nuevos malos, una sección del Ministerio que no tiene muy claro el beneficio de que la historia de España siga siendo igual, sobre todo con cosas como el franquismo. Parece que esta trama va a estar presente a lo largo de la temporada lo que se acentuará con la incorporación de Macarena García como una joven Lola Mendieta.

Sin parecerme uno de sus mejores capítulos, (la trama principal con el plan de la novia de Pacino estaba cogido bastante por los pelos, más preocupada en hacer homenajes a Hitchcock que en ella misma, y no me vale como McGuffin), la serie funciona y sigue resultando totalmente entretenida. Y puestos a fallar que sea por pensar distinto y a lo grande como está haciendo Javier Olivares.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.