www.diariocritico.com
'Fargo' 3x05: sexo, mentiras y cintas de video
Ampliar

'Fargo' 3x05: sexo, mentiras y cintas de video

lunes 22 de mayo de 2017, 12:06h
La tercera temporada de 'Fargo' ha llegado a su ecuador y las cosas siguen sin despegar definitivamente, sigue habiendo gran nivel en la escritura, la realización y la actuación (hay que quitarse el sombrero ante Michael Stuhlbarg y su Sy) pero, por ahora, la serie está un peldaño por debajo de sus dos predecesoras.

((ATENCIÓN SPOILERS))

No es que este quinto capítulo haya sido olvidable, es más, me ha parecido uno de los mejores de lo que llevamos de temporada pero, a estas alturas, en cualquiera de las dos anteriores ya estaba metido completamente en la trama y en esta, la trama, sigue medio ausente. En un momento del episodio la perspicaz Gloria ya le explica al idiota de su jefe todo lo que ha pasado: "Érase una vez, un tipo apellidado Stussy contrata a un imbécil para robar a su hermano, el idiota conduce hasta el pueble equivocado y mata al Stussy incorrecto, fin de la historia". Básicamente eso es lo que ha pasado hasta ahora, adornado eso sí con mucho mimo y cuidado por Noah Hawley, con un malvado lobo feroz, dos hermanos peleados, una femme-fatale al estilo del cine negro y la única persona que parece capaz de poder detener al lobo.

Todo en su mejor estilo, pero la trama sigue cojeando. Varga, interpretado a la perfección por David Thewlis, parece más interesado en provocar reacciones en sus pobres vísctimas que en sacar provecho de ellas, Gloria, como ya hemos dicho, ya ha resuelto el caso pero sigue chocándose contra el muro de la estupidez de su jefe (uno demasiado grande hasta para los parámetros Coen) y los Stussy siguen dejando que sean otros los que tomen las riendas de (casi) todas sus decisiones, Ray con Nikki y Emmitt con Sy, aunque Varga vaya reemplazándole poco a poco como el hombre que le susurra al oído.

El capítulo empieza con tono de humor, con el chantaje de Nikki y Ray a Emmitt grabando un vídeo porno haciéndose pasar por este último y enviándoselo pidiendo una suma de dinero para no hacerlo público. Como les suele pasar a este par de timadores chapuzas, las cosas no salen como planeaban y la cinta la ve primero la esposa de Emmitt abandonándole inmediatamente junto a sus hijos. Justo antes de grabar la escena, Ray le pide matrimonio a una Nikki que parece albergar también ciertos sentimientos hacia él, aunque no tantos como los que tiene por el dinero y el bridge. Por ahora, Ray está mejor definido que su hermano y esta pareja, a pesar de ser de haber matado a un pobre diablo, cuenta con el cariño del espectador.

No ocurre lo mismo con Emmitt, por ahora, el hermano triunfador sigue pareciendo un capullo, pero ni siquiera un capullo malvado, sino un estúpido capullo. Por ahora, no le hemos visto nunca hacer realmente nada, todas las decisiones parece haberlas tomado su fiel Sy y, aun así, Varga ha conseguido que le ponga en duda. Y es que ha sido el pobre y fiel Sy el verdadero protagonista del episodio. Ha visto como Varga le quitaba su despacho e introducía sus genitales en su taza de café favorita. Ha visto como su mundo se derrumbaba y, aun así, ha intentado volver para resolverle los problemas a Emmitt. Una vez que este le daba mano libre para lidiar con su hermano y Nikki, hemos visto como toda su rabia no iba encaminada a buscar una solución violenta sino a intentar una salida dialogada. Claro que una vez que Varga manda a sus matones, Sy contemplará impotente la brutal paliza a Nikki sin hacer nada y huirá asustado y derrotado: "Los enemigos están a las puertas... ¡Dentro de las puertas! ¡Están fornicando con nuestras tazas!".

- Más noticias sobre 'Fargo'

- 'Fargo' 3x04: de vuelta a Minnesota

- 'Fargo' 3x03: de paseo por los cerros de 'Barton Fink'

- 'Fargo' 3x01: más que un inicio, un 'déjà vu'

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios