www.diariocritico.com
Mindhunter: en la mente del asesino
Ampliar
(Foto: Netflix)

Mindhunter: en la mente del asesino

lunes 23 de octubre de 2017, 10:02h

Ya es otoño y eso siempre significa una cosa: nueva temporada de series. Hoy vengo a hablaros del último estreno de Netflix: Mindhunter. De la mano del maestro director David Fincher (Seven, El Club de la Lucha, Perdida) y basada en el libro Mind Hunter: Inside FBI's Elite Serial Crime Unit, nos llega una serie basada en hechos reales que narra el viaje hacia la mente de algunos de los asesinos en serie más famosos de América por parte de dos agentes del FBI, interpretados por Jonathan Groff (Looking, Glee) y Holt McCallany, un casi veterano en pequeños papeles de Fincher. El reparto lo completa la maravillosa Anna Torv (Fringe) con un papel pequeño, pero de enorme magnetismo (o tal vez me estoy dejando llevar por el fanatismo y el cariño a Torv).

Parte de mi entusiasmo con Mindhunter ya venía de largo. David Fincher es uno de mis directores actuales preferidos y sabía que tenerlo detrás de las cámaras iba a ser una garantía, pero no basta con eso. Decidí que iba a entrar en Mindhunter por David Fincher y Anna Torv y me he quedado por mucho más. Algunos de los diálogos son fascinantes, en especial las entrevistas a convictos. El personaje de Jonathan Groff se gana a pulso el cariño del público. El equilibrio entre las tramas profesionales y personales de los tres protagonistas está bien manejado y todos presentan sus conflictos en ambos campos. La estética está muy cuidada. Y tal vez lo más importante, la serie sabe tratar temas tremendamente escabrosos sin caer en el morbo o en la violencia innecesaria. Mindhunter no pretende ser visceral de modo literal.

Resolver preguntas es el primer propósito de los personajes de Mindhunter, así que no esperéis una serie del FBI al uso. Aquí no habrá tiroteos o alocadas persecuciones policiales. El 90% de la serie son conversaciones entre agentes, convictos y profesionales de la salud mental intentado encontrar la respuesta a los enigmas “¿por qué un asesino en serie hace lo que hace?” y “¿podemos prever de algún modo este tipo de conductas?”.

De izquierda a derecha: Jonathan Groff, Anna Torv y Holt McCallany

No todo es positivo en Mindhunter: habrá a quien le saque de quicio el ritmo y, como ocurre con muchas de las series originales de Netflix, a veces se tiene la sensación de que se está caminando en círculos. Esto se acentúa especialmente en los dos primeros episodios, que pueden generar la sensación de “vale, bien, pero ¿adónde va todo esto?”. Y es verdad que en Mindhunter no hay una trama que vaya de principio a final en la que se investigue un caso o se persiga a alguien. Como la definiría algún amigo mío, se trata de una de esas “series de gente hablando que tanto te gustan”. Si se habla de cosas interesantes esto puede ser maravilloso pero, si no os llama la atención el tema, no lo intentéis con Mindhunter porque os va a hartar en dos episodios.

Si, por el contrario, os interesa la temática o simplemente sois fans de Fincher, Jonathan Groff o Anna Torv, os recomiendo encarecidamente que le echéis un vistazo. Los diez episodios que componen la primera temporada están disponibles en Netflix y la serie ya ha sido renovada por una segunda temporada. Ojalá la disfrutéis.

Xabier Rodríguez Fraile

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.